EL PAPEL DE LOS COLCHONES DE MINICUNA Y CUNA EN EL BIENESTAR DE LOS BEBÉS

| |

Los colchones de cuna o mini cuna son fundamentales, ya que durante sus irregulares pero constantes fases del sueño, l@s bebés prosiguen con el desarrollo de su mente y de su cuerpo. Razón por la que el descanso debe ser la prioridad durante su crecimiento.

En el mercado hay varias marcas que se dedican a su fabricación, como Lémur con sus colchones de cuna y minicuna cuya calidad, textura y adaptabilidad aseguran un buen sueño a la par que una total seguridad.

LOS COLCHONES DE CUNA PARA BEBÉS

A diferencia de muchos de los animales que habitan el planeta, el ser humano precisa de una gran atención y cuidados en su primera etapa de desarrollo, por ello, es importante tener en cuenta qué colchones de cuna o mini cuna se van a necesitar para proporcionar un buen descanso a l@s bebés.

Si bien la seguridad en este aspecto acostumbra a manifestarse a través de cunas altas y cerradas, cuyos barrotes impidan al niñ@ sufrir una caída al escabullirse de su pequeño templo, los colchones de cuna son de una importancia igual o superior. De hecho, la elección de un buen colchón de minicuna y cuna para los bebés puede incluso prevenir enfermedades. Razón de más para tenerlo en cuenta y no olvidarse de ello ni al viajar con niñ@s.

 

LA IMPORTANCIA DEL DESCANSO 

Indagando en una de las áreas que, y con razón, más sistemas de seguridad dedica a los recién nacidos, los colchones de cuna de la firma Lémur son de los más reconocidos y utilizados, constatando su uso especializado incluso en hospitales como la Vall d’Hebron o l’Hospital Clínic, en Barcelona.

Además de los colchones de minicuna para bebés de 0 a 12 meses y los de cuna hasta los 5 años, encontrando también colchones infantiles de 1 a 14 años en su catálogo. Aunando una serie de características que protegen al bebé en todo momento, en un crisol de líneas a tratar que van desde su puro descanso hasta la sensación de tacto o su material de confección.

FOMENTANDO LOS CICLOS DE SUEÑO Y DE VIGILIA

A pesar de la primera impresión, no sólo es la fragilidad lo que obliga a velar por la seguridad de l@s bebés, sino el hecho de que se trata de una fase capital de su largo crecimiento. De hecho, es justamente durante el sueño cuando se gesta buena parte del desarrollo psicológico y físico de los bebés.

A efectos prácticos, son seres humanos en fase de desarrollo, que apenas salir del útero ya están experimentando todo tipo de cambios en su percepción mental y corporal. Des del primer oxígeno que irrumpe en sus pulmones en el vagido, hasta la progresiva adopción del sentido de la vista mediante el que identificará a sus progenitores.

Por ello, es preciso mantener la calma ante aquell@s bebés que duerman bastante, aunque también es recomendable hacer que comprendan progresivamente la frontera entre la vigilia y el momento onírico para adecuar su horario a los ciclos comunes. Sin embargo, es posible que los más pequeños padezcan alguna vez de insomnio, tanto debido a una falta de comodidad o a la excitación como a causa del calor o el hambre. Pero, además de asistir tales factores como sea preciso, un colchón cómodo y seguro es siempre una invitación al sueño. Más aún, a sabiendas de cuán importantes son las fases de descanso durante su crecimiento.

DORMIR COMO UN BEBÉ

Trabajando el modo de conseguir que duerman tranquilamente, es preciso mencionar algunos de los beneficios de los colchones de cuna y minicuna y cómo contribuyen al bienestar de los bebés.

Tomando nuevamente el ejemplo de la firma Lémur, el uso de esta tipología de colchones, con toda la garantía de su calidad dado su uso incluso en incubadoras, es ideal tanto para prevenir la asfixia boca abajo, como para evitar y corregir la cabeza plana o regular la temperatura corporal. Esto es debido, principalmente, a que el uso de alta tecnología en la confección de los colchones de Lémur ha permitido dar con colchones que distribuyen la presión adaptándose a la forma del bebé y corrigiendo sus posturas.

Asimismo, están confeccionados con materiales libres de tóxicos, utilizando una materia prima natural e inocua cuyo estricto control de toxicidad permite que su ingesta tampoco pueda causar daño alguno al bebé. Además, incorporando un tratamiento especial contra alérgenos y bacterias, que actúan incluso tras el lavado, mediante el que prevenir la dermatitis, el asma y las alergias.

En suma, toda una serie de elementos y factores cuyo único propósito es el de asegurar el bienestar del bebé sin interrumpir en modo alguno sus ciclos de descanso. Lo que se traduce en un sueño con menos despertares a la vez que brinda una sensación suave y confortable.

COLCHONES DE CUNA TODOTERRENO PARA BEBÉS

Entrando en profundidad, los colchones de cuna y minicuna de Lémur se confeccionan con un HR con base de soja de 36kg/m3, lo que, además de una gran adaptabilidad al cuerpo del bebé sin comprometer su firmeza, favorece la transpiración resistiendo a la humedad, el deterioro y el calor.

Cuanto al confort, y añadiendo a su compromiso de calidad con colchones de algodón orgánico, utilizando fibras Biotherm, cuya suavidad y capacidad de absorber la humedad aportando frescura resulta ideal para la piel sensible que poseen los bebés. Prácticamente, un colchón todoterreno frente a cualquier adversidad que se pueda afrontar des del descanso en una cuna o minicuna,

Todo esfuerzo es poco cuando se trata de la salud y el bienestar de quienes heredarán el mundo. Y todo bebé necesita un colchón que se adapte como la madre adapta a él su cuerpo. Con toda la ternura, el amor y la clarividencia maternal que caracterizan el vínculo emocional de una familia.

Comparte esto:
Previous

RECETA INDIA DE BUTTER CHICKEN Y ARROZ BASMATI

RECETA FÁCIL DE GARBANZOS CON SOFRITO DE VERDURAS

Next

1 comentario en “EL PAPEL DE LOS COLCHONES DE MINICUNA Y CUNA EN EL BIENESTAR DE LOS BEBÉS”

  1. Qué importante es un buen colchón para los peques, desde el principio! Es básico para evitar problemas en el futuro o problemas peores… Gracias por los grandes consejos!
    Un abrazo,
    Iris Fogones

    Responder

Deja un comentario