RECETA DE PATATAS BRAVAS CASERAS

| |

He aprendido esta receta de patatas bravas en la escuela de cocina El gusto es nuestro, en la presentación de la nueva patata Princesa Amandine, una patata que nace a raíz del cruce de las patatas Charlotte y Marianna y que posee grandes cualidades organolépticas y nutricionales.

A diferencia de las patatas que encontramos actualmente en el mercado, Princesa Amandine es una patata cremosa, ligera y sabrosa, con una textura tierna, una piel extremadamente fina y un sabor que recuerda a la mantequilla. Es una patata muy versátil, ideal para tortilla, platos al vapor, en guisos, al horno, en crema o ensalada. Es una de los ingredientes preferidos de Fabián León, de MasterChef.

LAS PATATAS BRAVAS

Las patatas bravas son, junto con el cocido, uno de los platos madrileños por excelencia. Aunque en la actualidad esta receta es uno de los aperitivos más populares en cualquier parte de la gastronomía española, su origen se sitúa en la capital. Fue Ángel Muro, gastrónomo español y autor de “El practicón” quien, en 1893, las define como uno de los principales platos de los pobres de Madrid.

RECETA DE PATATAS BRAVAS CASERAS

La clave para que esta receta triunfe, está repartida a partes iguales entre sus dos ingredientes principales, la patata y la salsa. Como has visto usamos Princesa Amandine, por lo que la calidad del primer ingrediente está garantizada, pero ¿y la salsa? Este condimento es uno de los más castigados de nuestra gastronomía, ¿sabes la razón? A pesar de lo que mucha gente pueda pensar ¡la salsa brava original no lleva tomate!

INGREDIENTES PARA LAS PATATAS

  • 500g patatas Princesa Amandine
  • Sal al gusto

INGREDIENTES PARA LA SALSA BRAVA

ELABORACIÓN DE LAS PATATAS

  1. Para elaborar esta receta de patatas bravas hay que lavar y cortar las patatas en rectángulos.
  2. Confitar las patatas 20 minutos a 90ºC.
  3. Cuando estén confitadas, subir la temperatura y freír durante 5 minutos.
  4. Sacar y escurrir las patatas en un papel para quitar el exceso de aceite.
  5. Con un descorazonador hacer un agujero en la patata.
  6. Para presentar las patatas bravas, echar la salsa en el agujero hecho en la patata y decorar con un poco de cebollino picado.

ELABORACIÓN DE LA SALSA BRAVA

  1. Mientras se confitan las patatas, poner en un cazo el aceite y rallar los 4 dientes de ajo. Dejar a fuego suave durante 5 minutos, para aromatizar el aceite.
  2. Subir a fuego medio para tostar ligeramente y añadir el pimentón. Remover rápido para que no se queme.
  3. Agregar la harina y cocinar junto con el ajo y el pimentón.
  4. Añadir el agua caliente poco a poco y diluir el roux despacio, para evitar que salgan grumos.
  5. Cocinar durante 10 minutos y remover constantemente, para que no se pegue y reduzca.
  6. Probar y rectificar de sal.
  7. Echar la salsa en un biberón para que sea más fácil servirla.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • La piel de la patata Princesa Amandine es tan fina que se puede comer directamente sin pelar, aunque puedes pelarla si lo prefieres.
  • Guarda los “recortes” de las patatas, te pueden servir para añadirlos a un puré o a un guiso, recuerda el concepto #zerowaste.
  • Por lo general, la monda de la patata siempre se desecha, pero ¿sabías que ahí se concentra gran parte de su sabor? La próxima vez que peles unas patatas, lávalas bien primero y guarda la piel. Deshidrátala en el horno a 90ºC hasta que esté crujientes, muélela con un poco de sal y añádela como condimento.
  • La base de la salsa brava es un roux, un espesante natural muy usado en cocina. Siempre se compone de una harina y una grasa, y es la base de otras muchas salsas, como la bechamel.
  • Si al añadir el agua te quedan grumos, a pesar de haber mezclado bien, puedes usar una batidora para diluirlos.

¿Qué te ha parecido esta receta de patatas bravas? Es ideal para prepararla cuando recibes amig@s en casa, ¿verdad?. Otras opciones ideales para estas ocasiones son unos huevos rellenos, y si buscas opciones veganas, una deliciosa batata rellena.

*Gracias a Princesa Amandine por las fotos y el vídeo

Previous

RESTAURANTE LA TXULAPONA

TÉS PARA DAR UN TOQUE ESPECIAL A TUS RECETAS

Next

42 comentarios en “RECETA DE PATATAS BRAVAS CASERAS”

    • El punto picante es lo más, yo voy a hacerlas este fin de semana y usaré el pimentón picante 🙂
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  1. Menuda pintaza tiene esa patata brava, qué resentación más original y divertida. La receta me ha encantado. Creo que voy a intentarlo, por supuesto compraré patatas Princesa Amandine para que me queden así de bien! Muchas gracias Irene.

    Responder
  2. No sabes lo bien que me viene esta receta porque es perfecta para cuando tengo invitados que las puedo poner de aperitivo

    Responder
    • Me encanta conocer la historia de nuestros platos, y saber que las bravas son madrileñas me ha encantado.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Son unas patatas geniales, me ha encantado conocer este producto. Las hice al horno el otro día y el sabor es increíble.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  3. Es una de las mejores ilustraciones y recetas sobre patatas bravas que he visto. Delicioso y al detalle, el vídeo perfecto para aprender de Princesa Amandine, un gran grupo de buenos cocineros y cocineras. Y cosas como que la salsa brava original no lleva tomate, pues es algo que desconocía. Pero sobre todo, la receta en sí, perfecta y la patata brava, debe estar gustosa al máximo.

    Responder
    • ¡Muchísimas gracias por tu comentario Alicia!
      Es una receta que me ha encantado, tanto aprender como hacer. La textura de la patata en su punto justo, y aprender a hacer bien una salsa brava es genial.
      ¡Si te animas a hacerla, cuéntanos!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Y qué buen recuerdo, ¿verdad? A un bar castizo, de los de toda la vida, donde sabes que tienes calidad. Adoro estos lugares.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • ¡Quedas estupendamente! Yo voy a hacerlas este fin de semana, que vienen amigos a comer a casa.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Es que estas son unas bravas auténticas, no te puedes imaginar el sabor de la salsa y la textura de la patata, ¡buenísimas!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Es un aperitivo maravilloso, yo tengo comida en casa mañana y las voy a poner.
      Si las hacéis nos contáis.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  4. Que ricas están unas buenas patatas bravas, y qué difícil a veces encontrarlas…
    No conocía las patatas Amandine, la próxima vez las haré con esta patata. Tampoco sabía que la salsa no llevase tomate, que sorpresa…

    Responder
    • Pues a mí me han sorprendido mucho, me han encantado.
      Y la salsa, madre mía, hacía mucho que no probaba una salsa tan rica.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  5. Yo también las confito y luego subo a tope para dorarlas. Lo que no sabía es que la salsa brava original no llevaba tomate.
    Lo probaré la próxima vez

    Responder
    • Javi, un pajarito me ha dicho que eres un chef de primera, así que cuando hagas la salsa, invita 😉
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Pues a mí me ha sorprendido muy gratamente. Me encanta la textura que tienen, es muy suave.
      El otro día las hice en la cocotte al horno, con unos muslos de pollo y quedaron increíbles.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Me pasa igual, es uno de mis ingredientes favoritos, ¡es tan versátil!
      La salsa quedó deliciosa.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Me ha encantado esta patata, el otro día las hice al horno en casa junto con un pollo y tienen un sabor delicioso.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  6. Toma ya!!!
    Me dejas loca y con ganas de probarlas, no tenia ni idea de que la Alda brava original no tenia ni tomate y tampoco conocí estas patatas!
    Próximo aperitivo para invitados!!
    Muchísimas gracias

    Responder
    • Próximo aperitivo fijo, además son la presentación es ideal. Yo aluciné, tanmpoco sabía que la salsa brava no llevaba tomate, me encanta aprender estos trucos.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

En cumplimiento de de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar