Receta de cubito de caldo casero

| |

Son muchas las recetas que incluyen un aporte de sabor extra, generalmente se usa un cubito de caldo industrial en vez de casero, sin embargo, estos productos contienen conservantes y colorantes artificiales nada beneficiosos para la salud. 

¿Para qué utilizarlos si se pueden realizar en casa de manera económica y sencilla? Sólo se necesitan diferentes hortalizas, carnosas y sabrosas, además de un mix de hierbas y especias que sean aromáticas y un poco de paciencia.

El cubito de caldo casero

El cubito de caldo cuando se elabora casero permite además de potenciar el sabor de un plato, adaptarlo a los gustos y necesidades de cada casa, intolerancias alimenticias, preferencias y recetas o platos específicos.

Si no se van a realizar en casa y se van a comprar en el supermercado, hay que leer bien las características, ya que a veces la publicidad es engañosa y lleva error con títulos como cubitos caseros. Sin embargo, pueden estar saturados de sal, grasas perjudiciales, aditivos, colorantes, conservantes, etc.

Receta de cubito de caldo casero

Esta receta de cubito de caldo casero se ha elaborado con un mix de hortalizas carnosas y sabrosas, muchas de ellas eran restos de otras recetas y estaban congeladas, ya que cuando sobran las hortalizas se pueden ir introduciendo en una bolsa y guardarla en el congelador hasta que esté completa. Luego, darle uso para hacer un caldo o cubitos.

Los beneficios de elaborar los cubitos de caldo casero son el control sobre los ingredientes, son sencillos, de preparar y de almacenar, se puede regular la cantidad de sal y además, se pueden preparar de diferentes sabores.

Ingredientes para 4 tarros de mermelada

  • 1 kg de mix de verduras carnosas (puerro, calabaza, zanahoria, cebolla, ajo, nabo, tomates, apio, etc.)
  • 300 g de sal gruesa
  • 1 mix de especias y hierbas al gusto (cúrcuma, jengibre, pimienta negra, tomillo, pimentón, comino, perejil, etc.

Elaboración del cubito de caldo casero

  1. Para hacer el cubito de caldo casero, poner las hortalizas en una olla junto con la sal a fuego bajo.
  2. Tapar y cocinar a fuego medio/ bajo hasta que las verduras suelten su líquido. Unos 20 min.
  3. Quitar la tapa y dejar que se vaya evaporando. Remover frecuentemente para que no se pegue. Unos 40 min.
  4. Cuando la verdura esté bastante seca y muy blanda, pasar por un robot de cocina y triturar.
  5. Una vez obtenida la pasta, distribuir en los envases elegidos y conservar.

Trucos y consejos

  • Esa cantidad de sal permite que al congelarse no se solidifique. Por este motivo es importante añadir poca cantidad de cubito en el agua. Mejor empezar de menos a más.
  • Se puede refrigerar y aguanta más de una semana o bien congelar. Lo ideal es distribuirlo en diferentes envases y tener tanto en el frigorífico como el congelador.
  • Esta cantidad da para al menos cuatro envases.
  • Las hortalizas, especias y hierbas se pueden modificar la gusto.

El cubito de caldo casero se puede utilizar en cualquier elaboración que incluya el uso de caldo casero. En este caso es de hortalizas, pero se podrían haber añadido algunas carnes, como el pollo, para aportarle otro tipo de sabor.

elblogdeceleste

Directora, editora y redactora de elblogdeceleste.

Me apasiona la gastronomía desde el producto, productores, experiencias, recetas, restaurantes hasta los viajes relacionados con la gastronomía.

Mi canal es el digital, tengo amplia experiencia en el sector, redacción SEO y gestión profesional de social media.

Colaboro en distintos medios nacionales digitales como periódicos, revistas y radio.

Además de mi formación en MKT digital y ventas, he estudiado cocina francesa en Le Cordon Bleu.

Participo en eventos del sector como ponente, presentadora, chef y jurado.

Comparte esto:
Previous

Receta casera del caldo de huesos

Desmontando la operación bikini: mitos y verdades para un verano saludable

Next

Deja un comentario