Receta casera de truchas a la Navarra rellenas de jamón serrano

| |

El jamón serrano funciona muy bien con algunos pescados como ocurre en la receta de truchas a la Navarra, que consiste en cocinar las truchas rellenas de este manjar, primero fritas y luego se acaban en el horno.

Esta receta pertenece a la «cocina llamada viejuna», es decir a la cocina de madres y abuelas, de toda la vida. En cambio, no se debe perder, ya que además de estar deliciosa, tiene muchas ventajas a nivel nutricional.

Las truchas a la Navarra

Las truchas a la Navarra se preparan fácilmente, tan sólo hay que rellenarlas de jamón serrano de calidad y luego, cocinarlas. Se pueden acompañar de unas patatas panaderas o de una ensalada, dependiendo del resultado final que se busque.

Aunque las truchas son un tipo de pescado económico, la sequía, el encarecimiento de los piensos y la escasez de bellotas han hecho que el precio del jamón serrano se dispare. A pesar de ello, sigue tratándose de uno de los alimentos más demandados en la actualidad.

Receta de truchas a la Navarra

Parece que el origen de esta receta de trucha está en Navarra y alrededores, de ahí le viene su nombre. De hecho, según algunos datos lleva elaborándose desde el siglo XII con este tipo de pescado azul de río.

Las propiedades nutricionales del pescado azul con muchas, además de ofrecer un alto aporte en proteínas de calidad, es rico en minerales como el selenio, fósforo, potasio o magnesio y en vitaminas del grupo B.

Ingredientes para dos personas

Elaboración de las truchas a la Navarra

  1. Para hacer estas truchas a la Navarra, primero eviscerar las truchas, retirar la espina y proceder a abrirlas en forma de libritos.
  2. Añadir una pizca de sal, tanto por dentro como por fuera.
  3. Rellenar cada trucha con 3 lonchas de jamón serrano.
  4. Proceder a sellar la trucha. Colocar unos palillos de dientes para que no se abran y se derrame la guarnición.
  5. Enharinar las truchas.
  6. Freír las truchas a fuego medio durante unos 3 o 4 minutos por lado o, en su defecto, hasta que la piel de la trucha esté crujiente y dorada.
  7. Una vez fritas, colocar las truchas en una fuente de horno y añadir perejil, ajo, vino blanco y hornear 15 minutos.
  8. Para servir, retirar los palillos.

Trucos y consejos

  • Tras eviscerar las truchas resulta recomendable lavarlas con agua y secarlas, preferiblemente con papel de cocina. Se pueden pedir al pescadero que las prepare previamente.
  • Se puede cortar el jamón en trocitos para que la sensación al comerlas sea aún más agradable.
  • No sazonar demasiado, ya que el jamón serrano ya aporta su toque salado.

Las truchas a la Navarra son un plato muy interesante, ya que con sus ingredientes se consigue un sabor suave del pescado azul y un sabor intenso, gracias al toque de sal del jamón serrano. Así mismo, es muy recomendable a nivel nutricional.

Comparte esto:
Previous

Guía para viajar a Carcassone: visitas, alojamientos y restaurantes

Todo lo que hay que saber sobre la trufa negra de Soria

Next

Deja un comentario