RECETA TRADICIONAL DE POLLO AL AJILLO

| |

El pollo al ajillo es una de las recetas típicas de la cocina tradicional española, ¿qué abuela no lo prepara para chuparse los dedos? De hecho, en cada casa se hace con un toque diferente, como ocurre con la tortilla de patatas o el cocido.

Aunque el ingrediente principal es el pollo, hay que tener en cuenta qué parte se elige cuando no se va a usar el pollo entero, por ejemplo los contramuslos son mucho más jugosos que las pechugas, al tener mayor cantidad de grasa.

EL POLLO AL AJILLO

Al probar un trocito de pollo al ajillo en seguida vienen a la memoria los recuerdos de la clásica cocina de las abuelas y de las madres, pues se trata de un plato muy frecuente en el recetario español.

Hay muchas opciones de pollo frito en otras cocinas, como el pollo frito al estilo americano o el pica pollo latino, entre otros. De hecho, el 6 de julio se celebra el Día Mundial del Pollo Frito. Sin embargo, el uso del ajo se le atribuye más a la cocina española.

RECETA DE POLLO AL AJILLO

Esta receta de pollo al ajillo destaca por la textura y el sabor del pollo, gracias a que se hace con contramuslos ecológicos de Las Landas, una zona reconocida a nivel mundial por la cría y cuidado de aves. Es importante elegir un ave de calidad, pues como ocurre en la mayoría de carnes, hay muchas que contienen demasiados medicamentos, mala alimentación y estilo de vida.

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

  • 2 contramuslos de pollo bio cortados en trozos pequeños de Sertina
  • 8 dientes de ajo sin pelar pero con un golpe para que se abran de Las Pedroñeras
  • 1 rama de perejil de La Colmena Que Dice Sí!
  • 1 rama de romero
  • 1/2 litro de aceite de oliva virgen extra de Oro de Cánava
  • 1/2 vaso grande de vino blanco de Emilio Moro
  • 1 pizca de pimienta negra y de sal de Carmencita

ELABORACIÓN DEL POLLO AL AJILLO

  1. Para hacer el pollo al ajillo, primero salpimentar los trozos de pollo, previamente cortados con un tamaño de un huevo o nuez.
  2. Poner el AOVE en una sartén grande y calentar. Añadir la cantidad de trozos de pollo que permita la misma y cocinar a fuego medio, mejor tapados para que no salpiquen, Ojo, debe haber espacio entre ellos. Igual se necesita hacer varias tandas, ya que es importante que estén bien hechos. Sacar y reservar.
  3. En la misma sartén, dejar sólo 1 dedo de AOVE e incorporar los ajos y dorar. Sacar y reservar.
  4. Añadir el romero 1 minuto y reservar. Este paso es opcional, pues la receta original no lo lleva.
  5. Volver a poner el pollo y los ajos, junto con el vino blanco. Cocinar a fuego bajo unos 15 min o hasta que reduzca a la mitad.
  6. Para servir, hacerlo con perejil cortado por encima y la rama de romero.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Cuanto mayor calidad tengan los productos, más sabor y textura.
  • Hay recetas que añaden un poco de harina a la salsa para ligarla, pero queda menos ligera.
  • También se puede añadir ajo picado, el resultado es un plato más indigesto.
  • Lo recomendable es freír el pollo en 2 ó 3 veces, depende de la capacidad de la sartén, ya que si se cocina todo a la vez, tardará mucho más al bajar demasiado la temperatura del AOVE.
  • Otra forma para hacer esta receta, es usar una Crock Pot que le dará al pollo al ajillo un sabor y textura más potentes.
  • El pollo al ajillo mejor acompañarlo con una copa de vino blanco de Emilio Moro.

El pollo al ajillo es una receta idea para el batch cooking semanal, ya que se puede hacer con antelación y disfrutar a posteriori. Aunque como mejor está es recién hecho, pues se aprecia todo su sabor y textura de la piel.

Comparte esto:
Previous

RECETA DE BANANA BREAD ZEROWASTE

RECETA DE BURRATA CON TOMATES CHERRY ASADOS

Next

4 comentarios en “RECETA TRADICIONAL DE POLLO AL AJILLO”

  1. Gracias Celeste por esta receta, la he hecho más de una vez y siempre ha quedado buenísima. El otro día leí tu artículo sobre freidoras sin aceite: https://elblogdeceleste.com/freidora-sin-aceite/ y me surgió la duda si se podría hacer una versión adaptada y no quedó nada mal. El pollo lo hice en la freidora y los ajos en la sartén como indicas y al final lo volví a poner todo junto en la sartén. De esta manera el pollo acaba cogiendo el sabor del “ajillo” pero se fríe con la freidora y queda menos aceitoso.

    Un saludo.

    Responder

Deja un comentario