RECETA CASERA DE ALBÓNDIGAS EN SALSA

| |

Las albóndigas en salsa son una de las recetas tradicionales de los hogares españoles, ¿quién no recuerda las de su abuela o las de su madre? Con este plato ocurre lo mismo que con la tortilla de patatas, siempre la que se hace en casa es la mejor.

Sin embargo, hay hogares donde en vez de utilizar la típica salsa elaborada con un sofrito y vino blanco, las albóndigas se hacen con salsa de tomate casero y aunque están igual de ricas, llevan a opiniones encontradas. De nuevo, ocurre lo mismo que con la tortilla de patatas, ¿con o sin cebolla o sin cebolla? ¿con salsa de tomate o de vino blanco?

LAS ALBÓNDIGAS EN SALSA

Sea como fuere, haya las costumbres que haya en cada domicilio, tanto las albóndigas en salsa de vino como las albóndigas en salsa de tomate son un manjar, sobre todo, poder mojar pan en cualquiera de esas dos salsas.

El origen de las albóndigas parece que está en la cocina árabe, elaboradas por aquel entonces con carne y diferentes especias. Más adelante, las albóndigas pasan a formar parte de la cocina refinada de las clases sociales altas.

RECETA DE ALBÓNDIGAS EN SALSA

Esta receta de albóndigas es la que hacía mi abuela en nuestra casa, tan solo he añadido un detalle, he utilizado una salsa concentrada de carne que tenía de un ossobuco en Crock Pot, es decir, además es una receta de aprovechamiento.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

ELABORACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS EN SALSA

  1. Para hacer estas albóndigas en salsa, poner en un cuenco grande la carne picada, las especias, el pimentón, el huevo, la harina de garbanzos, mezclar y dejar reposar en el frigorífico al menos media hora.
  2. Pasado este tiempo, formar las bolas de carne y reservar.
  3. En una sartén poner el aceite oliva virgen extra para freír y freír ligeramente las albóndigas. Escurrir y reservar.
  4. En la olla donde se vayan a cocinar las albóndigas en salsa, poner el resto del AOVE, la cebolla, el ajo y sofreír hasta que estén dorados.
  5. Incorporar la salsa concentrada, deshacer, añadir las albóndigas y finalmente, añadir el agua templada.
  6. Cocinar unos 10 ó 15 minutos, en función del diámetro de las albóndigas. Cuanto más pequeñas menos necesidad de cocción.
  7. Para servir, se recomienda que estén muy calientes y acompañar de una guarnición.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Casi cualquier salsa que se haya hecho previamente y haya sobrado, se puede congelar, tanto en cubitos como en botes y reutilizar en otras recetas, como es el caso de estas albóndigas en salsa.
  • Uno de los trucos que se suele hacer para que queden más tiernas y jugosas es añadir miga de pan mojado en leche, en cambio, si existiera alguna intolerancia, no se recomienda. Por eso, se puede añadir un poco de pan rallado sin gluten empapado en bebida vegetal de almendras.
  • Por otra parte, si no se quieren usar hidratos de carbono se puede añadir un poco de harina de garbanzos.
  • La importancia de la calidad carne es fundamental, mejor si son trozos magros con grasa que aporta más de sabor. Antiguamente para la carne picada se usaban los cortes de peor calidad, incluso a veces se adornaban con un poco de carne de cerdo, para ganar sabor y textura.
  • En cuanto a la salsa de estas albóndigas, se puede dejar con los trocitos de verduras visibles o bien, pasar por un robot de cocina, tipo Thermomix.

Al hacer recetas con salsa, ya sea un rabo de toro, donde predomina la salsa de carne o un ossobuco en sus propios jugos, suele sobrar bastante salsa, por eso, es interesante guardarla y poder volver a utilizarla en otras recetas.

Comparte esto:
Previous

RECETA FÁCIL DE NUTELLA CASERA

RECETA FÁCIL DE BIZCOCHO DE CHOCOLATE

Next

36 comentarios en “RECETA CASERA DE ALBÓNDIGAS EN SALSA”

  1. Que reconfortante resulta un buen plato de albóndigas caseras ahora que empieza a venir el fresquito. Mejor con un buen pan para mojar en esa salsita, que qué pinta tiene.

    Responder
  2. Las albóndigas en salsa como las hacía mi madre y mi abuela nunca pueden faltar en casa es de los platos preferidos de mis hijas y esto me recuerda que hace mucho que no las hago, yo tambien tengo la receta en el blog.
    Una abrazo

    Responder
  3. Es un plato indiscutible en la cocina y en mi casa sobre todo en invierno lo hacemos mucho, con esa salsa que está espectacular. Me ha hecho gracia que utilices harina de garbanzos. Yo también la utilizo siempre. La de trigo solo para repostería

    Responder
  4. Pocas cosas mejores que unas buenas albóndigas caseras. Acabo de darme cuenta de que hace mucho que mi madre no me hace unas así que ya estoy cogiendo el teléfono para pedírselas jajaj

    Responder
  5. Uy, me encanta esta receta! Me parece genial para cambiar la que hago yo habitualmente, que aunque está muy rica es la misma siempre.
    Tomo nota de todos tus trucos, amiga!
    Un abrazo,
    Iris Fogones

    Responder

Deja un comentario

En cumplimiento de de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar