Guía para viajar a Carcassone: visitas, alojamientos y restaurantes

| |

Viajar a Carcassone es una manera estupenda de conocer el sur de Francia, visitar sus monumentos y degustar su fantástica gastronomía. La cocina francesa es una de las mejores del mundo (de hecho, está considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO), gracias a sus productos, entre los que destacan vinos y quesos, así como sus chefs, como Joël Robuchon o Paul Bocuse.

Cuando se habla de Francia habitualmente se piensa solo en Europa, pero conviene saber que el país galo cuenta también con territorios de ultramar (Guadalupe, Guayana Francesa, Martinica, Reunión y Mayotte), ubicados en América y los océanos Atlántico, Pacífico e Índico.

Guía para viajar a Carcassone

El viajar a Carcassone es adentrase de lleno en la Región de Occitania, una de las 18 regiones metropolitanas que conforman el país vecino, y que hace frontera con España. Esta zona es especialmente conocida por su maravillosa gastronomía, la cuál está basada en productos de la dieta mediterránea.

Entre sus platos más populares destacan la bouillabaisse (una deliciosa sopa de pescado) el cassoulet (un guiso de alubias, carne y embutidos) y la cargolade (caracoles a la parrilla), entre otros platos. Esta región es además una destacada zona vinícola, con las DO de Languedoc y Roussillon.

Consejos para viajar a Carcassone

Carcassonne es también conocida como La Cité, destaca por ser una ciudad medieval con una impresionante ciudadela fortificada. Sus orígenes se remontan a la época romana, pero alcanzó su máximo explendor en la Edad Media. Gran parte de la fortificación se construyó durante el siglo XIII, y fue reconstruida en el siglo XIX por el arquitecto Viollet-le-Duc.

El mejor momento para visitar Carcassone es durante la primavera y el otoño, cuando el tiempo es suave y hay menos visitantes, si bien en invierno tiene mucho encanto, sobre todo si hay nevadas, aunque conviene saber que algunas atracciones turísticas pueden estar cerradas durante esta época.

El acceso a Carcassone desde España es sencillo, pudiendo llegar en coche, a través de la A9, que conecta con la A61 en Francia, en tren desde varias cuidades españolas, en avión, bien llegando al aeropuerto de Carcassone-Salvaza o a Toulouse-Blagnac o en autobús, mediante compañías que operan a nivel internacional.

Aunque Carcassone está considerado como un destino muy seguro, como en cualquier viaje que se realice, conviene contratar un seguro de viaje, para evitar así sustos posteriores por robos no deseados, así como una posible asistencia médica.

  • VIAJAR A CARCASSONE
  • Las mejores ofertas de vuelos a Carcassone aquí
  • Los mejores hoteles a los mejores precios en Carcassone aquí
  • Reserva los mejores tours y excursiones en Carcassone aquí
  • Alquila tu coche en Carcassone aquí
  • Reserva tu seguro de viaje aquí

¿Cuáles son los mejores alojamientos?

Carcasona ofrece disntintas opciones de alojamiento, aptas para todos los gustos y presupuestos. Se puede optar por alojamientos dentro de la Cité, con sus hoteles y posadas medievales. En la Cuidad Baja (Ville Basse) se pueden encontrar modernos hoteles rodeados de arquitectura histórica.

En Bastide Saint-Louis de disfruta de un ambiente más relajado, con variedad de alojamientos, además de restaurantes. Una opción diferente es buscar alojamiento en los pueblos circundantes, que ofrecen la opción de conocer la campiña francesa.

Hôtel du Château & Spa – Les Collectionneurs: Ubicado a apenas 30 metros de la entrada de La Cité, cuenta con piscina al aire libre, otra cubierta y spa con hamman, previa reserva. Ofertan clases de cocina para los huéspedes y desde su bar panorámico se disfruta de preciosas vistas a la ciudad.

Hôtel Du Pont Vieuxubicado dentro de un histórico edificio del siglo XVIII, cuenta con todas las comodidades modernas. Está situado a los pies de la cuidad fortificada, y algunas de sus habitaciones cuentan con vistas a las torres del castillo. Cuenta con habitaciones familiares (4 personas).

Villa perfecta para grupos con piscina: esta villa cuenta 3 habitaciones, es perfecta para grupos de 6 personas. Dispone de cocina totalmente equipada, piscina privada y zona de barbacoa en el jardín, demás de parking, también privado. Está ubicada en Pennautier.

Hôtel La Bastide Saint Martin: a 5 km del Canal Du Midi, este hotel cuenta con piscina exterior climatizada, cuidados jardines y parking gratuito. Algunas de las habitaciones cuentan con acceso directo a la piscina. Disponen de habitaciones familiares (4 personas)

Hôtel Le Parc – La Table de Franck Putelat: este lujoso hotel de 5 estrellas está ubicado en el centro de La Cité y cuenta con un restaurante de 2* en su terraza. El grupo cuentan con un segundo hotel en el que poder disfrutar de piscina.

¿Qué ver y qué hacer?

Una de las ventajas de viajar a Carcassone es que permite conocer cuidades vecinas, como Perpignan y Narbonne, todas ellas un encanto e historia únicas. Desde pasear por cuidades mediavales, hasta descubrir pequeñas bodegas con delicioso vino, hay un sinfín de actividades aptas para todos los públicos y bolsillos.

Carcassone

  • Descubrir la Ciudadela Medieval: explorar la Cuidadela, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, permite disfrutar de sus pequeñas calles empedradas y descubrir el Castillo Comtal, uno de los grandes monumentos de la cuidad. Contratar una visita guiada es una magnífica opción para descubrir todos los secretos que esconden los muros de la cuidad.
  • Asombrarse con la Basílica de Saint – Nazaire (antigua catedral de la ciudad), referente de la arquitectura gótica. Conviene visitarla de día para maravillarse con su vidriera.
  • Contratar un paseo en barco para ver el Canal du Midi, obra maestra de la ingeniería hidráulica, también patrimonio de la UNESCO.
  • Disfrutar de un recorrido nocturno, descubriendo el mágico ambiente en la Cuidad Baja.
  • Degustar y comprar los productos de la zona en sus pequeñas tiendas, como Foie Gras o Blanquette de Limoux.
  • Si se viaja con peques, se puede visitar una antigua escuela convertida en museo en la que van a poder escribir con pluma y tinta.

Perpignan

  • Esta cuidad es la capital de los Pirineos Orientales y como hecho histórico, perteneció a España hasta 1659.
  • El palacio de los Reyes de Mallorca (Palais des Rois de Majorque) sirvió como residencia real, y es posible visitar sus preciosos jardines, así como disfrutar de las impresionantes vistas panorámicas de la cuidad.
  • Visitar el Museo de Historia Natural de Perpignan, situado en el Castillet, una antigua puerta fortificada.
  • Descubrir el Campo Santo, el claustro y el cementerio medieval, uno de las atraccciones turísticas más curiosas de Perpignan.
  • Visitar la bodega de Robert Pierre, donde producen de Blanquette de Limoux, un vino blanco espumoso, como el cava o el champagne, y una de las primeras DOC de Francia. Este vino está considerado el espumoso más antiguo del mundo y se elaboró por primera vez en el año 1531, en la Abadía de Saint – Hilaire. Principalmente, se usa la uva mauzac, chardonnay y chenin blanc.
  • Disfrutar del ambien de la Plaza de la Loge, rodeada de edificios de estilo catalán, y de su mercado, donde poder encontrar y disfritar productos de la gastronomía local, así como artesanía de la zona.

Narbonne 

  • Palacio de los Arzobispos, en la actualidad este edificio alberga el Museo de Historia y Arqueología de Narbonne. Cuentan con una colección que abarca desde la Prehistoria hasta la Edad Media.
  • La Catedral de San Justo y San Pastor, una espectacular catedral gótica, que llama la atención por su arquitectura y ser la tercera más alta de Francia
  • El Canal de la Robine, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, atraviesa toda la ciudad, y permite disfrutar de los paisajes de la cuidad.
  • Para disfrutar de la gastronomía local el mercado cubierto de Les Halles permite conocer todos los productos frescos y de la zona.
  • Disfrutar de la visita a las antiguas bodegas subterráneas de la época de los romanos, conocidas como el Horreum Romano, que se utilizaban para almacenar mercancías.
  • Abbey of Fontfroide, ubicado a las afueras de Narbonne, esta abadía cisterciense es una de las mejores conservadas. Disfrutar de su arquitectura y descubrir sus cuidados jardines es un plan perfecto.

¿Cuáles son los mejores restaurantes de Carcassone y alrededores?

Viajar a Carcassone y alrededores permite acercarse a la gastronomía francesa, a descubrir sus famosos productos, entre los que destacan los quesos o el foie. Hay restaurantes para todos los gustos y bolsillos, desde reconocidos estrella Michelin hasta pequeños y coquetos bristrot con los que deleitarse de las especialidades de la zona.

Carcassone

  • Hôtel Le Parc – La Table de Franck Putelat**: ubicado en Carcassone, su chef, Franck Putelat, posee dos estrellas Michelin. Ofrecen una experiencia gastronómica excepcional, para la cual dispone de distintas opciones de menú (5 y 7 pases), incluido un delicioso menú del día, y se puede también pedir a la carta. Para los postres disponen de un espectacular carro de quesos variados.
  • Brasserie Le Donjon: Este restaurante de cocina tradicional francesa, está ubicado en el centro de la ciudad amurallada de Carcassonne. Ofrecen cocina casera y son especialistas en uno de los platos más reconocidos de la región, el Cassoulet. Se trata de un guiso parecido a la fabada, elaborado con alubias blancas, salchichas, tocino de cerdo, morcilla y en especial el pato.

Perpignan

  • L’Almandin: situado en Perpignan, su chef, Frédéric Bacquié, prepara sus platos utilizando únicamente producto de la zona, pesca local y horticultura de la llanura del Rosellón, con el objetivo de reducir el impacto medioambiental. Cambian la carta cada temporada para adaptarse a las estaciones, creando platos naturales, llenos de sabor, con reducciones con sabores muy concentrados, para que el cliente descubra nuevos territorios culinarios
  • La Galinette*: este restaurante de cocina creativa, ubicado en Perpignan, cuenta con una estrella Michelin.  Su chef, Christophe Comes es un amante de las plantas y tiene un fuerte compromiso con sus huertos y colecciones de cítricos y olivos, notas siempre presentes en sus platos, como el San Pedro, con su bouillabaisse reducido, hinojo confitado y rouille.

Narbonne

  • Les Grands Buffets: mucho se ha escrito ya sobre este gran buffet, que forma parte del Libro Guiness de los Records. Hay que reservar con varios meses de antelación para disfrutar de sus platos de cocina tradicional francesa, sus mariscos frescos, su espectacular surtido de quesos o sus deliciosos postres, todo ello por una tarifa plana. Como curiosidad, pesan al cliente antes y después de comer.
  • L’Ambassade: ubicado en las afueras de Narbonne, este restaurante, incluido en la guía Michelin, presenta ingredientes frescos de la zona. Su chef, Patrick Olry, buen conocedor de la región demuestra su buen hacer con sus menús degustación, basados en la trufa, las viéiras o las langostas, grandes responsables de la reputación de este brillante establecimiento.

Además de Carcassone, Perpignan y Narbonne, hay otros destinos en Europa que merece la pena conocer, a nivel de ocio y restauración, como es Nápoles o la Costa Amalfitana, dos lugares perfectos para adentrarse en la romántica y deliciosa Italia.

Algunas fotos son de Google.

Comparte esto:
Previous

¿Cuáles son los mejores restaurantes chinos de Madrid?

Receta casera de truchas a la Navarra rellenas de jamón serrano

Next

9 comentarios en «Guía para viajar a Carcassone: visitas, alojamientos y restaurantes»

  1. Menudo maleducado el Putelat, con 1 ocasión que hable con el y trata a los cocineros españoles como una mierda. Hay quien la Soberbia le puede

    Anda ya!!

    Responder
    • Hola, gracias por tu comentario! La verdad que Carcassonne es una auténtica pasada! Es un lugar para desconectar y disfrutar de cada detalle! Muchas gracias,
      un saludo,
      Celeste

      Responder
    • Gracias David! La verdad es que es una maravilla! Lo recomiendo completamente! Unos días para desconectar y disfrutar al máximo! Un saludo,
      Celeste

      Responder

Deja un comentario