Receta casera de un alimento fermentado

| |

La coliflor, la zanahoria o la col,  son algunos de los muchos vegetales ideales como alimento fermentado. La fermentación es un proceso de elaboración muy en tendencia pero que, sin embargo, tiene un origen ancestral en muchas culturas. Existen una gran variedad de fermentados como el chucrut, el kimchi, el kéfir o la kombucha.

Aunque el origen de los alimentos fermentados es incierto, se cree que el proceso surgió de forma espontánea y accidental del cultivo de la Tierra de las primeras civilizaciones. Desde la antigua Babilonia, hace 5.000 años, como en Egipto, hace 4.000, la fermentación de alimentos fue un proceso fundamental en la conservación de alimentos de forma segura.

El alimento fermentado

La receta de coliflor o cualquier otro tipo de alimento fermentado, es un proceso simple y económico. Para su preparación solo es necesario agua, algo de sal y botes con tapa, preferiblemente de cristal, para la preservación del alimento. Es fundamental que el recipiente sea hermético para garantizar las condiciones necesarias del proceso de fermentación.

Esta elaboración de los alimentos es formalmente conocida como fermentación láctica debido al ácido láctico que se genera durante su proceso. Durante este, se forman una serie de organismos vivos, conocidos como probióticos. El resultado final de este proceso dependerá de su elaboración y de otros factores externos como la temperatura ambiente o la luz.

Receta de un alimento fermentado

Una de las principales características de un alimento fermentado, como la coliflor o el repollo, es que contiene un alto índice de probióticos que, al ingerirse, pasan a formar parte del sistema inmunitario y lo refuerzan frente a ciertas enfermedades metabólicas y cardiovasculares.

Por otro lado, las hortalizas son una fuente rica en fibra, así como en vitamina C y numerosas del grupo B, como la tiamina o la fiboflavina. Estas son un ingrediente básico y fundamental para llevar a cabo una alimentación saludable y equilibrada.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 coliflor ecológica cortada en flores pequeñas de La Colmena que Dice Sí!
  • 4 guindillas frescas
  • 1 pizca de jengibre fresco rayado de Ecocentro
  • 3 litros de agua previamente hervida
  • 4 cucharadas grandes de sal sin refinar
  • 1 puñado de especias al gusto, se puede usar laurel, enebro, pimienta negra o verde y etc.
  • 3 o 4 envases herméticos de cristal, dependiendo de la cantidad que se desee fermentar

Elaboración del alimento fermentado

  1. Para elaborar un alimento fermentado, primero hay que preparar la salmuera. Para ello, calentar 1 vaso de agua, servir en un recipiente, disolver una pizca de sal y dejar enfriar.
  2. Introducir las coliflores, o la hortaliza escogida, en el recipiente donde se vayan a fermentar colocadas en forma de capas, unas encima de otras.
  3. Para realizar las capas, poner una primera fila de coliflor, una guindilla junto con un poco de jengibre y especias. Repetir este proceso sucesivamente con cada capa.
  4. Una vez que se hayan utilizado todas las verduras y el resto de los ingredientes, añadir la salmuera. Esta debe cubrir todos los ingredientes hasta arriba. En caso necesario, realizar más salmuera para cubrir la totalidad de alimentos.
  5. Cerrar herméticamente y conservar en un lugar de ambiente seco y temperatura media, sin luz directa y con un paño en la parte baja del recipiente, a modo de mantel.
  6. Dejar pasar 5 días aproximadamente, abrir y probar. Cuanto más tiempo pase, más fermentado estará.
  7. Tras la fermentación, guardar en el frigorífico y usar.
  8. Servir como ingrediente extra en una crema de calabaza o ensalada.

Trucos y consejos

  • Es muy sencillo añadir la coliflor a casi cualquier receta ya que es un alimento fermentado con un sabor fuerte, cierto toque a vinagre además de salado.
  • También se puede usar a modo de toppings para un taco de cochinita pibil vez de la cebolla morada o un saam coreano.
  • En el caso de querer prescindir del picante, reducir o eliminar las guindillas en la elaboración.
  • Esta receta se puede elaborar con más verduras como los pepinillos, la zanahoria o la remolacha.
  • Para acompañar un plato elaborado con ingredientes como la coliflor fermentada una copa de vino blanco D.O Rías Baixas.

Esta receta de un alimento fermentado es ideal para elaborar otros platos saludables y con ingredientes de calidad. Puede incorporarse en la preparación de unas lentejas o incluso en una sopa de verduras con miso blanco

Comparte esto:
Previous

Receta de alcachofas confitadas en Crock Pot

Receta casera de curry rojo de langostinos

Next

14 comentarios en “Receta casera de un alimento fermentado”

  1. Que bueno esto de los fermentados. Hemos hecho varios post y con este de la coliflor completamos conocimiento y siguiendo tus pasos lo convertimos en fermentado!

    Responder
  2. Creo que todavía no me siento capaz de hacer tus fermentados… A lo mejor si un día practico contigo, lo veo más fácil

    Responder

Deja un comentario