Receta casera de croquetas de jamón

| |

Las croquetas, ya sean de queso de cabrales, jamón, boletus o carabineros, son sin duda una receta representativa de la cocina española. Los bares y restaurantes de casi cualquier rincón del país ofrecen este plato, normalmente a modo de aperitivo o entrante.

La palabra croqueta proviene del término francés croquette, y se cree que el origen de este plato proviene de este país. Un recetario publicado en el año 1691 ya hablaba de las croquetas, consideradas una especia de bolitas de farsa o picadillo fritas, elaboradas con carne, trufa y huevo aderezadas con diversas hierbas aromáticas.

Las croquetas de jamón

Entre la amplia gama de versiones que existen de las croquetas, la receta casera de jamón es una de las más reputadas en España. Sin embargo, sea cual sea su ingrediente principal, cuando se preparan croquetas hay que tener en cuenta numerosos factores. Uno de los más importantes es el sabor y textura de la bechamel y, por otro lado, conseguir una buena fritura.

Las croquetas tradicionales son pequeñas proporciones de masas elaboradas con harina, grasa y leche, junto con otros ingredientes que le aportan el toque de sabor final como el pollo, el queso, o un pescado o marisco. Esta masa se forma y luego se fríe para resultar en un bocado delicioso.

Receta de croquetas de jamón

Esta receta casera de croquetas de jamón es la tradicional ya que no se ha usado ningún robot de cocina para elaborarlas. Además, entre los ingredientes principales, el protagonista indiscutible es el jamón ibérico, un producto nacional de calidad que le aporta un sabor inconfundible.

El jamón es un alimento rico en proteínas de calidad, aporta aproximadamente 45,75 por cada 100 g, las cuales son esenciales para el desarrollo muscular. Además, posee un alto contenido en minerales y vitamina B1, muy recomendable en periodos de lactancia o convalecencia.

Ingredientes para 4 personas

  • 1/2 litro de leche entera de La Colmenareña
  • 50 g de mantequilla de La Colmenareña
  • 150 g de jamón de Arturo Sánchez cortado en taquitos
  • 1 pizca de sal, pimienta negra y nuez moscada
  • 1-2 huevos de Cobardes y Gallinas
  • 50 g de harina de Santa Rita
  • 1 plato de pan rallado sin gluten de Adpan
  • 1/2 litro de AOVE para freír de Almazaras de la Subbética

Elaboración de las croquetas de jamón

  1. Para hacer esta receta casera de croquetas de jamón, hay que empezar por la preparar la bechamel. Para ello, en una olla o sartén grande poner la mantequilla con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y dejar que se funda poco a poco.
  2. Añadir los taquitos de jamón y sofreír.
  3. Agregar la harina y cocinar durante unos minutos.
  4. Poco a poco, añadir la leche templada y con unas varillas ir mezclando el contenido. Repetir este proceso hasta acabar con la leche. Revisar la textura de la masa, no debe quedar ni líquida, ni espesa.
  5. Verter la masa en una fuente, cubrir con papel film. Importante tocar la masa progresivamente para que no se seque.
  6. Meter en el frigorífico al menos 12 horas para que se enfríe.
  7. Lo siguiente es dar forma a las croquetas. Para ello, si se hace a mano, untar unas gotas de aceite oliva virgen extra en las manos, coger un poco de masa y hacer una bola. Dar la forma redonda o alargada, pasar por huevo batido, luego pasar por pan rallado y reservar.
  8. Una vez formadas todas las croquetas de jamón, freír en abundante aceite de oliva virgen extra en un cazo, no en una sartén, para que el aceite de oliva virgen extra las cubra por completo. Para ello, calentar a temperatura media/alta y añadir una a una.
  9. Finalmente, reservar encima de un papel absorbente, para eliminar al máximo el aceite de oliva virgen extra sobrante.
  10. Para servir, lo ideal es que estén calientes. Pueden ser tomadas como aperitivo, entrante, etc.

Trucos y consejos

  • Para saber si la masa está hecha, es decir tiene la textura adecuada, se debe despegar de los laterales del recipiente donde se haya cocinado.
  • Para formar las croquetas de jamón, es recomendable utilizar una manga pastelera, 2 cucharas o con las manos.
  • El punto de cocción de las croquetas es muy importante, si han pasado por el congelador, se deben sacar al menos media hora antes de freírlas. También, hay que tener en cuenta que pueden quedar quemadas por fuera y poco hechas por dentro si no se calcula la temperatura correcta del aceite de oliva virgen extra.
  • Cuando las croquetas están demasiado blandas, se recomienda dar un toque de frío en el congelador antes de freírlas.
  • Un buen truco para que no sea difícil manipular las croquetas es colocar pan rallado en la base de la fuente previamente.
  • Este plato marida con un vermut de Zecchini.

Las croquetas son una receta de aprovechamiento a la que se le puede añadir jamón, gambas, pescado, puchero, etc. Además, también se pueden hacer vegetales y sustituir los ingredientes que de origen animal , así son aptas para cualquier estilo alimentación.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de carpaccio de calabacín

Receta casera de ensalada de verano libanesa

Next

38 comentarios en “Receta casera de croquetas de jamón”

  1. ¡Nos encantan las croquetas de jamón! A pesar de ser una receta de lo más clásica y común, no todo el mundo sabe darles el toque que necesitan para que queden estupendas. Las croquetas se pueden hacer de muchos sabores, pero sin duda, las de jamón son nuestras favoritas. Aunque el jamón se pueda utilizar y comer de manera individual, introducirla en recetas hace que quede una comida estupenda.

    Responder
  2. Sigo perfeccionando la masa. Cuando las hago quedan sabrosas, pero me gustaría que tuvieran más relleno. En casa, las hacemos también con la thermomix y todas vuelan, con lo cual, hay que hacer siempre de más, y tenerlas congeladas.

    Intentaré hacerlas siguiendo tu receta y te cuento.

    Responder
  3. ¡Amo las croquetas! Madre mia Celeste, como te han quedado, que pinta. Y con un jamón tan bueno… deliciosas
    PD: espero un tupper 😀 😀

    Responder
  4. ¡¡Me encantan las croquetas!! En casa las hago con Thermomix, que me ahorra mucho tiempo. De hecho es lo que cenamos ayer, son el plato preferido de Adri.
    Súper trucos los que nos has contado, yo uso la manga pastelera.
    Un abrazo,
    Iris Fogones

    Responder
  5. ¡Muy buena receta de croquetas! Siempre son garantía de éxito y que encanta a todos los públicos. ¿Qué tal añadirle jamón ibérico de bellota recién cortado de alrededor del hueso? Queda muy sabroso. Enhorabuena por la receta, la compartimos entre nuestros clientes.

    Responder
  6. Que pinta, te han quedado genial Celeste, muy bonitas y uniformes, a mi me queda cada una con una forma. Me encantan las croquetas de jamón… y de cecina, de setas, de puchero, jajaja.

    Responder
  7. Que buenas las croquetas, y la verdad es que si parecen fáciles pero tienen su cosa.
    Yo suelo utilizar para 1 litro de leche 90 de mantequilla y 90 de harina que es muy parecido a tus cantidades y la verdad es que me gusta la a textura final.

    Responder
  8. Tenían que estar riquisimas esas croquetas de cecina, con lo que me gusta a mi y que aprovecho a comprarla cada vez que voy a Leon, que pena que ya no me queden reservas, muchisimas gracias por la mención guapísima, eso de demasiado blandas me paso a mi con las de Francis Paniego y como bien dices las metí en el congelador.
    Un abrazo

    Responder
  9. Son mis croquetas favoritas, con jamón. Diría que las tuyas son top, por lo que para poder confirmarlo la próxima vez que las prepares me las tienes que dejar probar.

    Responder
  10. Ufff…con cecina tienen que estar de muerte!!. Siempre que puedo las hago con la carne del cocido, pero el otro día las hice con leche desnatada y la bechamel me salió muy líquida. ¿Tu sabes si la leche influye o es que a lo mejor se me fue la mano de leche?

    Responder

Deja un comentario