Receta casera de contramuslos de pollo al horno

| |

Los contramuslos de pollo al horno son todo un clásico en el recetario de la cocina tradicional, en especial en España, ya que son muy sencillos de elaborar a la par que económicos. Este tipo de asados se pueden hacer con casi cualquier ave, pues al ser una receta básica, se puede versionar en función del gusto de cada persona.

Cualquier pieza de pollo al horno, por lo general gusta a todos los miembros de la casa. Sin embargo, hay que tener en cuenta los contramuslos tienen más ventajas pues su carne es suave, jugosa, limpia y fácil de comer. Además, el tipo de pollo también mejora la receta, sobre todo si ha disfrutado de un buen estilo de vida.

Los contramuslos de pollo al horno

Los contramuslos, ya sean a la plancha, al horno o a la parrilla, son una de las piezas más valoradas del pollo ya que cuentan con una carne mucho más jugosa debido a que posee más de grasa. Si se prefiere otra pieza, como la pechuga, controlando el punto de cocción también se puede obtener un buen resultado.

El pollo, como bien es sabido, es una carne muy recomendada en diferentes estilos de alimentación, así como en dietas de control de peso e incluso para personas que realizan una elevada actividad física, pues al ser una carne blanca aporta las proteínas necesarias y menos grasas.

Receta de contramuslos de pollo al horno

Esta receta de contramuslos de pollo al horno se ha elaborado sin grandes condimentos y al horno, de una manera muy similar a los asados castellanos, es decir, el pollo solo, sin que toque la guarnición. De esta manera se obtiene un asado más dorado y se recuperan fácilmente los jugos del pollo para elaborar la salsa.

El consumo de pollo aporta proteínas de calidad, que facilitan la regeneración muscular y de tejidos. Junto a esto, es una carne rica en vitaminas del grupo B y ácidos grasos saludables, los cuales intervienen en la prevención de problemas cardiovasculares. También tiene un alto contenido de minerales como el potasio, el selenio y el fósforo, esenciales para mantener en buen estado el sistema óseo.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 contramuslos de pollo de Hermanos Gómez
  • 2 patatas medianas peladas y cortadas por la mitad
  • 1 diente de ajo pelado de Pedroñete
  • 1 cucharada sopera de sal de Bras del Port
  • ½ cucharada sopera de orégano BlackPepper & Co
  • ½ cucharada sopera de tomillo
  • 2 cucharadas soperas de AOVE de D.O.P. Sierra Mágina

Elaboración de los contramuslos de pollo al horno

  1. Lo primero que se debe hacer para elaborar los contramuslos de pollo es precalentar el horno a 200ºC.
  2. Retirar el exceso de grasa de los contramuslos, aderezar con sal y especias y disponer, con la piel hacia abajo, sobre la rejilla de una bandeja.  De esta manera, los jugos caerán en la bandeja y la carne no estará húmeda.
  3. Añadir la sal al gusto, un poco de orégano y tomillo a las patatas. Agregar el aceite de oliva virgen extra y mezclar.
  4. Salar el pollo y añadir las especias.
  5. Introducir los contramuslos de pollo al horno 30 minutos a 200ºC.
  6. Sacar del horno y mover las patatas. Dar la vuelta a los contramuslos (piel hacia arriba) y escurrir en un cacillo los jugos que han caído en la bandeja.
  7. Meter de nuevo en el horno los contramuslos de pollo, junto con las patatas, 20 minutos a 200ºC. Probablemente, haya que sacar las patatas antes que el pollo dependiendo del tamaño.
  8. Rescatar de nuevo los jugos y reducir en un cazo hasta obtener una salsa sabrosa.
  9. Para servir los contramuslos de pollo al horno, basta con colocar el pollo con la salsa reducida y acompañar de las patatas.

Trucos y consejos

  • Otra guarnición muy apetecible y vistosa son los ramilletes de coliflor y unos trozos de zanahoria, en tan solo 20 minutos del asado estarán listos.
  • El pollo se puede sustituir por un pavo de calidad.
  • Para darle un toque distinto, se le puede añadir una cerveza al pollo.
  • Para armonizar este pollo, todo un clásico, un vino rosado de D.O. Navarra.

Estos contramuslos de pollo al horno son una forma ideal de sorprender a cualquier invitad@ con un plato delicioso, completo y saludable. Otra manera de preparar el pollo es aderezarlo con cerveza al horno en cocotte o al estilo indio, acompañado con curry y arroz.

Comparte esto:
Previous

VISTA RESTAURANTE EN EL ALGARVE

RESTAURANTE ÁLBORA EN MADRID

Next

24 comentarios en «Receta casera de contramuslos de pollo al horno»

  1. Que receta tan sencilla y lo rica que está. Mi madre lo hacía mucho, y ahora yo la hago también en mi casa. Yo le echo un chorretín de vino blanco.

    Responder
  2. ¡Total! la verdad que esta receta la hacemos mucho en casa. El pollo es uno de nuestros platos más recurrentes. El toque de mostaza nunca falta 😉
    ¡Gracias por compartir! Un saludo, Yummyluli

    Responder
  3. Es que no hay nada como los platos sencillos y de toda la vida. A mí el pollo asado con patatitas al horno es de las cosas que más me gustan del mundo, de verdad! Gracias por tu receta David.

    Responder
    • Eso es Pau, la verdad que es un clásico de los más fáciles de preparar y que el resultado parece de restaurante.
      Un abrazo!

      Responder
  4. Una receta brutal que voy a hacer así a partir de ahora. Porque es verdad, que poniendo las patatas y el pollo en la misma fuente, las patatas no acaban de estar crujientes. Estoy feliz por la idea, porque nos gusta mucho el pollo asado 🙂 Gracias!!

    Responder
    • Al fin y al cabo, parece un asado segoviano, la carne no tiene mucha humedad y queda crujinte.
      Me alegro que te haya servido!

      Responder
  5. Con lo que me gusta el pollo al horno, este tiene una pinta sublime, precisamente el pollo yo suelo asarlo con patatas que con la salsa del pollo quedan muy jugosas.

    Responder
  6. Es un plato clásico que no falta en ninguna casa, salvando que a lo mejor, no todos tenemos los ingredientes tan ricos que nos has enlazado.

    Además, nunca falla y si sobra algo, como a nosotros este fin de semana pasado, siempre puedes utilizar el pollo como base de unas fantásticas croquetas de asado.

    Responder
    • Eso es!
      Al fin y al cabo la clave es usar nuestros ingredientes favoritos y de confianza.
      La verdad que ese aprovechamiento es una excelente idea.

      Responder
  7. Estoy salivando David, me encanta esta receta deliciosa y sencilla, son las que hay que tener de fondo de armario!
    Tomo nota del truco de la salsa, tiene que estar deliciosa con las patatas. Me parece genial y va directa a mi menú semanal.
    Un abrazo,
    Iris Fogones

    Responder

Deja un comentario