¿Las embarazadas pueden comer jamón?

| |

Durante el periodo de gestación, muchas mujeres embarazadas comienzan a tener dudas sobre qué alimentación es la más adecuada, qué productos consumir y, por el contrario, cuáles eliminar y entre ellos, años atrás, se encontraba el jamón. Este era uno de esos alimentos restringidos debido a la posibilidad de adquirir toxoplasmosis, una enfermedad provocada por un parásito existente en las carnes crudas, o poco curadas, y que puede perjudicar seriamente al desarrollo del feto.

Sin embargo, numerosas investigaciones científicas recientes y ginecólog@s coinciden en que no es necesario evitar el consumo de jamón durante el periodo de gestación siempre y cuando tenga un periodo de curación suficiente para eliminar la aparición de la toxoplasmosis y además sea un producto de calidad.

¿Pueden comer jamón las embarazadas?

Un estudio científico realizado por el Centro Tecnológico Agroalimentario (CICAP) ha dado respuesta a este gran interrogante que se planteaban las embarazadas y algun@s nutricionistas en torno al jamón. Este concluye que pueden consumir jamón con total tranquilidad y seguridad durante el periodo de embarazo, a condición de que el jamón tenga al menos 18 meses de curación.

¿Es posible comer jamón durante el embarazo?

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia en colaboración con el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico, corroboran señalan que cualquier parásito existente se extingue durante el proceso de curación al que se somete el jamón ibérico.

Sin embargo, no todo el mundo sabe distinguir entre el jamón ibérico y el serrano. La diferencia fundamental reside en el origen del cerdo, ya que el ibérico procede de los cerdos de raza ibérica, es decir, son autóctonos de España.

Otro de los factores es su crianza y alimentación. Por ejemplo el cerdo ibérico de bellota se nutre a base de bellotas y recursos naturales disponibles en las dehesas: frutos silvestres, raíces y hierbas. Además, habita en extensos terrenos del suroeste de la Península Ibérica, conocidos como dehesas, un ecosistema natural cuidado. En España existen las mejores tiendas de productos ibéricos del mundo, donde la calidad está garantizada.

Pautas a seguir

Cualquier mujer en periodo de gestación debe tener en cuenta estas pautas si desea consumir jamón, siempre acompañadas de las recomendaciones y las opiniones de doctor@s, nutricionistas y ginecólog@s:

  • En primer lugar, es necesario saber identificar si el periodo de curación del jamón supera el mínimo necesario para ser consumido.
  • Debido a que, por lo general, los jamones envasados no suelen indicarlo en el etiquetado, es aconsejable comprarlo en una tienda de confianza donde adquirir productos ibéricos de calidad que cumplan con el tiempo de curación.
  • Aunque se decía que había que congelar el jamón ya que el parásito de la toxoplasmosis no sobrevive a temperaturas por debajo de los 20 grados bajo cero, la realidad es que no es necesario y además, la calidad del jamón a nivel organoléptico se perdería.

En conclusión, las mujeres embarazadas pueden disfrutar de jamón ibérico sin correr riesgo si toman algunas precauciones previas. Hay recetas deliciosas para hacer con jamón como unas coles de Bruselas horneadas con balsámico o unas judías verdes.

Comparte esto:
Previous

El baile social en un club especializado es la alternativa para cuidarse

Restaurante Olmo en Madrid

Next

22 comentarios en “¿Las embarazadas pueden comer jamón?”

Deja un comentario