CALDO CASERO DE VARIAS CARNES EN CROCK POT

| |

El caldo es una receta muy socorrida para estas fechas señaladas, viene bien tanto para recibir seres queridos, como para ingerir los días previos y posteriores, pues es muy calentito, sabroso y ligero.

Puedes utilizarlo como aperitivo o primer plato, para comidas o cenas los días de antes y después, para el batchcooking semanal y como parte de los fondos en recetas. De hecho, hay algunas publicadas como los asados, las cremas y estofados, que requieren un buen caldo casero.

Si haces caldo en abundancia, puedes congelarlo dividido en frascos de cristal. Para ello, cuando hagas la compra, elige productos en frascos de cristal, son los más saludables y no transmiten partículas a la comida. Lo primero, es lavarlos bien, reservarlos y utilizarlos para estos momentos.

CALDO CASERO DE CARNE EN CROCK POT

Para elaborar un buen caldo casero sólo se necesitan ingredientes de la mejor calidad posible y algo de tiempo para poder realizar una cocción continua, constante y a una temperatura baja. Por ello, he decidido utilizar la Crock Pot, que es una olla lenta, eléctrica, con dos opciones de temperatura alta o baja y programable sin tener que estar pendiente.

Este tipo de cocción va muy bien a las carnes, ya que al hacerse de manera muy lenta y a baja temperatura, consigue ablandar cualquier tipo de carne e incluso, la grasa y las fibras, quedando jugosa y tierna. También le va muy bien a las legumbres, pues las deja en su justo punto de cocción, sin que se despellejen y con mucho más sabor, ¡mira estas fabes!

INGREDIENTES 

Los ingredientes son para dos ollas de caldo casero, suelo hacer en cantidades industriales, si sólo quieres hacer una olla divide las cantidades entre dos y tendrás la receta de manera individual.

  • Dos botes pequeños de restos de otros caldos que tenía de otra receta. Este punto es opcional, si no tienes, añade más agua.
  • Restos de verduras variadas de La Colmena que Dice Sí, cortadas en trozos grandes: dos de repollo, dos de cebolla, dos de apio, dos de puerro, etc.) piensa que no se van a comer pues suelen quedan muy grasas.
  • Mezcla de especias como laurel, pimienta negra y tomillo de Blackpepper & CO
  • Dos cucharaditas de pimentón de La Vera de Las Hermanas
  • Una pieza de carne sabrosa como morcillo de Vaca Negra que dividiremos en dos
  • Dos huesos grandes de jamón de Ibéricos Carrasco
  • Dos contramuslos de gallina o de pollo de Granjea
  • Una pieza de torrezno o panceta de Soria que dividiremos en dos
  • Abundante agua

ELABORACIÓN DEL CALDO CASERO 

  1. Para elaborar caldo casero, lo primero es preparar todos los ingredientes y las dos Crock Pot.
  2. Dividir los ingredientes entre las dos máquinas, para que haya lo mismo en cada una de ellas.
  3. Poner abundante agua hasta cubrir los ingredientes, con al menos un dedo por encima.
  4. Programar a temperatura baja durante 22 horas.
  5. Revisar a mitad de cocción y dar la vuelta a los ingredientes.
  6. Una vez finalizado el tiempo, retirar los ingredientes que no se vayan a ingerir y el resto guardar en un recipiente apropiado.
  7. Unificar el caldo en una olla grande y dejar enfriar en un lugar fresco.
  8. Pasadas unas horas, la grasa quedará en la parte superior, retirar con una cucharita.
  9. Dividir el caldo en botes y utilizar o congelar.

TRUCOS & CONSEJOS 

  • Si compras una pata o paletilla de jamón ibérico, reserva el hueso para que lo corten en la charcutería en huesos más pequeños para caldo y luego los puedas utilizar.
  • Elige carnes más económicas, más sabrosas y con más grasa como el morcillo, la falda, etc.
  • Antes de que las verduras se pongan malas, córtalas, ponlas en bolsas re-utilizables y congélalas. Así, siempre tendrás verduras en el congelador que sirven para purés, sofritos, etc.
  • Al comprar conservas es mejor elegir productos en frascos de cristal, da igual el tamaño, te servirán como tuppers, ya sea en fresco o congelado. Si son grandes, se pueden usar para cremas, caldos, etc. en cambio, si son pequeños, son mejor para salsas, especias, fermentados y demás.
  • Para desgrasar un caldo hay que enfriarlo. En invierno es sencillo, lo mejor es sacarlo a una terraza, balcón o ventana, dejarlo toda la noche y retirar la grasa al día siguiente con una cuchara.
  • Además de los frascos, también se puede dividir el caldo en porciones más pequeñas y congelar, como por ejemplo en una cubitera. Luego, se puede usar para un sofrito.
  • Con los restos de las carnes, en vez de ropa vieja, se puede hacer lasaña.

 

¿Qué te aparecido esta receta de caldo casero hecho en Crock Pot? Si quieres dar un vistazo a más recetas elaboradas con la olla lenta: estofado de carne al vino tinto, bacalao con verduras o pollo al curry.

Previous

REGALOS ORIGINALES PARA COCINILLAS

RECETA DE ESPAGUETIS DE CALABACÍN, CALABAZA Y LANGOSTINOS

Next

24 comentarios en “CALDO CASERO DE VARIAS CARNES EN CROCK POT”

  1. Que maravilla y que bueno te ha quedado, así a fuego lento es como me gustan las cosas y el resultado es extraordinario, yo al caldo le suelo poner tocino, puntas de jamón y algún hueso de rodilla, aunque lo que no falta tampoco es el morcillo

    Responder
  2. Siempre que puedo hago caldo casero en casa…Procuro echar los máximos ingredientes posibles para darle sabor. A falta de Crock Pot, lo hago en olla que me sale muy rico también. A ver si los Reyes se portan y me traen una!!

    Responder
  3. Tener una buena base de caldo es indispensable en la cocina.

    Huimos de los preparados que venden que llevan mucha sal e ingredientes, es mejor hacerlo en casa que sabes lo que pones y lo que no.

    Gracias por la receta.

    Responder
    • Es uno de los aparatos más sencillos de utilizar y que ofrece resultados increíbles. Solo tiene una pega que te tienes que organizar y yo soy súper organizada, así que sí, le he cogido el tranquillo. Un abrazo

      Responder
  4. ¡Qué buena pinta! Cómo me gusta el caldo casero, en casa siempre tenemos, viene genial para las cenas, y ahora con el frío más aún.
    Me encanta los trucos que das, con los restos siempre hago ropa vieja, no se me había ocurrido lo de la lasaña, ¡me encanta!
    Y el usar los botes de conservas es genial, así puedes poner menos cantidad que en un tupper grande, es más sencillo de congelar…¡Perfecto!

    Responder
    • Con los restos de los caldos queda muy bien cualquier tipo de relleno, incluso croquetas. Me alegro que los trucos te hayan servido, creo que son imprescindibles y se deben compartir. Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

En cumplimiento de de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar