Receta casera de pasta fresca de espinacas

| |

La pasta fresca, es uno de los alimentos más versátiles de la cocina puesto que admiten numerosas combinaciones, desde en una receta de verduras como las espinacas, hasta platos de mariscos, pescados o carne, entre muchas otras. En numerosos países como Italia, Corea o China, la pasta es una de las bases de cualquier comida.

Aunque es impreciso determinar el origen de la pasta debido a las múltiples teorías que circulan sobre este, existe una especialmente popular. Esta afirma que la pasta no pertenece a ningún territorio concreto y que ya existía en Italia, gracias a la distribución de los musulmanes, antes de que Marco Polo viajara a China.

La pasta fresca de espinacas

La pasta, ya sea de espinacas o cualquiera de sus múltiples variantes, se prepara a base de semolina de trigo duro mezclada con agua. En muchas ocasiones se añade huevo o cualquier vegetal como el calabacín, berenjena o espinaca. El uso de un ingrediente u otro en su elaboración variará el sabor y textura final de la pasta.

Generalmente, existen dos formas de preparar la pasta, de forma artesana o industrial. Sin embargo, sea cual sea su elaboración, la harina es un ingrediente fundamental para conseguir una pasta de calidad. En España existen una gran variedad de harinas de calidad disponibles en muchos supermercados a un precio realmente asequible.

Receta de pasta fresca de espinacas

En esta receta, la pasta está elaborada a base de espinacas, una planta herbácea de origen milenario que se caracteriza por tener un único tallo central, muy largo y carnoso. Su combinación con la pasta, hacen de este plato una opción ideal para una alimentación saludable y equilibrada.

La mayor parte de las hojas verdes que son las espinacas, están compuestas por agua y tienen apenas 23 calorías por cada 100 g de producto. Es una fuente rica en vitamina A y vitamina C, ambas necesarias para mejorar el cuidado de la piel y reducir la hipertensión.

Ingredientes para 4 personas

Elaboración de la pasta fresca de espinacas

  1. Para preparar esta receta de pasta fresca de espinacas, primero hay que triturar las espinacas crudas junto con los huevos.
  2. A continuación, mezclar la masa anterior con la harina y amasar todo correctamente durante unos 10-15 minutos, hasta conseguir una superficie lisa. Este paso es fundamental para evitar que se introduzca aire o desarrolle gluten.
  3. Agregar harina en un papel de plástico, colocar encima la masa y envolver bien. Dejar reposar durante 30 minutos.
  4. Pasado este tiempo, estirar la masa con la ayuda de un rodillo. El grosor de esta dependerá de si se va a usar como relleno, entonces será mas fina, o no.
  5. Cortar la pasta con el tamaño y forma deseada (tortelloni, triangoli, sorpresini, etc.)
  6. Cocer durante 3 minutos y servir con una pizca de queso espolvoreado por encima.

Trucos y consejos

  • Para conseguir un tono verde intenso, es necesario que las espinacas estén crudas.
  • Para amasar también se puede emplear la amasadora o Thermomix.
  • Si sobra pasta se puede guardar en bolsas herméticas y congelar estupendamente.
  • Para elaborar pasta rellena hay que asegurarse de que los ingredientes que conforman el relleno estén correctamente triturados sin aire dentro, así no se abrirán al hervir.
  • La harina de trigo se puede sustituir por harina de maíz, apta para personas intolerantes al gluten. El huevo también se puede eliminar y elaborar pasta seca con semolina en vez de harina de trigo.
  • Para acompañar el sabor de este plato de pasta funciona muy bien una copa de vino rosado D.O Cigales.

Esta receta de pasta fresca de espinacas es un gran plato con el que sorprender a amig@s y familiares en cualquier ocasión. Otros platos muy populares de pasta son unos deliciosos Mac & cheese, una receta perfecta para los amantes del queso.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de calabacines rellenos de pisto

Receta casera de arroz con alcachofas y chipirones

Next

18 comentarios en “Receta casera de pasta fresca de espinacas”

  1. Uff, tiene que estar buenísima, pero es que además me encanta el color que queda. Ese verde tan vivo la hace aún más apetitosa.

    Responder
    • Es una pasada también el sabor tan intenso que tiene, nosotros las rellenamos con un queso azul y el resultado es increíble.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • La pasta casera, una vez que empiezas a hacerla, ya no quieres otra 🙂
      Además, así tú eliges la calidad de los ingredientes que utilizas.
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Las espinacas dan mucho juego, además son una fuente de nutrientes muy importante. Y lo bueno de elaborarla tú, es que puedes elegir todos los ingredientes y sus calidades.
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Pues podemos pedirle a Irene que nos dé unas clases! Me apetece mucho aprender a hacer la pasta de la lasaña casera 🙂
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Gracias, si tienes dudas en la elaboración, escríbenos y estaremos encantadas de resolverlas 🙂 Has hecho pasta casera antes?
      Un abrazo
      Celeste

      Responder
    • Gracias, ¿soléis preparar pasta casera en casa? Es una receta muy fácil y rica para poder practicar 🙂
      Muchas gracias
      Un abrazo

      Responder
    • Pues a ver si Irene nos da un mini curso en casa y nos ponemos las pilas, haciendo nuevos rellenos y salsas 🙂
      Muchas gracias
      Un abrazo

      Responder
    • Muchas gracias, me alegra que te haya gustado, además, es una receta muy saludable y sencilla de elaborar. ¿Sueles hacer pasta casera en casa?
      Un abrazo
      Celeste

      Responder

Deja un comentario