¿CÓMO RECUPERAR LA CUENTA DE INSTAGRAM O FACEBOOK?

| |

Instagram o Facebook son redes sociales muy presentes en nuestras vidas, ya sea por pura diversión o por relaciones profesionales, ¿qué hacer si se sufre una incidencia y cómo se puede recuperar la cuenta de Instagram o de Facebook?

Desde hace unos meses muchas cuentas se están viendo afectadas en la red social de Instagram, desde cuentas de macro o micro influencers, empresas y hasta particulares. Se dice que, debido a las actualizaciones constantes, tras el éxito que tiene el gigante TikTok, están teniendo problemas de seguridad, ¿será real o leyenda urbana?

RECUPERAR LA CUENTA DE INSTAGRAM O FACEBOOK

Si has llegado hasta aquí es porque has sufrido un ataque en Instagram o Facebook y te vamos a contar qué tipos de ataques hay, qué hacer para proteger tu cuenta o cómo recuperar alguna de ellas, llegado el caso.

SEGURIDAD Y REDES SOCIALES

Compartir en Redes Sociales cada momento de nuestras vidas se ha convertido es una costumbre más si cabe en estos los últimos meses. Cada vez pasamos más tiempo pegados al móvil y/o a la pantalla del ordenador, asumiendo una falsa sensación de seguridad sobre nuestra privacidad.

¿Realmente estamos protegid@s? ¿qué podemos hacer para asegurar nuestros datos? ¿nos roban nuestra cuenta o se lo estamos poniendo fácil a los ciberdelincuentes? A continuación, os contamos varios consejos que nos permitan anticiparnos, minimizar los riesgos en Internet y recuperar las cuentas de redes sociales hackeadas como Instagram, Facebook, etc.

CIBERSEGURIDAD

En primer lugar, tenemos que tomar conciencia de todo lo que llevamos en el móvil y las implicaciones que puede tener que toda esa información quede expuesta o se use de forma fraudulenta. Usamos el móvil para publicar en Instagram, enviar un meme a través de WhatsApp o Telegram, pagar con Bizum, etc.

No podemos imaginar un solo día sin usarlo y esto en gestión del riesgo es un punto único de fallo ya que sin nuestro móvil estamos perdidos. El ecosistema de nuestro móvil contiene todos nuestros datos, por tanto, si somos víctimas de un ataque en una sola aplicación la repercusión puede ser inmediata en el resto de los servicios instalados.

RIESGOS MÁS COMUNES

Los riesgos más comunes provienen de distintos ataques que intentan robarnos nuestras credenciales a través de ingeniería social: ofreciendo una apariencia veraz recibimos un WhatsApp, un e-mail o un SMS con un texto llamativo que nos incita a pulsar en un enlace para cambiar la entrega de un pedido, evitar que expire nuestra suscripción a Netflix, confirmar a nuestro banco nuestra clave de acceso e incluso recibir un supuesto pago que nos debe Hacienda (este último aunque parezca mentira existe y la tasa de éxito no es precisamente pequeña).

En ese momento picamos el anzuelo, introducimos nuestros datos y casi sin darnos cuenta nuestras credenciales pasan a manos de empresas que se dedican a la ciberdelicuencia y que automáticamente usan esos datos para suplantarnos y en muchos casos secuestrar nuestra información, por no hablar del incipiente aumento del número de fraudes financieros, debido a hackeos de cuentas, phishing, etc.

Para recuperar nuestras cuentas de Facebook o Instagram, más allá de la recomendación obvia de no confiar en este tipo de mensajes y contrastarlos sin pulsar ningún enlace, la prevención es una opción poco elegida por la mayoría, pero muy recomendada para que incluso si picamos en alguno de estos fraudes minimicemos el impacto en nuestra privacidad.

La mayoría de las aplicaciones nos ofrecen herramientas con las que mejorar la seguridad y que permiten protegernos antes estos ataques, pero debemos empezar por lo básico y ahí surge la responsabilidad individual de cada usuario en seguir estas sencillas recomendaciones.

¿CÓMO PROTEGER LA CUENTA DE INSTAGRAM O FACEBOOK?

Son muchas las personas que han estado publicando que les han suplantado, plagiado, hackeado la cuenta, realizado phishing y estafado a sus seguidores. Para que esto no ocurra o sea más difícil para los ciberdelincuentes conseguirlo, hay pasos a seguir muy eficientes.

CONTRASEÑAS

No solo se trata de tener una clave compleja sino de no reutilizarla en distintas aplicaciones (el problema es que, si en una aplicación quedara expuesta, automáticamente el resto estaría en peligro).

Para manejar estas contraseñas se pueden usar gestores de credenciales que nos permiten almacenarlas para evitar el típico “me he olvidado de mi clave”. Algunas apps de este tipo (con versiones gratuitas) son: Bitwarden y 1password.

Además, suelen permitir la generación aleatoria de contraseñas para poderlas cambiar con la frecuencia que estimemos oportuna (al menos 2 veces al año). Es interesante habilitar en estas aplicaciones la protección por huella o identificación facial, lo cual incrementa la seguridad de nuestros datos.

SEGUNDO FACTOR DE AUTENTICACIÓN

Tanto en Instagram, Facebook, Twitter como en servicios de mensajería como WhatsApp podemos habilitar esta opción que permite disminuir los riesgos de una posible suplantación de identidad.

Básicamente, añadimos una segunda clave que, en unos casos, se genera de manera aleatoria en el momento y con la cual podemos acceder al servicio por un plazo de tiempo determinado y en otros casos actúa como un código pin adicional (como es el caso de WhatsApp donde es más que recomendable activar esta opción). Gracias a ello, no tendremos que sufrir el proceso de recuperar una cuenta de Instagram o Facebook, entre otros.

PERMISOS A APLICACIONES EXTERNAS

Es conveniente monitorizar con frecuencia el acceso que damos de aplicaciones externas a nuestras cuentas de Google, Instagram, Facebook & Twitter. Es una opción muy cómoda, pero en muchos casos los “hackeos” centran sus objetivos en este tipo de servicios que pueden ser vulnerables. En ese momento esa usabilidad se convierte en un importante riesgo exponga por ejemplo nuestro acceso a nuestro blog personal y nos impida recuperarlo.

Desde el punto de vista profesional existen soluciones tecnológicas que permiten no solo minimizar los riesgos sino también asegurar la gestión reputacional completa en RRSS, así como la protección continua que disminuya el riesgo de tener un incidente de seguridad.

Desde el punto de vista de la publicidad y el marketing, es vital que los medios por los que comunican sus mensajes gocen de buena reputación y por tanto sean lo más seguros posible y puedan demostrarlo (por ejemplo, a través de auditorías e informes certificados).

El cumplimiento de la normativa vigente de protección de datos y de servicios en Internet es otro aspecto vital que tenemos que afrontar profesionalmente tanto desde la tecnología como desde los artículos que forman leyes como: LSSI, LOPDGG y el RGPD.

Si te pierdes y todo te suena muy extraño, lo mejor es que consultes con profesionales. Un bufete de abogados con experiencia real en el ámbito digital y que también pueda cubrir todas las necesidades a nivel de implantación tecnológica y ciberseguridad, Siempre es un buen acompañante si te dedicas a este mundo digital de manera profesional.

Post redactado por LetsLaw.

Comparte esto:
Previous

LAS MEJORES HAMBURGUESAS DE MADRID

RECETA CASERA DE RAGOUT DE PAVO EN CROCK POT

Next

Deja un comentario

En cumplimiento de de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar