Estoy convencida de que te gusta conocer restaurantes donde no tengas que elegir entre platos indescifrables e ingredientes dignos de ser buscados en la Wikipedia. Taberna de Castellana es lo que te ofrece, una carta pura, sencilla y directa. Cuando lees el nombre de Taberna de Castellana te esperas, Gambas al Ajillo, Rabo de Toro, Croquetas de Jamón, Lomo de Merluza y Arroz con Leche. Platos de toda la vida que están hechos con buen género, un local cómodo y un servicio agradable, ¿verdad? Y entonces, ¿qué más quieres? pues como yo siempre quiero más, un día me dijeron: "pásate el jueves y prueba nuestro cocido madrileño"... y fue una gran sorpresa. ¿Quieres ver su carta?.
Cuando hablamos de gastronomía, ¡Galicia suena fuerte! #galiciacalidade. En el Restaurante Gallego, tienes eso mismo, nada más y nada menos, un bocado de su mar, una mirada a su tierra y cómo no, un sorbito de su emblemático vino. Este restaurante gallego no es pretencioso, no hay sabores enmascarados y no hay recetas inverosímiles. En cambio hay un buen producto, una carta sincera, un trato amable y una cuenta final por pagar que no te hace fruncir el ceño (sabes que no me gusta que me salgan esas arruguitas del demonio).

En cumplimiento de de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar