Receta casera de fiambre de pavo

| |

El fiambre de pavo forma parte de un amplio grupo de alimentos, normalmente ya procesados. Dentro de este término también se agrupan los embutidos, también llamados chacinas, como el jamón ibérico, el lomo, los pasteles de carne o las salchichas.

Aunque su origen es incierto, se cree que el fiambre se remonta a la prehistoria, cuando el hombre dejaba la carne cortada en finas tiras secar al sol. Con el paso del tiempo los alimentos se empezaron a salar, ahumar y cocer, dando lugar a los múltiples tipos de fiambre que se conocen en la actualidad.

El fiambre de pavo

La gran mayoría de los fiambres, ya sean de pavo, jamón, lomo, etc. llevan alrededor de un 50-70% de carne, en el mejor de los casos. El resto de su composición suele ser azúcar, aditivos (conservantes, estabilizantes, antioxidantes, aromas, etc.) y otros ingredientes como fécula de patata y leche en polvo, por lo que, realmente no son productos muy saludables.

De esta forma, elaborar fiambre de forma casera supone una alternativa mucho más sana a los productos ultra procesados del mercado. Además, es un proceso muy sencillo que consiste básicamente en un envasado al vacío. Se cree que esta técnica fue inventada a finales del siglo XIX, concretamente ene l año 1873, por una científica norteamericana llamada Amanda Jones.

Receta de fiambre de pavo

El fiambre casero de pavo se consigue siguiendo unos pasos muy sencillos. En este caso, se utiliza la técnica sous-vide (o envasado al vacío) y la cocción a baja temperatura, gracias a la envasadora al vacío FoodSaver y ANOVA, dos perfectos regalos para las personas amantes de la cocina.

De entre todas las carnes, la de pavo es una de las más magras, apenas tiene 2,2 g de grasa por cada 100 g. Es un alimento rico en proteínas y vitaminas del grupo B como la B5, B6, B12 y ácido fólico, así como de minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio. Su consumo beneficia al sistema muscular y óseo y frena el envejecimiento de las células.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 pechuga de pavo de Coren
  • 2 cucharadas de AOVE D.O.P Priego de Córdoba
  • 1 cucharadita de pimentón de La Vera de La Chinata
  • 1 cucharadita de ajo granulado de Mercadona
  • 5 bayas de pimienta de La Chinata
  • 1 pizca de comino molido de Carmencita

Elaboración de la receta de fiambre de pavo 

  1. Para elaborar el fiambre de pavo, primero hay que marinarlo. En una bolsa de envasado poner la pechuga de pavo, el aceite de oliva virgen extra, el pimentón, el ajo granulado, el comino molido y la pimienta. Envasarlo y dejar reposar en la nevera durante 24 horas.
  2. Poner el ANOVA a calentar, hasta que alcance los 65º.
  3. Cuando consiga la temperatura deseada, introducir la bolsa con el pavo agua y programar 70 minutos.
  4. Una vez pasado este tiempo, dejar enfriar.
  5. Servir cortado en finas lonchas.

Trucos y consejos 

  • Se pueden utilizar otro tipo de especias al gusto de cada persona.
  • Si no se cuenta con una envasadora al vacío, también son una buena opción las bolsas para asar en el horno, disponibles en cualquier supermercado.
  • Si no se tiene el robot de cocina ANOVA, el horno también es una opción válida poniéndolo a temperatura mínima.
  • Esta receta es apta para celiac@s.
  • Se puede congelar el fiambre, previamente loncheado.
  • Es perfecto para preparar un sándwich sano con un pan de molde casero.
  • Para acompañar el sabor del pavo un vaso de cerveza artesanal Iberus de Cervezas Domus.

Hacer esta receta de fiambre de pavo casero es muy sencilla y permite cuidar de la alimentación de toda la familia. Otras recetas muy saludables son hummus de aguacate o unos deliciosos frijoles salteados.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de solomillo de ternera al horno

Receta casera de helado de limón

Next

33 comentarios en “Receta casera de fiambre de pavo”

  1. La mejor forma de estar seguro de que el fiambre de pavo de verdad lleva pavo (porque su presencia a veces en los industriales es méramente testimonial). En casa Javi la ha preparado alguna vez con la crocpot.

    Responder
    • Uy, pues con crockpot no lo he hecho nunca, tiene que quedar genial!
      Ya me pasaréis la receta!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Es una manera muy sencilla de preparar el fiambre, y sobre todo sana.
      ¡Cuéntanos si la haces!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • La ventaja es que no toma mucho tiempo. Pruébalo, el resultado es increíble y sobre todo sano.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  2. Nunca lo había preparado así, la última vez que lo hice fue a la sal y al horno, también estaba muy bueno, la próxima vez utilizaré tu Tecnica, te quedo estupendo

    Responder
  3. ¡Qué pinta ese pavo! Ya sé qué tengo que pedir a los reyes de este año, además de abundancia, un Anova, que no tengo. Recuerdo que Paco nos dio una clase avanzada y no lo he vuelto a usar.

    Responder
  4. No imaginaba que era tan fácil!! Vaya. Yo no tengo esos apechusques de cocina….pero podría intentarlo de forma convencional. Me encanta la receta, desde luego la mejor manera de comer fiambre es preparándolo casero. Mil gracias por la receta Irene

    Responder
    • Claro, de la manera convencional queda estupendo también.
      Como truco envuelve la fuente el papel de aluminio, así hace efecto papillote y se cocina en su propio jugo.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Queda delicioso y es perfecto para volver a los buenos hábitos después de las fiestas.
      Si la haces no dejes de contarme.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  5. Hola, he de confersar que nunca se me había ocurrido hacer fiambre de pavo o pollo en casa. Lo consumimos mucho, pero lo compro siempre. He léido bien la receta y es bastante fácial. No tengo envasadora al vacio, pero me apañaré como dices, con el horno

    Responder
    • ¡A mi hasta hace nada tampoco! Me pasa igual, es uno de los productos que más consumimos en casa y es importante cuidar bien lo que se come.
      ¡Si pruebas a hacerla no dejes de contarme!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  6. Tienes toda la razón, el pavo que compramos tiene aditivos que no son para nada sanos y si queremos mejorar nuestra alimentación es bueno seguir propuestas como esta!

    Responder
  7. ¡Me parece una opción de lo más acertada! yo también hago mi propio fiambre y lo uso para bocadillos y ensaladas…¡es lo más! y por supuesto, mucho mejor que el comprado en el súper.

    Responder
  8. Utilizando productos de calidad y teniendo una buena receta para saber qué preparas, suele ser fórmula ganadora, Veo que compartimos el mismo gusto para la envasadora de vacío. Ha sido una de las mejores compras que hemos hecho. Muchas gracias por el apunte del fiambre casero.

    Responder
    • Me han regalado los Reyes una crockpot así que probaré también a hacerlo ahí.
      ¿Algún consejo?
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder

Deja un comentario