Receta casera de alcachofas al horno

| |

Las alcachofas son una de las hortalizas más codiciadas, de hecho, existen recetas para todos los gustos, acompañadas de jamón, en tempura frita, al horno, confitadas en Crock Pot o en cocción tradicional. Solo presentan un inconveniente que a menudo crea confusión, cómo pelarlas para que queden lo suficientemente tiernas.

La realidad es que es necesario pelarlas mucho, hay que retirar al menos 3-4 capas y en algunas ocasiones incluso más, aunque depende en gran medida de la calidad de la pieza. Para saber este último dato, hay que fijarse en el color, este debe ser verde y sin muchas manchas negras. Por otro lado, la textura ha de ser dura y las hojas deben estar pegadas.

Las alcachofas al horno

La época ideal para consumir cualquier receta de alcachofas, al horno, fritas o cocidas, se sitúa entre los meses de noviembre, hasta abril o mayo, aproximadamente. Es una hortaliza sencilla de conseguir debido a la gran cantidad que se producen en la actualidad.

Esta hortaliza perteneciente al grupo de las flores deriva del término árabe al ´qarshuf, que traducido al español significa cardo pequeño. Se cree que los primeros cultivos de alcachofa en España tuvieron lugar en la época de Al-Ándalus, pero las raíces de esta hortaliza se remontan a una época mucho más antigua. Numerosas teorías afirman que procede del Noreste de África y ya era conocida y utilizada durante el Imperio Romano.

Receta de alcachofas al horno

En esta receta se ha empleado el horno para cocinar las alcachofas ya que facilita mucho el proceso de elaboración del plato. Gracias al calor, es mucho más fácil que las capas más superficiales de las alcachofas se desprendan.

A nivel nutricional, las alcachofas son uno de los ingredientes más adecuados para cualquier tipo de alimentación y sus beneficios son innumerables. Esta hortaliza es conocida por su mejora en el funcionamiento del hígado, en especial por la labor de limpieza que realiza, extendiéndose al resto del organismo. También destaca por su alto contenido en esteroles, una sustancia capacidad de reducir la absorción de colesterol.

Ingredientes para 4 personas

Elaboración de las alcachofas al horno

  1. Para conseguir que las alcachofas al horno queden en su punto, lo primero que hay que hacer es preparar un bol grande con abundante agua y el zumo de medio limón, gracias a este proceso se evita la oxidación de las alcachofas tras su manipulación.
  2. Para pelar las alcachofas, hay que retirar entre 3 y 4 capas de cada una, cortar las puntas y el tallo y rápidamente meter en el bol con agua y limón.
  3. Tras pelar las alcachofas, escurrir y cocinar, ya sea cortadas en cuartos o enteras.
  4. En una fuente apta para el horno, agregar un poco de aceite oliva virgen extra, junto con sal y pimienta en la base y colocar las alcachofas encima, con “la flor” mirando hacia arriba y ligeramente abierta.
  5. En un mortero, tras machacar el ajo, añadir seis cucharadas de aceite oliva virgen extra, pizca de pimienta negra y sal. Con esta mezcla, aliñar las alcachofas por encima y en su interior.
  6. Hornear entre 40 y 50 minutos, a temperatura media / alta, en horno con ventilador.
  7. Servir al momento acompañadas de unos taquitos de jamón o conservar en el frigorífico.

Trucos y consejos

  • Otra alternativa de preparación es pelar las alcachofas, recoger todas las hojas e introducirlas en una olla con un poco de agua, sal y pimienta. Dejar que cuezan durante unos 30 minutos, colar el caldo cuando estén frías y conservar en botes de cristal en el frigorífico.
  • El tallo no se tira, se reserva en una bolsita de silicona y se puede usar en cualquier salteado.
  • El caldo resultante puede ser sustituido por otros caldos más sabrosos como el de pescado o el de jamón.
  • Es muy importante el aceite de oliva virgen extra utilizado sea de calidad ya que todo el sabor se quedará en las hortalizas
  • No hay que prescindir del limón ya que ayudará a que la alcachofa no se oxide durante su manipulación.
  • Como maridaje de este plato es ideal una copa de vino blanco fino D.O. Jerez.

Las alcachofas al horno, además de poder disfrutarse como plato principal, son una guarnición perfecta para cualquier plato, sobre todo, por la función “de limpieza” posterior que tienen. Ayudan a que la comida sea más digestiva, por lo que es un perfecto acompañante de platos menos ligeros como un cochinillo o un  cordero asado.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de salsa César

Receta casera de ceviche de lubina

Next

26 comentarios en “Receta casera de alcachofas al horno”

  1. A mí las alcachofas me gustan tanto que me las como de cualquier forma, mi madre hacía una receta de alcachofas rellenas que me encantaba y ahora viendo tu receta al horno me ha hecho pensar en ellas. Un besito 🙂

    Responder
    • Me ocurre lo mismo y me da mucha pena que sean tan estacionales, es decir que para comerlas de Temporada duren tampoco tiempo, me ocurre lo mismo con los espárragos blancos.Muchas gracias, un saludo. Celeste

      Responder
  2. Nunca había preparado las alcachofas al horno con lo que me gustan a mi, que me quedo sola chupando las hojas, además un plato bien sano para compensar lo del cochinillo

    Responder
  3. Me ha encantado la idea de hacer un caldo con todas las peladuras, con lo que se desperdicia de las alcachofas…mira que no tiro nada, pero esto no lo había hecho nunca. ¡Gracias!

    Responder
  4. ¡Hola! Nunca he preparado las alcachofas al horno, es una de las verduras que me encanta comer cocidas o al vapor y con vinagreta. Y así hojita por hojita como pipas!!
    Un abrazo,
    Karime

    Responder
  5. Hazme las alcachofas, nunca las he preparado al horno y esta receta me ha gustado mucho. Gracias también por los consejos para no tirar nada y aprovechar todo en la cocina

    Responder

Deja un comentario