Receta de libritos de lomo rellenos de jamón y queso

| |

Los libritos de lomo rellenos son una de esas recetas tradicionales que recuerdan a casa, a la cocina de las madres y las abuelas. Es cierto que están deliciosos pero no son lo más saludables del mundo, por eso habría que consumirlos con moderación.

Para evitar que además sean una comida baja a nivel nutricional, lo ideal es comprar productos de calidad y sustituir aquellos que se puedan, por ejemplo, el pan rallado no contiene gluten y el aceite en el que están fritos, es de oliva virgen extra.

Los libritos de lomo 

Los libritos de lomo pueden rellenarse con muchos ingredientes, por ejemplo con jamón cocido o curado y queso, cecina de León, pimientos de piquillo, etc. Lo que no puede faltar es el queso, ya que el momento más importante es cuando al cortar el librito por la mitad sale el queso fundido.

Se llaman libritos porque para hacerlos se juntan dos piezas de lomo, ya sea fresco o adobado, que se rellenan, luego se pasan por huevo, pan rallado y se fríen en abundante aceite, mucho mejor si es de oliva virgen extra.

Receta de libritos de lomo 

Esta receta de libritos de lomo rellenos de jamón dulce y queso tiene varias sorpresas, en primer lugar el lomo es adobado que tiene más sabor que el fresco, el queso es gamoneu con un ligero gusto ahumado y el rebozado es de pan rallado sin gluten.

Al sustituir los ingredientes tradicionales por los que no contienen gluten se consiguen recetas aptas para más comensales, incluid@s l@s que no quieren o no pueden consumir dicho ingrediente. Además, se vuelven más ligeras.

Ingredientes para 2 personas

  • 8 filetes de lomo adobado de cerdo de La Carnicería de Salamanca
  • 1 loncha de queso gamoneu de Gourmetea
  • 1 loncha de jamón cocido de Bonnatur
  • 1/2 litro de aceite de oliva virgen extra de La Quinta Esencia
  • 1 pizca de sazonador de cerdo de Carmencita
  • 1/2 vaso de pan rallado sin gluten de Santa Rita
  • 1 huevo de Cobardes y Gallinas

Elaboración de los libritos de lomo

  1. Para hacer los libritos de lomo, primero aplastar con un mazo. Para ello, poner en una superficie plana cada filete, cubrir con papel film y aplastar con ligeros toques.
  2. Luego, cortar el queso y el jamón cocido en 4 piezas cada uno, para así tener las necesarias. Reservar.
  3. Para rellenar los libritos, poner un filete en una superficie plana, rellenar con una loncha de queso, otra de jamón cocido y cubrir con otro filete. Así con todos. Cerrar los extremos más largos con palillos.
  4. En un plato, añadir el huevo, el sazonador al gusto y batir.
  5. En otro plato, poner el pan rallado.
  6. Pasar cada librito por huevo y luego por pan. Reservar.
  7. Calentar el AOVE en una sartén y freír todas las piezas. El fuego medio/alto y no dar la vuelta hasta que esté dorado por cada lado. Sacar de la sartén, escurrir el exceso de grasa en una bandeja con papel de horno.
  8. Servir sin el palillo y acompañados con patatas fritas.

Trucos y consejos

  • En vez de usar palillos, se puede pedir al carnicero que los corte para hacer libritos, es decir, dejará una parte cerrada y sólo abierta la parte para rellenarlos.
  • En este caso no se sazonan en exceso, ya que el lomo y el queso elegidos tienen mucho sabor. Si se hiciera con lomo fresco y queso suave, habría que salpimentar los filetes.
  • También se pueden cocinar al horno sobre papel sulfurizado o en una air fryer.
  • Para acompañar, ¿qué tal una cerveza artesanal de Founders?

Esta receta de libritos de lomo rellenos de queso gamoneu y jamón cocido es un éxito garantizado para sorprender a todas las personas de la casa, sin embargo no conviene abusar de ella, mejor dejarla como capricho de fin de semana.

Comparte esto:
Previous

Receta de pasta rellena o lumaconi rellenos de carne picada y foie

Guía para viajar a Miami: Visitas, Hoteles, Restaurantes, Tiendas, Clubs y Parques Temáticos

Next

12 comentarios en «Receta de libritos de lomo rellenos de jamón y queso»

  1. Estos lomos rellenos con unas patatas fritas son una comida ideal, solía prepararlos mucho de vez en cuando, pero en casa se acabaron los fritos. Un abrazo

    Responder

Deja un comentario