Receta casera de crackers de semillas

| |

Los crackers, elaborados con semillas o sin ellas, son parte fundamental en las tablas de queso, aperitivos con ingredientes de textura untuosa y también, como sustituto del pan tradicional en una comida o cena.

Los crackers del supermercado ofrecen poca variedad y además, suelen ser productos elaborados con aceites refinados y exceso de sal. Pero existen alternativas más saludables, sobre todo si se hacen en casa.

Los crackers

Existe la teoría de que la receta original de los crackers nace en Massachusetts en 1792, cuando Theodore Pearson elaboró un pan parecido al cracker, con harina y agua. Se popularizó entre los marineros ya que se conservaba durante largos periodos.

El gran éxito para este snack llegó de la mano de Josiah Bent, quien parece que quemó un lote de galletas en su horno de ladrillo, a las que llamó crackers por el ruido crujiente que hacían al morderlas.

Receta de crackers de semillas

Fáciles de hacer, los crackers caseros con o sin semillas son muchísimo más saludables que los industriales y se pueden combinar con infinidad de ingredientes: semillas, especias, etc.

Muy ricos en ácido omega-3, los crackers de semillas pueden ayudar a desinflamar el cuerpo, por lo que son ideales para consumirse durante el ciclo menstrual. Estos ácidos grasos también ayudan a reducir los triglicéridos, el colesterol LDL o la presión arterial.

Ingredientes para 2 personas

  • ½ taza de semillas de lino de Mercadona
  • 1 cuenco de especias al gusto
  • ½ taza de pipas de girasol crudas
  • 3 cucharadas de aceite de albahaca de La Chinata
  • 1 vaso de agua
  • ½ taza de semillas de chía
  • 1 pizca de sal
  • ½ taza de pipas de calabaza crudas
  • 1 pizca de sal
  • ½ taza de semillas de sésamo
  • 50 g de anacardos crudos de Casa Ruiz
  • ½ taza de pipas de girasol crudas

Elaboración de los crackers de semillas

  1. Para elaborar esta receta de crackers de semillas, precalentar el horno a 200º, arriba y abajo.
  2. Mezclar todas las semillas en un bol y añadir el agua, el aceite, las especias y la sal.
  3. Remover y dejarlo reposar durante 15-20 minutos para hidratar y favorecer que suelten la gelatina que tienen (mucílago), que es lo que luego va ayudar a amalgamar la masa.
  4. Forrar con papel de horno una bandeja y echar la mezcla, y esparcirla en una capa fina. Cortar con cortapastas.
  5. Hornear durante 15 minutos. Darle la vuelta y tenerlo otros 15 minutos.
  6. Sacar y enfriar en una rejilla sin el papel.

Trucos y consejos

  • Es importante enfriar sin el papel de hornear, esto pasa también con los bizcochos y los panes. El papel hace que el alimento “sude” y aunque se enfríe, no se seca y no quedan crujientes.
  • Se pueden hacer también en la deshidratadora, pero los tiempos varían, deben de estar entre 12 y 14 horas.
  • Las especias dependen de los gustos de cada persona, puede añadirse por ejemplo curry o albahaca.
  • El aceite de albahaca puede sustituirse con el aceite de oliva virgen extra.
  • Una tabla de quesos y una copa de Freixenet son los compañeros ideales.

Esta receta de crackers de semillas es perfecta para acompañar un hummus de aguacate, o consumirla como un snack saludable pues, además, puede durar meses si se guarda en un recipiente hermético.

Comparte esto:
Previous

Receta de cordero al horno con ensalada de escarola

Receta casera de pollo a la cazadora

Next

28 comentarios en «Receta casera de crackers de semillas»

    • ¡Anda! Me encanta la idea, ¿cómo las haces?
      Justo tengo harina de garbanzo y no sé qué hacer con ella.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Es el snack perfecto! Apenas lleva trabajo, es sano, fácil y encima quedas genial con tus invitados.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Justo, son perfectos para cualquier momento, además al ser tan sanos nos ayudan con la línea!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Son perfectas para cualquier momento del día, a mi durante el trabajo me quita el gusanillo y así evito comer mal 🙂
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  1. Jo, ¡tiene pinta de que van a estar riquísimos! Tengo que probar a hacerlo, porque además no parece complicado (esto es importante para mi nivel de cocina, jajaja).

    Responder
    • Esta receta es de primero de cocina 😉
      Pruébalos, son súper fáciles de hacer y están riquísimos.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder

Deja un comentario