RECETA DE SALMOREJO CON BASTONES DE BERENJENA FRITA

| |

Esta receta de salmorejo no es la original y tradicional cordobesa, sino una versión diferente y divertida que busca respetar su esencia, aunque propone algunos cambios, sobre todo en la presentación.

Cuando llega el buen tiempo, apetecen platos saludables y frescos, muchos de ellos, a base de verduras y hortalizas. Por este motivo, tanto el gazpacho como el salmorejo suelen convertirse en platos frecuentes de los hogares españoles.

LA RECETA DEL SALMOREJO

El salmorejo es una receta típica de Andalucía, concretamente de Córdoba. Se consume principalmente en verano, ya que se sirve frío y va acompañado con otros ingredientes como el huevo cocido y algunas virutas de jamón.

Como cualquier receta, para hacer un buen salmorejo es importante la calidad de los productos. Los tomates deben estar muy maduros y mejor comprar de la variedad pera, pues son equilibrados en acidez, etc.

Por supuesto, hay que añadir un buen AOVE, con sabor y textura pero que no sea una variedad muy fuerte, para que no solape el sabor del tomate. Otro de los ingredientes fundamentales es el pan, por eso es mejor utilizar un buen pan artesano.

RECETA DE SALMOREJO CON BASTONES DE BERENJENA

Esta versión de la receta tradicional del salmorejo cordobés busca dar un toque quizá más gourmet, gracias a una textura más fina de la crema final, como notas de sabor diferentes, debido a los bastones de berenjena.

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

  • 2 tomates grandes de la variedad corazón de buey de Tomates del Cielo
  • 1 diente de ajo
  • 120 ml AOVE de Priego de Córdoba
  • 1 cda de vinagre de manzana
  • 2 rebanadas de pan artesano integral 100% de El Corte Inglés (sólo la miga)
  • 2 huevos de Cobardes y Gallinas
  • 1 puñado de taquitos de jamón de El Corte Inglés
  • 1 pizca de sal
  • 300 ml de bebida vegetal de almendras
  • 1 cda de comino molido
  • Aceite de girasol para freír la berenjena

ELABORACIÓN RECETA DE SALMOREJO CON BASTONES DE BERENJENA

  1. Para hacer los bastones de berenjena, primero infusionar la bebida vegetal y el comino en un cazo a temperatura baja durante unos 15 min. A continuación, retirar y dejar enfriar la leche completamente.
  2. Luego, pelar y trocear la berenjena en bastones y sumergir en la bebida vegetal. Enfriar en la nevera 24h.
  3. Para el salmorejo, escaldar el tomate. Para ello, quitar del tomate la parte de arriba o pedúnculo y hacer un corte superficial en forma de cruz con un cuchillo, en la otra parte de abajo.
  4. A continuación, preparar al lado un recipiente con agua con hielo.
  5. Luego, sumergir el tomate en agua hirviendo durante unos segundos y cuando la piel empiece a elevarse por los cortes, sacar del agua caliente y meter en el agua con hielo. Enfriar y pelar.
  6. Trocear el tomate junto con el ajo, aceite, vinagre, miga de pan, sal y macerar 15 min.
  7. Seguidamente, triturar con un robot de cocina o batidora potente, hasta que quede una mezcla perfecta.
  8. Mientras tanto, freír los bastones de berenjena en aceite caliente.
  9. Para el jamón, sellar los taquitos en una sartén hasta que estén brillantes y reservar en papel absorbente para quitar el exceso de grasa.
  10. Para hacer el huevo poché, echar un chorrito de AOVE sobre papel film transparente y verter el huevo con cuidado encima, coger por los extremos el papel y envolver el huevo como si fuese un saquito, quitar todo el aire, hacer un nudo y meter 5 min en agua hirviendo. Enfriar en agua y con cuidado, abrir el saco.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Si se busca potenciar el sabor de los ingredientes, mejor hacer algunos pasos de la receta con un día de antelación.
  • La piel del tomate se puede mantener, ya que el tomate es una fruta muy equilibrada.
  • Los bastones de berenjena quedan más crujientes si se pasan previamente por harina de garbanzos.
  • Al freír el jamón queda más salado.
  • Si se quiere un salmorejo sea sin gluten, sustituir el pan de trigo por un pan si gluten o también, se puede hacer el salmorejo con calabacín.

Hay varias versiones de la receta tradicional cordobesa del salmorejo, sólo hay que tener en cuenta que es mejor elegir ingredientes de calidad, ya que de ellos dependerá la intensidad del sabor y la textura final.

Comparte esto:
Previous

EL RESTAURANTE DON LAY OFRECE AUTÉNTICA COCINA CANTONESA EN MADRID

RECETA DE SALMOREJO SIN PAN Y SIN GLUTEN

Next

26 comentarios en “RECETA DE SALMOREJO CON BASTONES DE BERENJENA FRITA”

    • Hola Vanessa! A mí también me encantan! En verano me podría alimentar a base de gazpachos y salmorejos. Me alegro que te haya gustado. Un abrazo.

      Responder
  1. Ese salmorejo tiene que estar buenisimo, con ese huevo poché sustiyendo al huevo duro y con los bastones de berenjena me ha encantado, creo que te voy a coger la idea muy pronto.

    Responder
    • Gracias Sofía. Si que quedó expectacular. Y aunque sé que no es la receta tradicional, es una versión diferente de un plato que a casi todos nos encanta. Un abrazo.

      Responder
  2. Que rico, me encanta el salmorejo aunque la verdad es que lo prefiero con el pan blanco de toda la vida, el integral le da un punto que no me termina de convencer pero seguro que queda más sano un saludo

    Responder
    • Hola Amanda! Yo no noté ninguna diferencia al usar este pan, además le puse poquita miga. No tenía pan blanco pero todas las versiones del salmorejo en mi opinión, están muy buenas!! Un abrazo

      Responder
    • Hola Pilar! Totalmente, con esta receta piensas inmediatamente en Andalucía verdad? Ya queda menos, mucho ánimo!

      Responder
  3. El salmorejo me encanta, y ahora que nos ha venido el calor de sopetón apetece un montón. Y los bastones de berenjena frita están de vicio. pero si con esto no bastaba, va Paula y le pone ese impresionante huevo… ¡Madre mia, que recetón!

    Responder
    • Muchas gracias Raquel!! Si la verdad que queríamos darle un toque diferente a uno de los platos básicos del verano. Me alegra que te haya gustado!! Un abrazo

      Responder
  4. Paula, es una receta fantástica. Me encantan los bastones de berenjenas, bueno las berenjenas en general. Ahora estoy probando una receta de berenjenas en conserva de aceite que está buenísima. Volviendo a tu receta, voy a hacerla en casa porque la he tomado en los restaurantes, pero nunca en casa y ha llegado el momento

    Responder
    • Qué alegría que me digas eso!! Pues si, a mi la berenjena también me encanta y de esta forma fritita y acompañando un salmorejo está espectacular!! Un abrazo

      Responder
  5. Mi mujer cordobesa, imagínate la cantidad de salmorejos que hemos probado (ya que nos encantan). Somos gourmets del salmorejo, y el tuyo tiene muy buena pinta!

    Responder
    • Olé!! Si yo soy también de un pueblo muy cercano a Córdoba y en verano el salmorejo nunca falta en la nevera. Éste en concreto no es una receta tradicional del salmorejo, tiene algunas variaciones que lo convierten en un plato más divertido y apetecible para todos! Un abrazo y mil gracias

      Responder
  6. WOW! Puede que no se ael salmorejo de libro como tú dices, pero es muy ingenioso, la leche de almendras le da ese toque dulce al que estamos acostumbrados al tomar las berenjenas fritas. Antes de que se pusiera de moda la miel de caña para acompañar las berenjenas, se servía con salmorejo. Asia que me parece un rodeo de lo más genial.

    Responder
    • Muchas gracias Michelle! Si, la idea era coger el plato tradicional y darle otra visión diferente… El toque de la leche y el comino le dió un sabor a las berenjenas brutal. Me alegro que te haya gustado! Un abrazo

      Responder
  7. Tu Salmorejo no es exactamente Salmorejo Cordobés, aunque se parece mucho.
    Como Cofrade de la Cofradía del Salmorejo Cordobés y experta en gastronomía cordobesa, hago la receta que nosotros defendemos como tradicional, mejor dicho, la reglada , avalada por la Universidad de Córdoba en un estudio con cientos de encuestas y la ahora más moderna con menos aceite, igualmente testada por la Universidad, Departamento de Bromatología, y del que fui catadora
    El jamón serrano se pone siempre al natural. Los huevos duros. Pero el acompañamiento siempre es relativo.
    Lo que si te aconsejo es que la próxima vez lo hagas con los tomates completos, sin pelar y con todas sus pepitas. Ganará en sabor, en vitaminas y fibra y como al final lo cuelas, si quedara algún resto no pasaría al plato.
    Las dos recetas están en mi blog.
    Las berenjenas fritas cordobesas (Berenjenas califales, como le dicen algunos) son parecidas, pero con una elaboración más sencilla.
    De todas formas te han salido dos buenos platos.

    Responder
    • Hola Chary! Muchas gracias por tus consejos. En efecto, esta receta no era la tradicional ni rigurosa receta de Salmorejo Cordobés. La idea era versionar la receta de salmorejo para hacerla y presentarla de manera diferente. Sé que eres toda una experta en gastronomía cordobesa y cuando vaya a hacer un salmorejo tradicional, seguiré tu receta al pié de la letra. Seguro que sale increíble. Pero estos dos platos que hice con mi mejor intención, la verdad que salieron muy ricos! Muchas gracias por tus palabras.

      Responder
  8. Me encanta Paula, soy súper fan del salmorejo, me has dado una idea súper buena para el menú de la semana que viene.
    Un abrazo
    Iris Fogones

    Responder
    • Gracias Irene, ya por fin tenemos el veranito a las puertas!! Estos platos son perfectos y con la berenjena así fritita para mojar es más divertido!! Un beso

      Responder

Deja un comentario