GUÍA PARA VIAJAR A POLONIA: VISITAS, HOTELES Y RESTAURANTES

| |

Al viajar a Polonia, en cada paso, se aprecia la gran influencia que ha tenido la Segunda Guerra Mundial y posterior el comunismo ruso. Desde nuevas ciudades como Varsovia, otras mejor conservadas, como Cracovia y restos del horror allí vivido, como Auschwitz.

Además de esto, que es quizá lo más evidente o el principal atractivo para el turismo, Polonia es un país con mucho potencial, algo que se percibe a simple vista, pues apenas hay PARO y son muchas las empresas con capital nacional e internacional que despuntan.

VIAJAR A POLONIA

Viajar siempre es un placer y más si es a Polonia, un país seguro, emergente, con precios asequibles y con ciudades que conservan su historia y otras totalmente nuevas que siguen las tendencias del progreso europeo.

CONSEJOS PARA VIAJAR A POLONIA

La mejor época del año para viajar a Polonia es en verano, pues las temperaturas suelen ser más agradables. Sin embargo, en primavera y en otoño también puede ser una buena alternativa.

Polonia es un destino con ciudades, pueblos y naturaleza, por eso es recomendable llevar protección solar, anti-mosquitos y paraguas. Además, hay que llevar tarjeta de crédito y eslotis, que es la moneda del país, necesaria para las propinas.

En cuanto al transporte, si solo se va a viajar a una cuidad de Polonia, lo ideal es moverse en taxi, autobús, etc. pues son de calidad y muy seguros. En cambio, si se van a visitar más ciudades, es preferible alquilar un coche.

Al viajar a Polonia desde España, se suele aterrizar en Varsovia o en Cracovia, sólo habría que consultar si hay vuelos directos y las condiciones de viaje por COVID-19. De momento, se pide vacuna o test y rellenar un formulario.

Teniendo en cuenta las circunstancias actuales, es decir el COVID-19, muchas personas optan previamente por contratar de un seguro de viaje que tenga todas las coberturas necesarias. Además, hay que saber que en Polonia las medidas de seguridad son más laxas, es decir hay normas como el gel hidroalcohólico, la mascarilla, etc. pero en la práctica son menos estrictas.

¿QUÉ VER Y QUÉ HACER AL VIAJAR A POLONIA?

Hay tantas cosas que ver y hacer al viajar a Polonia, tan solo hay que tener en cuenta previamente cuál es el objetivo del viaje, visitar grandes ciudades como Cracovia y Varsovia o perderse hasta llegar a Białowieża.

CRACOVIA

Cracovia es quizá una de las ciudades que mejor se conserva, ya que tras la Segunda Guerra Mundial los nazis pretendían alojarse en ella. Por este motivo, es recomendable un guía en español para disfrutar de las visitas culturales, conciertos, oferta hotelera y de restauración.

Si se va a recorrer la cuidad a pie lo mejor es alojarse en el centro, la oferta va desde hoteles buenos y caros como el Unicus Palace Hotel o el Copernicus Hotel, hasta alojamientos más modestos como P&J Apartments Floriańska o Draggo House.

Las visitas imprescindibles son la Plaza del Mercado de Cracovia, la Basílica de Santa María, el Castillo de Cracovia y Colina de Wawel, La Barbacana, el barrio judío llamado Kasimierz, la Fábrica de Schindler en Cracovia y el Museo de Arte Moderno.

A nivel gastronómico hay muchas actividades que hacer, por ejemplo visitar alguno de sus mercados como Old Kleparz, hacer un taller de Obwarzanek, comer en un bar de leche y también, disfrutar de sus muchos restaurantes.

RESTAURANTES EN CRACOVIA

Cracovia cuenta con una estrella Michelin, otorgada al restaurante Bottiglieria 1881. Así mismo destaca por numerosos restaurantes de cocina polaca tradicional, restaurantes judíos y una gran oferta de restaurantes de cocina internacional.

BOTTIGLIERIA 1881

Bottiglieria 1881, con 1 estrella Michelin, es un restaurante situado en la calle de Bocheńska, 5, cuyo origen está en la pasión del fundador, Robert Gumuliński, por el vino. En la actualidad, cuentan con dos menús degustación de cocina de producto elaborada, el corto y el largo, con posibilidad de su armonía correspondiente.

POD ANIOLAMI

Pod Aniołami es un restaurante ubicado en la calle de Grodzka, 35 con una decoración para admirar, ya que tiene varias plantas, todas con motivos polacos clásicos. Así mismo, la carta ofrece las elaboraciones típicas de la cocina polaca, con el matiz de que muchas son recetas históricas.

KLEZMER-HOIS

Klezmer-Hois, situado en la calle de Szeroka, 6, es otro de los restaurantes más recomendados y visitados del barrio judío. Es medio restaurante, medio librería, merece mucho la pena la visita al interior. La carta ofrece platos de la cocina judía muy interesantes.

HAMSA HUMMUS AND HAPPINESS ISRAELÍ RESTOBAR

Hamsa, en la calle de Szeroka, 2, es uno de los restaurantes más populares del barrio de judío de Cracovia. Su carta ofrece comida israelí, con raciones abundantes y en un entorno de gente joven y buen ambiente.

MILKBAR TOMASZA

Milkbar Tomasza es uno de los múltiples bares de leche de Cracovia, situado en la calle de Świętego Tomasza, 24. Este tipo de establecimiento ofrece cocina local, con elaboraciones sencillas a un precio muy económico, ya que están subvencionados por el estado.

SINGER 

Singer es uno de los bares más divertidos de Cracovia, ubicado en la calle de Estery, 20. Se reconoce fácilmente gracias a la decoración, que está monopolizada por las máquinas de coser Singer, de ahí el nombre.

ALREDEDORES DE CRACOVIA

La persona que decide viajar a Cracovia debe tener en cuenta que algunos días del viaje son para sus alrededores, ya que tanto Auschwitz y Birkenau como las Minas de Sal de Wieliczka, son lugares de visita obligada y qué mejor que con un guía español.

MUSEO ESTATAL DE AUSCHWITZ-BIRKENAU

Este museo representa la historia del antiguo campo de concentración y exterminio nazi, es decir, el horror de lo que el ser humano es capaz de hacer. La actividad dura unas 5 horas, ya que se visitan tanto Auschwitz como Birkenau.

Para llegar hasta allí hay autobuses que salen desde la Estación Central de Autobuses y tardan una hora y media aprox. Lo ideal es comprar todo online para no tener luego problemas. Al ser una visita que mezcla edificios y exteriores, se debe consultar la climatología.

MINAS DE SAL DE WIELICZKA

Las Minas de Sal de Wieliczka, consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1978, son otra de las visitas obligadas al lado de Cracovia. También se puede llegar en el autobús, sería el número 304.

Consideradas las minas más grandes de Europa, ya que hay un sinfín de galerías. La visita, que puede ser en español, es de unas 2 horas bajo tierra y consiste en recorrer algunos de sus pasillos y galerías, en las que ver agua subterránea, estatuas de sal, e incluso una capilla.

TARNÓW

Tarnów es una pequeña ciudad de Polonia, la segunda ciudad más poblada del voivodato de Polonia, después de Cracovia. Como en toda ciudad hay que visitar la Plaza Mayor llamada Rynek Tarnowie, el ayuntamiento, la Catedral de Tarnów y la Sinagoga Bimah.

RESTAURANTE PYZA

El restaurante Pyza, en la calle de Wekslarska, 6, es uno de los muchos que ofrecen comida local sencilla, bien elaborada y a precios muy asequibles. Su carta se compone de platos típicos como los pierogi que hacen cada día a mano.

LUBLIN

Esta cuidad, que pertenece a la Pequeña Polonia, fue un gran imperio en la época del Renacimiento. El casco antiguo cuenta con dos puertas, un castillo renacentista, bonitas casas burguesas y sótanos con bodegas interconectadas que muestran exposiciones de la ciudad.

A nivel cultural , hay que visitar el Castillo de Lublin, la Capilla de la Santísima Trinidad, el Museo Estatal de Majdanek, el Museo al Aire Libre de Lublin Village, la Plaza Po Farze, la Torre Trinity, la Ciudad Vieja, La puerta Grodzka, las Ruinas de la Parroquia, la Catedral de Lublin, La Puerta de Cracovia, el Monumento a la Unión de Lublin.

Para alojarse hay varias opciones y diferentes precios, pero lo ideal es que sea cerca del centro histórico, por ejemplo el hotel Alter o el Grand Hotel Lublinianka y algo más económico sería el hotel Wieniawski.

En cuanto a gastronomía se refiere, dentro del casco viejo hay un mercadillo con producto típicos, donde probar el cebularz. También, cabe la posibilidad de comprar cerámica polaca, para ello hay que visitar las tiendas con el sello de garantía.

RESTAURANTES EN LUBLIN

Al ser una cuidad universitaria hay infinidad de restaurantes, desde cocina tradicional polaca y de los países cercanos, hasta muchas opciones de comida internacional donde las pizzas y las hamburguesas son los platos más frecuentes.

CHATA 

Chata es uno de los mejores restaurantes para disfrutar de comida local, de calidad y con precios moderados. Además, el local, en la calle de Nadbystrzycka, 16, está decorado de manera clásica como si de una casita de campo se tratase.

ARMENIA

Armenia es un restaurante con terraza, como la mayoría de los que hay en el casco histórico de Lublin, situado en la calle de Rynek, 7, especializado, como su nombre indica, en la cocina armenia tradicional.

SW. MICHAL

Św. Michał, ubicado en la calle de Grodzka, 16, justo al lado del siguiente, es una mezcla entre restaurante de cocina polaca y carne, junto con cervecería artesanal. Está muy de moda, así que como en casi todos, se recomienda realizar una reserva.

QUEEN MAMA

Queen Mama es un restaurante de la calle de Grodzka, 16, que pertenece a un grupo hostelero, propietario de varios restaurantes de moda de la zona, incluido el de arriba. Aunque la comida es normal, destaca por el ambiente divertido para picar y tomar algo.

CUKIERNA CZEKOLADOWY

Cukiernia Czekoladowy, en la calle de Hugona Kołłątaja, 6, se trata de un conjunto de cafeterías y chocolaterías con una amplia carta de dulces, ideales para desayunar, merendar o comprar un capricho para llevar.

PARQUE NACIONAL DE BIAŁOWIEŻA

El Parque Nacional de Białowieża, considerado como Reserva Mundial de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, data de 1932, es decir es el parque más antiguo del continente.

Tiene un gran valor medioambiental porque se puede ver al bisonte europeo en libertad, más de 300 ejemplares, y cuenta con el bosque primitivo o la selva de Bialowieza, una gran extensión que no ha sido alterada por el hombre desde hace más de 400 años.

La mejor época del año para ver bisontes es al final del otoño e inicio del invierno, pues el follaje es escaso y eso proporciona una gran visibilidad. También, es más cómodo porque no hay que madrugar tanto para visitar lugares habituales donde el bisonte va a comer y beber.

Las recomendaciones antes de visitar el parque son elegir un alojamiento auténtico, como el hotel Żubrówka, con buena cocina, contratar una guía autorizada y luego, tener en cuenta el calzado, la ropa cómoda y de abrigo y un producto anti-mosquitos.

POKUSA

El restaurante Pokusa está justo en frente de hotel Żubrówka, en la calle Pałacowa, 6, en una casita típica de la zona. La carta está centrada de cocina polaca tradicional, con raciones importantes, precios económicos y calidad.

VARSOVIA 

Varsovia es la capital de Polonia y nada tiene que ver con Cracovia, pues fue arrasada casi por completo durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, conserva un bonito casco antiguo, totalmente reconstruido y diferentes puntos de interés como el Palacio de la Cultura y de la Ciencia, el Castillo Real, los Jardines Wilanów, el Barbacana, el Monumento del Alzamiento y el Museo del Ejército Polaco. Se puede contratar una guía en español y así organizar todas las visitas recomendadas.

Lo más recomendable al elegir alojamiento en Varsovia es el Hotel Raffles Europejski Warsaw y en frente, el Hotel Bristol. Si se busca algo más asequible el apartamento Folk by Anne, el Hotel Ibis Warszawa Stare Miasto, o los Old Town Kanonia Hostel & Apartments.

Si se quieren hacer actividades gastronómicas, qué mejor que asistir a un taller de cocina en Pierogi and More para aprender a hacer los pierogi, el plato típico de Polonia. También, se pueden visitar diferentes mercados, para comprar es ideal Hala Gwardii, para a picar el Hala Koszyki y para desayunar el Breakfast Market.

RESTAURANTES EN VARSOVIA

La capital de Polonia cuenta con una gran oferta en cuanto a restauración se refiere, de hecho, recuerda a cualquier gran cuidad con restaurantes de todos los estilos de cocina y precios, mercados gastronómicos, eventos de fin de semana con cocina local, etc.

GRUBY JOSEK

Gruby Josek, situado en la calle de Elektoralna, 24, en un local de dos plantas y con una decoración molona en blanco y negro, ofrece una carta de cocina polaca local, tradicional, elaborada con buenos productos.

CHARLOTTE

Charlotte es un conjunto de cafeterías bonitas y de moda, con varias ubicaciones en Varsovia, ideales para probar algunos bocados judíos, sobre todo en cuanto a pastelería se refiere. Además, tienen muy buen pan.

CAFÉ BRISTOL

Café Bristol es la cafetería del Hotel Bristol, ubicada en uno de los laterales, en la calle de Krakowskie Przedmieście, 42. En su bonito salón se puede tomar desde una copa de champagne, disfrutar de un brunch o simplemente, pedir un buen café.

Polonia tiene mucho que ofrecer, por ese motivo al viajar a este destino es importante tener claro qué se quiere visitar, las ciudades más emblemáticas o también, sus alrededores, donde todavía se puede apreciar lo más auténtico.

Comparte esto:
Previous

RECETA DE TORTILLA DE PATATAS CON CEBOLLA

RECETA DE NATILLAS DE VAINILLA

Next

18 comentarios en “GUÍA PARA VIAJAR A POLONIA: VISITAS, HOTELES Y RESTAURANTES”

  1. ¡Que recuerdos de Polonia leyendo este post! Cracovia me pareció preciosa, tan agradable para visitarla y pasearla… Y de Varsovia me impresionó la reconstrucción que ha sufrido tras haber quedado arrasado el 90% de la ciudad tras la II Guerra Mundial. Que ganas de volver a conocer más el país.

    Responder
  2. Ayyyy!!! Qué buenos recuerdos me ha traído este post!! Muchas gracias por traer de nuevo Polonia a mi mente! Y tomo buena nota para poder hacer los pierogi en casa, que me encantan!
    Un abrazo,
    Iris Fogones

    Responder
  3. Mechas gracias por este reportaje tan extenso! Algún día que me arme de valor iré. Mi abuelo murió en Dora, pero le pasearon por auswitsch, buchenwald, mathausen… No sé si podría visitar algún campo. Cierto es que a Cracovia le pasó algo parecido como a París, que quedó intacta porque les gustaba tanto que pensaban instalarse para vivir su imperio ario.

    Responder

Deja un comentario