RECETA DE CALDO DE GALLINA HECHA EN LA OLLA LENTA CROCK POT

| |

¿Cómo preparar un caldo de gallina que transporte a la infancia? Por un lado, elegir productos de calidad, luego saber tratarlos con algunos trucos, como “bronceado en el horno” y por último, una larga cocción de chup chup.

En la actualidad es más sencillo encontrar aves de calidad, ya que hay empresas “granjas” que han apostado por ello, a precios más adecuados, pues en las aves ecológicas los precios estaban desorbitados. Lo más sencillo es realizar la compra online directamente a esos productores y en casa, cocinar con paciencia y cariño.

EL CALDO DE GALLINA

El caldo de ave, ya sea de gallina, pollo o incluso pavo es imprescindible en una cocina. Tanto que hay empresas que se dedican a producirlo, ya sea en el formato de cubito o de líquido. En algunas ocasiones, muy pocas, ese caldo es completamente natural y de calidad, pues lamentablemente lo que se suele encontrar en los supermercados dista mucho de ser caldo de aves, sino procesados con sabor.

Aunque cada vez más se apuesta por un estilo de alimentación que “vuelve al origen” en el que comprar y consumir productos locales y de temporada, todavía hay lineales de diferentes categorías de alimentos que son “bombas de relojería para la salud” por su alto contenido en azúcar, grasa y sal.

RECETA DE CALDO DE GALLINA EN CROCK POT

Este caldo de gallina es el que hacía mi abuela como base para un montón de recetas, de hecho, no podía faltar en su caldo gallego o “del pueblo”, como se le llamaba en casa, y también, en su cocido madrileño.

Al hacerse en la olla lenta Crock Pot, la receta evoluciona, pues la cocción es de unas 20 horas a baja temperatura, lo que hace que todo se cocine lentamente y de manera constante, gracias a lo que se consigue un sabor sorprendente.

INGREDIENTES PARA 1 LITRO

  • 1/2 gallina del Mercado de Chamberí
  • 1 zanahoria pelada del Mercado de Chamberí
  • 1 trozo de apio
  • 1 puerro pelado
  • 1 nabo pelado
  • 1 colirrábano pelado de La Colmena Que Dice Sí!
  • 1 pizca de sal y de pimienta
  • 1 mix de especias al gusto de Carmencita
  • 1 poco de perejil
  • 6 vasos de agua aprox. hasta cubrir los ingredientes

ELABORACIÓN DE LA RECETA DE CALDO DE GALLINA

  1. Para hacer el caldo de gallina, primero precalentar el horno a 200° en función grill. Luego, poner la gallina en un recipiente apto para el horno y meter en el horno hasta que se haya dorado ligeramente la piel.
  2. En el recipiente de la olla lenta Crock Pot, poner la gallina, las verduras, la sal y las especias y cubrir con agua. Programar 20 horas a baja temperatura.
  3. Pasado el tiempo, reposar 1 hora. Luego, desechar lo que no se vaya a comer y reservar. Filtrar el caldo, poner en un recipiente y enfriar por completo en un lugar fresco.
  4. Quitar la capa de grasa solidificada con una cuchara y ya estaría listo para consumir o conservar.
  5. Para conservar el caldo de gallina, meter en botes de cristal o en cubitera y congelar.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • El truco de meter la gallina en el horno hace que el caldo tenga más sabor y lógicamente, cambia el color. Si se prefiere un sabor y color más suaves, prescindir de este paso.
  • Si se usa el caldo base y se añade una pechuga de pollo, un poco de picante y una guarnición fresca, se consigue el famoso caldo de pollo mexicano.
  • Con la carne de la gallina se podrían hacer otras recetas, como croquetas caseras.
  • Para maridar este caldo viene bien una copita de fino D.O. Montilla-Moriles.

Tener siempre disponible un buen caldo casero es una gran solución y ventaja, ya que permite hacer otras recetas como una crema casera de verduras, aportando un punto más de sabor, siendo igual de saludable.

Comparte esto:
Previous

RECETA CASERA DE LOMO CURADO

EL RESTAURANTE NOOR EN CÓRDOBA

Next

28 comentarios en “RECETA DE CALDO DE GALLINA HECHA EN LA OLLA LENTA CROCK POT”

  1. Un buen caldo siempre viene muy bien, le añades unos fideos … un plato de sopa rica, saludable y reconstituyente.
    Cada día se utiliza menos la gallina, es un ave, que aunque más dura que el pollo, da un caldo mucho mas sabroso; gracias por compartir, tengo que volver a utilizarla.

    Un bsote María

    Responder
  2. Es uno de los mejores caldos que hay. Con unos fideos o simplemente el caldo es una delicia como primer plato para una cena. En casa somos súper fans de los caldos. Me ha llamado la atención el colirrábano. Lo voy a echar yo también

    Responder
  3. La base de muchos platos que solemos tener congelado en casa. A mi adolescente le encanta y no hay noche que no quiera sopa con noodles, con verduras o ramen o simplemente una taza bien calentito para entrar en calor.

    Responder
  4. Que caldo más rico.
    Tiene un buen fondo y me ha llamado la atención lo de meter la gallina en el horno.
    La haré así, pero en mi olla a presión, a fuego muy lento, pues no tengo crock poc

    Responder

Deja un comentario