DESCUBRIENDO LOS VINOS DE LÉON CON “LÉON SE VIVE”

| |

Gracias a acciones como “León Se Vive”, organizada por el Consorcio de Turismo de León, se dan a conocer y posicionan algunos de los productos gastronómicos de la zona como los vinos o el botillo del Bierzo, entre otros.

León cuenta con una gran riqueza, tanto a nivel cultural con sus monumentos, museos o rutas, como a nivel gastronómico con productores locales, innumerables bodegas y una amplísima oferta de restaurantes y bares.

LAS DENOMINACIONES DE ORIGEN

Antes de avanzar con los vinos típicos que se elaboran en Léon, hay que tener en cuenta qué es una denominación de origen. Se trata de un concepto que identifica un producto con origen en un lugar determinado, cuya calidad y/o características se deben exclusivamente a un medio geográfico determinado, con los factores naturales y los factores humanos propios, y cuyas fases de producción se llevan a cabo en su totalidad en la zona geográfica definida.

En el caso del sector del vino, una D.O. es la unión de productores o viticultores y elaboradores o bodegas, que deciden en conjunto la mejor manera de trabajar la tierra y de elaborar el vino, de acuerdo a las características intrínsecas de la zona geográfica, además del saber hacer ligado a la misma y contrastado en el tiempo.

Cada D.O. establece las condiciones de producción y elaboración para así lograr que los vinos vinculados a su origen tengan la mayor calidad, por ejemplo factores naturales, como el suelo y el clima o factores humanos como el saber hacer.

Para producir uva destinada a la elaboración de vino con D.O. hay que cumplir unos requisitos: el viñedo tiene que estar en la zona geográfica delimitada, debe corresponder a las variedades de uva autorizadas, deben seguir unos requisitos técnicos de producción, como son la densidad de plantación, etc.

El órgano de gestión, elegido democráticamente, que se encarga de que todo esto se lleve a cabo recibe el nombre de Consejo Regulador, donde está representados de forma paritaria los productores o viticultores y los elaboradores o bodegas.

LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN DE LEÓN

Esta D.O. es el resultado de muchos años de esfuerzo entre más de 250 viticultores y más de 35 bodegueros del sur de León. Desde la época romana esta zona se convirtió en camino de paso de l@s viajer@s que atravesaban la mayor zona de producción: La Vía de la Plata y El Camino de Santiago.

Posteriormente, la zona sur de León fue la responsable de abastecer de sus diferentes vinos de a toda la zona norte de la Península Ibérica. De hecho, gracias a varios monasterios se hizo posible el resurgir de la viticultura, tal y como se refleja en los documentos que posee el archivo de la Catedral de León que datan de la segunda mitad del siglo X.

Esta actividad está tan arraigada que es visible en la multitud de bodegas-cuevas rupestres excavadas en pequeñas lomas de tierra arcillosa, con galerías naturales y con un microclima ideal para elaboración del afamado vino de aguja.

En 1.985 un grupo de cooperativas y bodegas inician los primeros pasos para formar una Asociación Profesional de Viticultores, Elaboradores y Embotelladores, cuyo objetivo fundamental era lograr una D. O. para sus vinos.

Hoy en día, siendo ya una Denominación de Origen desde el 27 de julio de 2007, el objetivo principal es que el consumidor aprecie el esfuerzo, esmero y dedicación que se invierte para elaborar los vinos de León.

ACCIONES DE PROMOCIÓN DE LA D. O. DE LEÓN

La D.O. de León tiene como objetivo la promoción y posicionamiento de sus vinos, tanto nacional como internacional. Para ello, realiza diferentes acciones a lo largo del año como la formación de profesionales del sector de la gastronomía y sumillería o el enoturismo en las diferentes bodegas de la DO León, entre otras.

LOS VINOS DE LEÓN

La zona sur de León es productora de tres vinos, vino blanco, elaborado a partir de un mínimo del 50% de variedades blancas principales y de un 50% variedades blancas autorizadas. Un vino rosado, elaborado a partir de un mínimo del 60% de variedades principales Prieto Picudo y/o Mencía y un 40% de variedades tintas autorizadas y/o blancas principales y autorizadas. Y un vino tinto, elaborado a partir de un mínimo del 60% de variedad Prieto Picudo y/o Mencía y un 40% de variedades de uvas tintas autorizadas.

VARIEDADES DE UVA DE LOS VINOS DE LEÓN

Se debe considerar que en León hay diferentes variedades, las principales que corresponden a algunas de las autóctonas, como la prieto picudo y al albarín blanco, y las autorizadas, con las que se pueden hacer coupages siguiendo las proporciones que autorice la D. O.

PRINCIPALES VARIEDADES DE UVA

Como uvas principales estarían la prieto picudo, que es una variedad tinta y representa el 69% de la superficie cultivada de viñedo, la albarín blanco que es una variedad blanca que representa el 3% de la superficie cultivada de viñedo, la mencía que es una variedad tinta y ocupa el 4% de la superficie de viñedo cultivada, la verdejo es una variedad blanca que representa el 6% y la godello que es una variedad blanca que ocupa menos del 1% de la superficie cultivada de viñedo.

VARIEDADES COMPLEMENTARIAS DE UVA

En cuanto a las uvas complementarias autorizadas estarían la tempranillo, que es una variedad tinta que representa el 17% de la superficie cultivada de viñedo, la garnacha tinta que ocupa menos del 1% de la superficie cultivada de viñedo, la malvasía que es una variedad blanca que ocupa menos del 1% de la superficie cultivada de viñedo y la palomino, que es una variedad blanca que ocupa menos del 1% de la superficie cultivada de viñedo.

ELABORACIÓN DE LOS VINOS DE LEÓN

Tanto en la extracción del mosto y como en las técnicas usadas sólo podrán utilizarse sistemas mecánicos que no dañen los componentes sólidos del racimo. La elaboración, el almacenamiento, la crianza y el embotellado ha de realizarse en las bodegas enclavadas dentro de la zona de producción que deberán cumplir la normativa.

El envejecimiento de los vinos de León se realizará en barricas de roble, teniendo en cuenta que en los vinos tintos existen las siguientes categorías: crianza, con un período mínimo de envejecimiento de 24 meses, reserva con un periodo mínimo de envejecimiento de 36 meses y Gran Reserva con un periodo mínimo de envejecimiento de 60 meses.

Esta segunda campaña de León Se Vive todavía no se puede llevar a cabo en zona, sino de manera virtual, debido a las complicaciones generales que está causando la pandemia. Quizá el año que viene se pueda comunicar desde allí y disfrutar de una escapada gastronómica.

Comparte esto:
Previous

RECETA DE LUBINA A LA PLANCHA CON CREMA DE COLIFLOR Y FALSO CUSCÚS DE COLIFLOR CON MENTA Y PISTACHOS

RESTAURANTES DE COMIDA ESPAÑOLA A DOMICILIO EN MADRID

Next

17 comentarios en “DESCUBRIENDO LOS VINOS DE LÉON CON “LÉON SE VIVE””

  1. Tengo que probar ese rosado, desde que or vi hablando de el el otro día en el directo… Y así empiezo a quitarme esos prejuicios, y salgo del solo blanco o tinto.

    Responder
  2. H e probado varios de estos vinos y me encantan. Los rosados son mis favoritos. Raul Perez es todo un artista y me han encantado sus videos, todo un referente en el mundo del vino. Muy chulo el post

    Responder
  3. Muy interesante el post y una buena descripción de los vinos, deseando probar algunos de ellos con una reunión de amigos y rodeados de una buena comida.

    Responder

Deja un comentario