Llevo siendo intolerante a la leche de vaca desde hace mucho tiempo, por eso consumo bebidas vegetales como la leche de almendras, avena, arroz y etc. Todavía recuerdo cuando era imposible poder desayunar fuera de casa, ya que al pedir un café con leche vegetal, te miraban como si hablaras chino o fueras “muy pija”.

Muchas personas me preguntan por la leche de soja que es la que está más incluida en la sociedad. Honestamente, trato de no beberla a no ser que no tenga otra cosa, ya que parece que no es tan saludable como se cree. Hay muchos estudios acerca de los motivos, que se pueden consultar en varios medios digitales.

Las bebidas vegetales, como la leche de almendra, son una alternativa a la leche de vaca, ya sea por intolerancia, estilo de alimentación, convicción ideológica y etc. Además de estas bebidas, se han creado otros productos provenientes de estas bebidas vegetales como postres, “yogures”, preparados para cocinar, batidos, “quesos” y etc.

¿A quién no le gusta un buen vaso de horchata de chufa fresquita? Hoy vamos a aprender a hacerla con una receta sencilla, rápida, saludable y ¡sin azúcar! siguiendo el reto de 7 días sin azúcar, ¿leíste el post? La horchata de chufa es una bebida deliciosa que tiene su origen en Alboraya, Valencia. Con un color blanquecido, parecido a la leche de vaca, puede llevar a error, ya que es de origen vegetal, concretamente, se hace con chufas. La receta de horchata más común se hace con agua, chufas, azúcar, canela y piel de limón para aportarle mayor potencia de sabor, en cambio, la que voy a preparar, está hecha sólo con agua y chufas D.O Chufas de Valencia.

¿Qué es la kombucha? Es una bebida probiótica que proviene de la fermentación de un sustrato y un scoby, es decir, un conjunto de bacterias y levaduras. Según terminas de leer esto, ¿verdad que no te apetece probarla y quizá te da algo de asquito? ¡Pues debes hacer todo lo contrario!

La kombucha, bebida milenaria de la que todo el mundo habla, se ha convertido en el refresco de moda, gracias a sus beneficios para nuestra microbiota, es decir, la flora microbiana normal que vive en nuestro organismo.

Se puede tomar sola, con hielo, con alguna rodaja de fruta de decoración, por la mañana, a mediodía y por la noche, sobre todo, cuando tengas alguna actividad que hacer, ya que aporta energía.

En cumplimiento de de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar