RECETA DE GAMBAS BLANCAS Y ROJAS AL AJILLO 

| |

Las gambas al ajillo son uno de los platos típicos de la cocina popular, sobre todo se puede disfrutar de ellas en bares y restaurantes de cocina tradicional española o que estén especializados en mariscos.

Aunque en la receta original se utilizan gambas peladas frescas, muchas personas elaboran este plato con gambas congeladas. Sin embargo, como todas las recetas, cuanta mejor calidad tengan los ingredientes, mejor será el resultado.

LAS GAMBAS AL AJILLO

Pocas recetas son tan sencillas como las gambas al ajillo, pues sólo se necesitan 3 ingredientes, las gambas de Villajoyosa, el aceite de oliva virgen extra y la sal. En cambio, también hay versiones en las que se añade cayena, perejil, un chorrito de fino, etc.

Gracias a la campaña llevada a cabo por Pescados y Mariscos de España, en colaboración con la Federación de las Cofradías de Pescadores, se está dando a conocer y motivando el consumo del pescado y del marisco de las costas españolas.

RECETA DE GAMBAS AL AJILLO

Esta receta de gambas al ajillo está pensada para hacerla al horno, al igual que ocurre con estos langostinos de Sanlúcar de Barrameda, pero se pueden cocinar de la manera tradicional que es al fuego directamente usando un recipiente de barro. Gracias a hacerlas en el horno quedan muy sabrosas, tiernas y sobre todo, se evitan humos y aromas innecesarios. 

Tanto la gamba blanca como la gamba roja son crustáceos, en cambio se diferencian en varias cosas, además del aspecto. La gamba blanca pertenece a la familia penaeidae, vive en el Océano Atlántico y en el Mar Mediterráneo en una profundidad hasta 400 metros, por contra la gamba roja a la familia aristeidae y sólo vive en el Mar Mediterráneo en una profundidad de más de 3000 metros.

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

  • 10 gambas blancas peladas de Villajoyosa
  • 4 gambas rojas pelado solo el cuerpo dejando la cabeza de Villajoyosa
  • 4 dientes de ajo pelados y laminados de Ajos Pedroñete
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de Can Rich
  • 2 cayenas 
  • 1 rama de perejil 
  • 1 pizca de escamas de sal 

ELABORACIÓN DE LAS GAMBAS AL AJILLO

  1. Para hacer las gambas al ajillo, primero precalentar el horno a 200 grados, en función grill.
  2. En dos recipientes aptos para horno, repartir el aceite de oliva virgen extra, los ajos, las cayenas y hornear hasta dorar en la parte más superior del horno.
  3. Mientas tanto limpiar las vísceras, excrementos, etc. de las gambas blancas, para ello, abrir con un cuchillo y tirar de ello, suele salir como si fuera un hilo, sino abrir más e ir limpiando con agua.
  4. Sacar con cuidado del horno, templar e incorporar las gambas rojas en un recipiente y las blancas en el otro.
  5. Pintar con un poco del aceite de oliva virgen extra o con un majado de ajo y perejil y hornear a 200 grados, en función grill por unos minutos, hasta que el marisco cambie de color. 
  6. Para servir, decorar con perejil y escamas de sal. 

TRUCOS Y CONSEJOS 

  • Para que las gambas al ajillo estén deliciosas, es mejor que no se cocinen mucho, ya que el AOVE estará muy caliente y las acabará de cocinar en el recipiente.
  • Con las cabezas y demás, se prepara un fumet ideal para hacer un arroz caldoso de pescado y marisco.
  • Es fácil encontrarse esta receta con langostinos.
  • Si se hacen en el fuego, es decir al barro, se deben seguir los mismos pasos.
  • Esta receta armoniza con una copa de amontillado de La Inglesa.

Las gambas al ajillo son una de esas recetas socorridas para sorprender en un aperitivo, además se hacen en seguida. También, se pueden acompañar con unas patatas bravas, otra receta icónica en cualquier aperitivo que se precie.

Comparte esto:
Previous

RESTAURANTE EL CAMPERO EN BARBATE

FOMENTAR LOS BUENOS HÁBITOS ALIMENTICIOS CON UNA FREIDORA SIN ACEITE

Next

20 comentarios en “RECETA DE GAMBAS BLANCAS Y ROJAS AL AJILLO ”

  1. Las gambas al ajillo están riquísimas, pero simplemente cocidas o a la plancha son una delicia y con pasta, arroz, verduras, etc quedan riquísimas. Están buenas con todo.

    Responder

Deja un comentario