Receta casera de salsa de barbacoa

| |

La salsa barbacoa es, sin lugar a dudas, una de las salsas más conocidas y utilizadas para acompañar muchos tipos de carne, patatas e incluso pescados, verduras y pasta. También es muy popular por su denominación en inglés, “barbecue sauce” y es la adaptación industrial para conseguir el sabor ahumado del propio asado de la barbacoa en una salsa.

Es uno de los saborizantes más comercializados del mercado y se distribuye en un sinfín de marcas diferentes como Hunt´s, la más demandada por hogares a nivel mundial. Sin embargo, las verdaderas salsas que se usan para la carne asada a la barbacoa son muy diversas y van más allá de los saborizantes industriales: desde la chimichurri, romesco o satay.

La salsa de barbacoa

Aunque el origen de la salsa barbacoa es incierto, algunas personas afirman que es una evolución de la salsa Worcestershire. Esta fue inventada en el siglo XIX como consecuencia de un descuido accidental de dos farmacéuticos ingleses, Lea y Perrins mientras intentaban replicar una receta india de vinagre picante.

Sin embargo, el método cocinado, popularmente conocido como barbacoa, se remonta a una época mucho más antigua, en concreto a tiempos prehistóricos, cuando el hombre era cazador. El origen de la palabra proviene de culturas posteriores prehispánicas. Existen dos teorías sobre este método, la primera afirma que proviene del maya Baalbak’Kaab (carne tapada con tierra, como la cochinita pibil) y la segunda, que se origina del taíno caribeño Barabicu (carne cocinada sobre andamios de madera).

Receta de salsa barbacoa

Como alternativa a las salsas industriales del mercado, esta receta de salsa barbacoa es muy sencilla de elaborar y combina ingredientes más saludables, alejados de los conservantes artificiales. Además, su elaboración se puede variar en función del sabor que se desee conseguir.

La preparación es rápida y sencilla y puede utilizarse como ingrediente de otras recetas como una pizza barbacoa o mezclada con salsa boloñesa para acompañar una pasta. El kétchup también se puede elaborar de forma artesanal en casa si se desea eliminar por completo el uso de una salsa artificial.

Ingredientes para 4 personas

  • 200 g de tomate frito de Mercadona
  • 115 g de azúcar moreno de Casa Ruiz
  • 200 g de ketchup de Heinz
  • 50 g de miel
  • 1 cebolla pelada, cortada y asada
  • 1 cabeza de ajos pelados, cortados y asados
  • 70 ml de vinagre de Jerez
  • 10 ml salsa Worcestershire Lea & Perrins
  • 15 g de mostaza
  • 0,5 g de pimienta negra molida
  • 3 g de pimentón de La Vera de Las Hermanas
  • 0,5 g de sal
  • 0,3 g de canela en polvo de Casa Ruiz

Elaboración de la salsa barbacoa

  1. Para elaborar esta receta de salsa barbacoa, lo primero es asar el ajo y la cebolla. Se pueden asar tanto en el horno, como a fuego lento en una sartén durante 30 minutos, vigilando que no se apague.
  2. Una vez asados, colocar en un recipiente apropiado y batir con la ayuda de una batidora hasta obtener un puré suave.
  3. Añadir todos los ingredientes en un bol, incluyendo el puré anterior. Mezclar todo correctamente.
  4. Agregar la mezcla en una sartén y cocinar a fuego medio durante 20 minutos. La salsa debe ir espesando y cogiendo una tonalidad más oscura.
  5. Introducirla en un bote hermético para que se enfríe.
  6. Servir como acompañamiento de un plato de hamburguesa casera con patatas.

Trucos y consejos

  • Si se desea añadir un toque picante a la salsa se puede añadir 0,5 g de polvo de chili y media cucharadita de tabasco.
  • La salsa se puede conservar perfectamente en el frigorífico.
  • El tomate frito de Mercadona se puede sustituir por salsa de tomate casera para conseguir una receta más sana.
  • Una cerveza Red Vintage de 1906 funciona muy bien con este plato.

Su rápida y sencilla elaboración hacen de esta receta de salsa barbacoa una idea maravillosa para incorporar salsas de mayor calidad a la alimentación diaria. Otros platos ideales para preparar con salsa casera son la peri-peri o unas deliciosas patatas bravas.

Comparte esto:
Previous

¿DÓNDE HACER LA COMPRA ONLINE?

¿CÓMO PELAR Y COCER ESPÁRRAGOS BLANCOS FRESCOS?

Next

38 comentarios en “Receta casera de salsa de barbacoa”

  1. Sorprendida por qué una receta tan industrial se puede hacer de manera casera. Me parece muy interesante que puedas realizar también el ketchup 🙂

    Responder
    • Es mucho más sana, desde luego! Además ahora que no se puede salir de casa qué mejor que tener la receta para prepararla!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  2. Creo que me voy a animar a hacer esta salsa barbacoa, tengo de todo en casa, ya te diré el resultado, lo que no te puedo dar es ningún truco para teletrabajar y cuidar de los niños estos días…me faltan horas y todo el mundo diciendo que tiene tiempo libre jajajaja

    Responder
    • Jaja, a mi me pasa lo mismo, todo el mundo tiene mucho tiempo, pero a mi no me da la vida!
      Si te animas a hacer la salsa cuéntanos cómo te queda!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  3. Siempre me he planteado qué ingredientes llevaría una buena salsa barbacoa, no las industriales que venden hechas que no me gustan nada. Me parece fácil de hacer, en casa gusta mucho así que me voy a lanzar a prepararla. Ya te contaré

    Responder
  4. Anda! Pues a mí tampoco se me hubiera ocurrido nunca hacerla en casa, me parecía que tenía que ser una receta muy complicada, me la guardo porque a mi hijo le encanta y siempre es mejor que las salsas industriales. Un besito!

    Responder
    • Pues es una receta sencillísima! Me sorprendió mucho lo fácil que es hacerla y lo rica que queda.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Me pasa lo mismo, no solemos consumirlas mucho en casa, pero esta me ha sorprendido lo deliciosa que está.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  5. Nunca se me habría ocurrido hacer la salsa barbacoa en casa, que bueno.
    Es probable que nos animemos a hacerla estos días porque veo que tengo todos los ingredientes necesarios, y precisamente no tengo salsa barbacoa, jajaja.

    Responder
    • Pues es el momento perfecto! Y si justo te falta, qué mejor que poder hacerla en casa para evitar salir!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  6. En serio?? Nunca hubiese pensado que se puede hacer en casa, eso sí… Se necesitan muchos ingredientes que ahora mismo no tengo pero me la apunto para más adelante!! Gracias Irene

    Responder
    • Está muy rica! No tiene tanto sabor ahumado como la industrial, pero te diré que yo prefiero esta. La industrial me parece que tiene un sabor demasiado intenso que se suele comer el sabor del resto de ingredientes.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Yo he usado un bote normal y corriente! Lo guardé en la nevera y listo. Está tan rica que no me dio tiempo ni a envasarla.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  7. Me encanta hacer mi propia salsa barbacoa! Gracias por tu receta Iris, la adjunto en mi librito a la que pillé a ese chef inglés tan simpático que cocina con las manos! 😂 Te regalo además otra acepción de la palabra barbacoa: los francófonos y anglosajones la sacamos del término francés “barbe-à-queue” porque los animales se ensartan de la barbilla a la cola y se va girando. Es muy probable que la acepción caribeña sea derivada de está. Los ingleses la han adaptado a “barbecue”. Feliz domingo!!

    Responder
    • Me encanta también Jamie Oliver! Y muchas gracias por otra nueva acepción, me encanta conocer todas esos detalles de la cocina!.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder

Deja un comentario