Receta de caldo casero hecho en Crock Pot

| |

El caldo casero es una receta que tiene muchos usos para otras elaboraciones, además de consumirse tal cual. Por este motivo, es recomendable preparar una buena cantidad, que esté concentrado y luego, congelarlo.

Puede servirse en forma de aperitivo o primer plato, tanto en una comida como en una cena para ir abriendo el apetito. También, es ideal para el batchcooking semanal pues sirve de base para salsas, sopas, etc.

El caldo casero

Para elaborar un delicioso caldo casero, solo son necesarios ingredientes de la mejor calidad posible y algo de tiempo para poder realizar una cocción continua, constante y a baja temperatura. Para este último paso, la olla eléctrica de cocción lenta Crock Pot es una herramienta ideal.

Esta forma de cocción es fantástica para la mayoría de carnes, ya que al hacerse lentamente y a baja temperatura, se consigue ablandar cualquier tipo, incluso partes tan duras como las grasas o las fibras. Así mismo es una buena técnica para las legumbres, ya que consigue dejarlas en el punto óptimo de cocción.

Receta de caldo casero

Con la llegada del invierno, el caldo y la sopa son opciones perfectas para entrar en calor. Todas ellas permiten incorporar una gran variedad de ingredientes imprescindibles en una dieta sana y equilibrada. El caldo puede llevar casi de todo, por este motivo, también es una receta de aprovechamiento.

A nivel nutricional es muy completo, pues contiene una elevada cantidad de vitaminas, minerales y proteínas que ayudan a combatir resfriados estacionales y mejorar el sistema inmunológico. También facilita la digestión, siendo ideal para ingerir un rato antes de dormir.

Ingredientes para 2 litros

  • 2 vasos enteros de restos de otros caldos caseros
  • 1 kilo de verduras variadas peladas y cortadas en trozos grandes: repollo, cebolla, apio, puerro, etc. de La Colmena que Dice Sí!
  • 1 bouquet garni
  • 2 cucharaditas de postre de pimentón de La Vera de Las Hermanas
  • 1 pieza de carne sabrosa como el morcillo dividida en dos trozos de Vacanegra
  • 2 huesos grandes de jamón de Ibéricos Carrasco
  • 2 contramuslos de gallina o de pollo de Higinio Gómez
  • 1 pieza de torrezno o panceta de Soria dividida en dos trozos
  • 8-10 vasos de agua, es decir, hasta cubrir todos los ingredientes

Elaboración del caldo casero en Crock Pot 

  1. Para elaborar el caldo casero, primero hay dividir en partes iguales los ingredientes entre las dos ollas de cocción.
  2. Echar abundante agua en ambas para cubrir los ingredientes, al menos un dedo por encima.
  3. Programar las ollas a temperatura de cocción baja durante 22 horas aproximadamente.
  4. Revisar a mitad del tiempo de cocción y dar la vuelta a todos los ingredientes.
  5. Una vez finalizado el tiempo, retirar los ingredientes que no se necesiten y guardar en un recipiente apropiado para su conservación.
  6. Mezclar el caldo de las dos ollas en una grande y dejar enfriar en un ambiente fresco.
  7. Pasadas unas horas, retirar la grasa que queda en la parte superior con una cuchara.
  8. Servir caliente en un cuenco o congelar si no se va a consumir.

Trucos y consejos

  • Carnes económicas y con cierta grasa como el morcillo, confieren un sabor especial de sabor al caldo.
  • A la hora de comprar productos en conserva es preferible escoger aquellos que estén envasados en frascos de cristal, así luego se usan para estas recetas.
  • Para desgrasar al máximo cualquier caldo, primero hay que enfriarlo. En invierno esta es una tarea sencilla si se saca al exterior y se retira la grasa al día siguiente.
  • Para este plato caliente, una copa de vino tinto D.O. Penedés.

La receta de caldo casero es un básico en la cocina, ya que tiene muchos usos, como fondo de un caldo mexicano. De igual manera, se puede reducir y concentrar al máximo y se obtendrían cubitos de caldo naturales.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de tarta de queso fitness

Receta casera de judías verdes estofadas

Next

24 comentarios en “Receta de caldo casero hecho en Crock Pot”

  1. Que maravilla y que bueno te ha quedado, así a fuego lento es como me gustan las cosas y el resultado es extraordinario, yo al caldo le suelo poner tocino, puntas de jamón y algún hueso de rodilla, aunque lo que no falta tampoco es el morcillo

    Responder
  2. Siempre que puedo hago caldo casero en casa…Procuro echar los máximos ingredientes posibles para darle sabor. A falta de Crock Pot, lo hago en olla que me sale muy rico también. A ver si los Reyes se portan y me traen una!!

    Responder
  3. Tener una buena base de caldo es indispensable en la cocina.

    Huimos de los preparados que venden que llevan mucha sal e ingredientes, es mejor hacerlo en casa que sabes lo que pones y lo que no.

    Gracias por la receta.

    Responder
    • Es uno de los aparatos más sencillos de utilizar y que ofrece resultados increíbles. Solo tiene una pega que te tienes que organizar y yo soy súper organizada, así que sí, le he cogido el tranquillo. Un abrazo

      Responder
  4. ¡Qué buena pinta! Cómo me gusta el caldo casero, en casa siempre tenemos, viene genial para las cenas, y ahora con el frío más aún.
    Me encanta los trucos que das, con los restos siempre hago ropa vieja, no se me había ocurrido lo de la lasaña, ¡me encanta!
    Y el usar los botes de conservas es genial, así puedes poner menos cantidad que en un tupper grande, es más sencillo de congelar…¡Perfecto!

    Responder
    • Con los restos de los caldos queda muy bien cualquier tipo de relleno, incluso croquetas. Me alegro que los trucos te hayan servido, creo que son imprescindibles y se deben compartir. Un abrazo

      Responder

Deja un comentario