Receta casera de pollo a la cazadora

| |

El pollo a la cazadora es una de las recetas típicas por excelencia de la cocina tradicional italiana, concretamente de la región de la Toscana. Cada familia tiene su receta propia, que ha ido pasando de generación en generación. Sin embargo, a pesar de su antigüedad, este plato conserva intacta su popularidad.

Aunque el ingrediente principal y más habitual es el pollo, también se puede elaborar con otras carnes como la de conejo. Las carnes blancas, como el pollo o el pavo dan mucho juego en la cocina, pues debido a su sabor y textura quedan deliciosos en muchas elaboraciones, como el ragout en Crock Pot.

 El pollo a la cazadora

Las numerosas variaciones del pollo a la cazadora se basan en los ingredientes disponibles en cada estación y región en la que se elabore. Muchas recetas suelen incluir vino tinto o blanco y otras añaden setas como los boletus. Es importante consumir productos de temporada ya que el sabor de los platos será mucho más sabroso.

La calidad de los ingredientes juega un papel muy importante en la mayoría de las recetas, ya que en función de esta el plato tendrá un sabor u otro. Por este motivo hay que tratar de comprar pollo ecológico o con un sello que garantice su origen. De esta forma, además de contribuir al desarrollo sostenible, se fomenta la economía de los pequeños productores.

Receta de pollo a la cazadora

Para la elaboración de esta receta se han utilizado unos contramuslos de pollo sin piel junto con unas pechugas de gallinas criadas en libertad. Ambas opciones tienen un gran sabor y si se cocinan correctamente, quedan muy jugosas. Para ello es importante controlar el tiempo de cocción con el fin de evitar que queden poco o demasiado hechas.

La carne de las aves se caracteriza por aportar proteínas de calidad, muy necesarias para el desarrollo y recuperación muscular. Además, contiene numerosas vitaminas del grupo B y diversos minerales como el hierro, calcio, zinc, sodio, etc. Estos son imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo y para conseguir la energía necesaria para el día a día.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 contramuslos de pollo de Sertina
  • 2 pechugas de gallina
  • ½ cebolla pelada y picada del Mercado de los Mostenses
  • 2 zanahorias peladas y cortadas en rodajas
  • ½ rama pequeña de apio picado
  • 100 g de champiñón ecológico partidos en cuartos de Ecocentro
  • ½ vaso de vino blanco de D.O. Rueda
  • ½ vaso de caldo de pollo casero (en su defecto puedes usar agua)
  • 3 cucharadas de AOVE de Castillo de Canena
  • ½ cucharada de tomate concentrado de Mutti
  • ½ ramita de romero y de tomillo
  • 4 cucharadas de harina de garbanzo
  • ½ cucharadita de pimentón dulce de La Vera
  • ½ cucharadita de pimentón picante de La Vera
  • 2 dientes de ajo pelados y picados
  • 1 cucharadita de sal y pimienta

Elaboración del pollo a la cazadora

  1. Para hacer el pollo a la cazadora, primero limpiar el exceso de grasa que puedan tener las piezas.
  2. Partir en trozos medianos las pechugas, salpimentar y enharinar con la harina de garbanzo todo el pollo.
  3. Calentar una olla o cazuela amplia con aceite de oliva virgen extra y sellar el pollo a fuego medio alto. Retirar y reservar.
  4. Dorar el ajo y la cebolla en la misma olla.
  5. A continuación, incorporar las zanahorias y el apio. Cocinar durante 5 minutos.
  6. Agregar el pimentón y rápidamente el tomate concentrado, remover para que no se quemen.
  7. Incorporar el romero, tomillo y los champiñones.
  8. Verter el vino y dejar evaporar el alcohol progresivamente. A continuación, agregar el caldo de ave o agua y el pollo.
  9. Tapar la olla y cocinar durante 30 minutos a fuego lento.
  10. Para servir acompañar de la guarnición deseada.

Trucos y consejos 

  • En caso de no tener tomate concentrado, se puede utilizar tomate pera cortado en cubos pequeños.
  • El pollo se debe cocinar por tandas para evitar que se reduzca temperatura del aceite de oliva virgen extra. De esta forma se obtendrá un sellado perfecto.
  • Esta receta también se puede preparar en una olla de cocción lenta o en olla rápida, para ello en el paso 9 se cocinaría sólo 5 minutos.
  • Para disfrutar de esta receta acompañar d una copa de vino blanco D.O. Rueda.

El pollo a la cazadora es perfecto para el #batchcooking semanal, ya que al reposar la salsa los sabores adquieren mayor sabor. Asimismo, se puede acompañar con más hortalizas, puré de patatas, arroz cocido o incluso pasta. Otras recetas deliciosas de pollo son a la naranja o al ajillo.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de crackers de semillas

Receta casera de quiche Lorraine

Next

Deja un comentario