Receta casera de langostinos al ajillo

| |

Los langostinos al ajillo son una receta tradicional y muy popular en la cocina española. Son muchos los bares y restaurantes que ofrecen este plato como tapa o, aperitivo o plato principal, en especial en la capital. Y aunque su origen es incierto, much@s lo sitúan en la Comunidad de Madrid y otros en el sur de la península, en las costas andaluzas.

En estas zonas costeras, también destacan otras recetas elaboradas con este crustáceo como la merluza a la marinera con almejas y langostinos, cóctel de marisco variado con piña y salsa rosa o un salpicón de marisco.

Los langostinos al ajillo

Los langostinos son un producto muy versátil que admite una gran variedad de elaboraciones desde al ajillo, a la plancha, al horno o a la sartén, entre otras. También puede formar parte de recetas como rollitos de verduras, parte de un relleno o en un arroz caldoso junto con otros mariscos.

Independientemente de su elaboración el producto utilizado debe ser de calidad. Existen una gran variedad de langostinos, entre los más conocidos destacan el langostino tigre y el langostino blanco, procedentes de Asia y del Sur de África. Su consumo se ha extendido cada vez más gracias a la proliferación de numerosos espacios controlados para la cría  y la posibilidad de comprarlo congelado en vez de fresco.

Receta de langostinos al ajillo

En esta receta de langostinos, el sabor predominante es el del ajo, el cual, mezclado con el resto de los ingredientes, resulta deliciosos. La elaboración de este plato es rápida y sencilla, y solo necesita ingredientes tan básicos y fáciles de encontrar como el ajo, un poco de aceite de oliva virgen extra, sal y langostinos.

La carne de los langostinos es una fuente rica en proteínas y ácidos grasos como el omega 3, valores nutricionales muy importantes para el desarrollo de una musculatura sana y prevención de enfermedades cardiovasculares. También poseen un alto contenido de hierro, mineral necesario que ayuda a combatir la anemia.

Ingredientes para 2 personas

  • 24 langostinos limpios y pelados de Pescanova
  • 1 pizca de sal al gusto
  • 2 dientes de ajo pelados y cortados en láminas
  • 1 guindilla cayena
  • 100 ml de AOVE de Almazaras de la Subbética

Elaboración de langostinos al ajillo

  1. Para preparar esta receta de langostinos, primero añadir una pizca de sal al gusto.
  2. Poner en una sartén aceite de oliva virgen extra y sofreír la guindilla y el ajo laminado.
  3. Añadir los langostinos cuando los ajos estén suficientemente dorados.
  4. Sofreír los langostinos hasta que pierdan la transparencia y adquieran el punto anaranjado que indica que ya están hechos.
  5. Servir en una cazuela de barro o en un recipiente que conserve el calor.

Trucos y consejos

  • Para la elaboración de este plato al ajillo, se pueden utilizar otros mariscos como las gambas, gambones, etc.
  • Lo ideal es servirlos en una cazuela de barro, pero en el caso de no tener ninguna, en una sartén también es buena opción.
  • También se puede agregar una cucharada de un buen vino oloroso para darle un toque delicioso a este plato.
  • Para acompañar el sabor de los langostinos al ajillo, una copa de vino blanco D.O Empordá.

Los langostinos son uno de los mariscos más sencillos para incorporar en casi cualquier receta y se pueden consumir tanto frescos como congelados. Otras alternativas igual de deliciosas son el salpicón, espaguetis de calabacín o con curry rojo.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de tortilla de patata guisada

Receta casera de salmorejo cordobés sin gluten

Next

33 comentarios en “Receta casera de langostinos al ajillo”

  1. ¡Hola Iris! Qué ricos los langostinos!!! En casa no los hemos preparado así y mira que es una forma muy tradicional. A ver si la próxima vez que vayamos a la pescadería pillo unos cuantos.
    Un abrazo,
    Karime

    Responder
    • ¡De los de toda la vida! Mira que salen ricos en casa, pero qué ganas de poder volver a disfrutarlos en algún bar…
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  2. Buena versión de las gambas al ajillo, que como cada vez son más pequeñas hay que tirar de langostinos para que por lo menos se note, además los langostinos Pescanova son de buen tamaño. Abrazos

    Responder
    • ¡Seguramente! Pero al final son culturas que están tan integradas que es difícil saber dónde está el origen. Pero la clave es que se hayan generado platos tan deliciosos como estos.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder

Deja un comentario