Receta casera del caldo de huesos

| |

El caldo de huesos es un remedio casero delicioso con grandes diferencias del tradicional. El caldo tradicional se cocina unas 2 horas y con ello se consigue un agua con sabor y ciertos nutrientes. En cambio, el caldo de huesos se cocina un mínimo 24 horas con vinagre de manzana sin filtrar y se consigue un aporte de nutrientes mayor, como los minerales o el colágeno de los huesos y cartílagos.

Son muchas las indicaciones como inflamación, malas digestiones, gases, apetito constante, dolor en las articulaciones, escaso crecimiento muscular, microbiota alterada, etc. Para que sea así de beneficioso es importante elegir huesos de gran calidad: huesos de pasto, de ganadería ecológica o bien extensiva, ya que en la ganadería intensiva los animales están estabulados, es decir, llevan un estilo de vida poco saludable, con una alimentación basada en pienso y generalmente, un abuso de medicamentos.

El caldo de huesos

Hay muchas recetas de caldo de huesos, ya que se pueden variar casi todos los ingredientes, excepto el vinagre de manzana sin filtrar, por sus propiedades a la hora de extraer los beneficios de los huesos y de los cartílagos. Es importante que sea un vinagre sin filtrar, ya que así conserva las bacterias necesarias para este proceso.

Los huesos recomendados para realizar el caldo de huesos son el tuétano, la babilla, la rodilla, el espinazo y las carcasas de aves. Sin embargo, se pueden utilizar patas de pollo, oreja o manitas de cerdo, el hueso de jamón, e incluso los huesos de cordero, pero ojo al sabor.

Receta del caldo de huesos

Esta receta se ha preparado con un kilo variado de huesos de calidad. Entre ellos, cerdo, ave y ternera de indicación geográfica protegida Sierra de Guadarrama. Los tipos de huesos utilizados han sido babilla, rodilla, tuétano, espinazo, salado, jamón y carcasas de pollo.

Los beneficios de consumir carne residen, principalmente, en la ingesta de proteínas, aminoácidos, etc. Sin embargo, es crucial ingerir el colágeno que proviene de los huesos y cartílagos, para ello el caldo de huesos es la solución. 

Ingredientes para 2 litros aprox

  • 1 kg de huesos de cerdo, ave y ternera de IGP Sierra de Guadarrama: babilla, rodilla, tuétano, espinazo, jamón y carcarsa de pollo 
  • 3 litros de agua (hasta cubrir) 
  • 1 nabo 
  • 1/4 repollo
  • 3 cebollas con piel 
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana sin filtrar
  • 1 dedo de cúrcuma 
  • 1 dedo de jengibre 
  • 1 ramita de perejil
  • 4 dientes de ajo en camisa 
  • 1 cucharada de caldo concentrado natural, sino un poco de sal
  • 1 mix de hierbas aromáticas (tomillo, laurel, cilantro, etc.)
  • 1 mix de especias (comino, pimienta en grano, etc.)

Elaboración del caldo de huesos

  1. Para elaborar el caldo de huesos, hay que poner todos los ingredientes en la olla lenta, programar 24 horas a baja temperatura. 
  2. Pasado el tiempo, colar y reservar el caldo en una olla en un lugar frío. 
  3. Al día siguiente, retirar la capa de grasa de la parte superior con una cuchara.
  4. En ese momento se puede guardar directamente, calentar y consumir, o bien dividir en diferentes envases para que sea más sencillo su almacenaje. Si ese fuera el caso, calentar hasta ebullición, distribuir en los diferentes envases, dejar enfriar, tapar y conservar.

Trucos y consejos

  • Si se cocina en olla tradicional debe hacerse 24 horas a fuego bajo. Si es en olla rápida se necesitan 2,30 horas.
  • Para consumirlo se debe calentar hasta ebullición para evitar la proliferación de bacterias.
  • El caldo de huesos se mantiene 3-4 días en el frigorífico en buen estado y también se puede congelar. Para descongelarlo debe hacerse primero en el frigorífico. Una vez descongelado es muy importante llevarlo a ebullición antes de consumirlo.
  • Se pueden modificar los ingredientes, tanto los huesos como las hortalizas y especias. Lo que no puede faltar es el vinagre de manzana, el motivo es que facilita la extracción de nutrientes de los cartílagos y de los huesos. 
  • Las cebolla con piel aportan color, se pueden pelar y el caldo será más claro.
  • Entre las especias y hierbas aromáticas es recomendable añadir cúrcuma, jengibre, pimienta y perejil, entre otras, no solo por el sabor sino por sus propiedades.
  • El consumo del caldo de huesos con frecuencia tiene los beneficios del consumo de colágeno.
  • La receta de cubito de caldo casero es muy sencilla de elaborar y aporta mucho sabor natural.

El caldo de huesos se puede consumir directamente o también utilizar en otras recetas, es decir añadirlo como si fuera un caldo tradicional. Solo hay que tener en cuenta que el sabor será más fuerte, si así fuera habría que rebajarlo con un poco de agua. 

elblogdeceleste

Directora, editora y redactora de elblogdeceleste.

Me apasiona la gastronomía desde el producto, productores, experiencias, recetas, restaurantes hasta los viajes relacionados con la gastronomía.

Mi canal es el digital, tengo amplia experiencia en el sector, redacción SEO y gestión profesional de social media.

Colaboro en distintos medios nacionales digitales como periódicos, revistas y radio.

Además de mi formación en MKT digital y ventas, he estudiado cocina francesa en Le Cordon Bleu.

Participo en eventos del sector como ponente, presentadora, chef y jurado.

Comparte esto:
Previous

Recomendaciones para mantener el bienestar antes, durante y después de la menstruación

Receta de cubito de caldo casero

Next

Deja un comentario