Receta casera de tortilla de patata guisada

| |

La tortilla de patatas es sin duda uno de los iconos por excelencia de la cocina española en cualquiera de sus variantes, ya sea la receta guisada o no. En los últimos años, este plato tradicional ha ganado mucho protagonismo, cada vez son más los restaurantes que compiten por tener la mejor tortilla de patata de Madrid.

Pese a que el origen de la tortilla de patatas se desconoce, algunas leyendas afirman que se sitúa en una casa humilde de Navarra. Ante la visita del general Tomás Zumalacárregui, un ama de casa preparó un plato con los pocos ingredientes que tenía a mano, huevos, patatas y cebollas. Al general le gusto tanto que lo popularizó entre sus tropas y poco a poco fue adquiriendo fama en toda España.

La tortilla de patatas guisada

La tortilla de patatas tradicional y su versión guisada son dos recetas típicas de la cocina española. Están elaboradas con ingredientes atemporales, disponibles durante todo el año. Por este motivo, es fácil encontrar un pincho de tortilla en la gran mayoría de bares y restaurantes.

A partir de la receta tradicional, hay múltiples variantes, tanto en el modo de cocinar los ingredientes como en el proceso de cuajado del huevo. También existe controversia en torno a la cebolla, muchas personas son partidarias de añadirla a este plato y otras no.

Receta de tortilla de patata guisada

El amplio repertorio relacionado con la tortilla de patata incluye su variante guisada. Aunque la más purista sólo lleva huevos y patatas, existen tantas versiones como hogares. Sea cual sea su elaboración, es fundamental elegir productos de calidad para obtener un buen resultado.

Esta recta de tortilla de patata sorprende con un ingrediente muy especial, el azafrán. Un condimento que tiene su origen en India, pero en la actualidad, Irán es el primer productor, seguido de España, Marruecos, India y Grecia. Este condimento es un poderoso antioxidante y reduce los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Ingredientes para 4 personas

  • 6 patatas peladas y cortadas en láminas finas Pataca de Galicia
  • 4 huevos de Cobardes y Gallinas
  • 300 ml de AOVE para freír de Jacoliva
  • 1 cebolla pelada y cortada en juliana de Proyecto Kulto
  • 1/2 cucharada de harina de El Amasadero
  • 200 ml de agua
  • 1 vaso de vino blanco de D. O. Somontano
  • 5 hebras de azafrán de La Casa del Azafrán
  • 1 piza de sal al gusto

Elaboración de la tortilla de patatas guisada

  1. Para preparar esta tortilla guisada, hay que salar y poner a freír en abundante aceite de oliva virgen extra las patatas, junto con media cebolla.
  2. Freír hasta que las patatas estén bien pochadas y dejar escurrir para evitar el exceso de aceite.
  3. Batir los huevos y mezclarlos con las patatas. Dejar cuajar la tortilla al gusto y reservarla en una cazuela.
  4. Agregar 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén, añadir la cebolla restante en gatos y sofreír hasta que esté bien pochada.
  5. Incorporar la harina a la cebolla y freír hasta que quede tostada para evitar un sabor crudo.
  6. Echar el medio vaso de vino blanco y dejar evaporar el alcohol completamente.
  7. Agregar el agua y remover correctamente, dejando que hierva durante un par de minutos.
  8. Echar las hebras de azafrán, molidas con la mano, en la cazuela donde está la tortilla.
  9. Colar el caldo por encima de la tortilla y dejar que cueza durante unos 4 minutos, pasado ese tiempo separar del fuego.
  10. Para servir es preferible hacerlo recién hecha, caliente, aunque también se puede comer templada e incluso fría.

Trucos y consejos

  • La tortilla de patatas guisada es una receta que se puede dejar preparada con anterioridad.
  • Es aconsejable acompañar la tortilla con un pan artesanal para mojar en la salsa.
  • También se puede preparar con patatas chips.
  • Para conseguir una textura más esponjosa de la tortilla se puede añadir una cucharada de leche al huevo, antes de mezclar con las patatas.
  • Esta receta funciona con una copa de cerveza artesanal de La Virgen.

Esta tortilla de patatas guisada es una receta rápida y sencilla que además se puede conservar y aprovechar para más de una comida. Otras alternativas para elaborar la tortilla de patatas son añadiendo una sobrasada de Mallorca.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de pisto manchego con huevo

Receta casera de langostinos al ajillo

Next

18 comentarios en “Receta casera de tortilla de patata guisada”

  1. Mi abuela hacía muchas veces la tortilla guisada, y mi madre también. Recuerdo ser pequeña y mi madre la dejaba hecha el día anterior porque tenía que trabajar y no estaría en casa para hacernos la comida. Yo la calentaba en el micro y al estar con la salsita seguía estando super jugosa y aún más sabrosa… que recuerdos.

    Responder
    • ¡Me encanta! Es genial cómo la comida puede transportarnos a recuerdos del pasado, es maravilloso.
      Me alegra que te haya traído buenos recuerdos.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Con eso conseguimos que el sabor se potencie y se asienten los platos, aunque reservar una tortilla de patatas para el día siguiente, es una labor muy complicada 🙂
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Totalmente, receta de las de toda la vida, de las que hacía mi abuela, ¡si es que no nos comíamos la tortilla antes! A veces, se usa para que las que han quedado algo secas, se les saquen partido. ¿Tú cómo la prefieres?
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Muchas gracias, ¿cómo la sueles hacer tú? ?tradicional, con cebolla, sin cebolla, con algo más…?
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Cierto, es como se hacía para cuando la tortilla era del día anterior o se había quedado seca. ¿Cómo la haces tú?
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • ¡No te creo! Es una receta de toda la vida, sólo que es muy difícil hacerla, no por la elaboración, sino porque si hay tortilla de patatas cuesta mucho no comérsela. ¿Te gusta cuajada o poco cuajada?
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • ¡Total! Es uno de mis platos preferidos del mundo, poco hecha y con cebolla, ¿a ti cómo te gusta?
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Cierto, es una receta de las abuelas, yo recuerdo a la mía hacerla cuando respetábamos no tocar la tortilla patatas. ¿Cómo te gusta la tortilla? un abrazo. Celeste

      Responder

Deja un comentario