LUBINA AL HORNO CON PATATAS

| |

La lubina al horno era una de las recetas que hacía mi abuela frecuentemente y que bordaba, la verdad es que cualquier tipo de asado se le daba fenomenal, en cambio, las recetas más modernas, como la pasta, no eran su fuerte.

Además del tiempo de cocción en el horno y algunos detalles extra como la temperatura, lo más importante para que esta receta quede deliciosa es la lubina, su calidad, frescura, la grasa, etc.

Por eso, he utilizado la lubina Aquanaria, llamada “la lubina de los chefs”, ya que es la elegida por muchos cocineros para sus elaboraciones, pues tiene un sabor intenso, textura firme y queda muy melosa.

LUBINA AL HORNO 

En una receta al horno, donde la protagonista es la lubina, hay que elegir cuidadosamente la pieza, tanto en el peso, para garantizar que tenemos la cantidad deseada, como la calidad, que será la que hable cuando se pruebe el pescado, una vez esté servido.

LUBINA AQUANARIA

¿Por qué he optado por la lubina Aquanaria? Conocí está empresa, hace ya tiempo, en San Sebastián Gastronomika de la mano de Julián Mármol, estrella Michelin, y me sorprendió su sabor y textura.

Son lubinas de piscifactoría que se crían en las costas atlánticas de Canarias, a 2 millas de la costa sur de Gran Canaria, donde viven entre fuertes corrientes y una temperatura ideal y constante.

El término piscifactoría, puede asustar, pues podría parecer que es un agua con poco movimiento y poca vida. En cambio, es todo lo contrario, están nadando y luchando contra las corrientes hasta adquirir el nivel de grasa y textura adecuados. De hecho, gracias a ese ecosistema están certificadas como libres de anisakis, haciéndolas perfectas para la cocina en crudo como la japonesa o peruana.

INGREDIENTES

ELABORACIÓN DE LA LUBINA AL HORNO

  1. Para elaborar la lubina, pre-calentar el horno a 200° arriba y abajo y sin ventilador.
  2. Añadir aceite de oliva virgen extra en el fondo de la bandeja del horno.
  3. Cortar el limón en rodajas y utilizar la mitad como cama para la lubina.
  4. Poner la lubina encima y usar la otra mitad de las rodajas del limón para proteger la pieza del calor.
  5. Rellenar la lubina con la sal, los ajos, las especias y las hierbas aromáticas.
  6. Pelar y cortar la patata y la cebolla en rodajas finas.
  7. Colocar las patatas y la cebolla alrededor de la lubina en la fuente del horno, luego salpimentar, añadir el azafrán y el aove.
  8. Meter en el horno y cocinar la lubina durante 15 minutos aprox.
  9. Sacar la lubina del horno y regar tanto las patatas como la cebolla con el caldo casero de pescado y hornear de nuevo durante 15 minutos.
  10. Servir en las porciones deseadas, con la guarnición de patatas y cebolla pochadas.

 

 

La lubina al horno es una receta muy sencilla de elaborar, que admite muchas guarniciones y que es ideal para recibir invitad@s en fechas señaladas, ya que mientras la pieza está en el horno, puedes hacer otras cosas. Mi truco es, meterla al horno cuando estamos tomando el aperitivo y así, cuando acabamos, ya está lista.

Si te ha gustado esta receta para tu mesa de Navidad, te dejo algunas otras que quizá te sirvan de inspiración como la pularda de Las Landas, el roti de cochinillo o los cupcakes de tarta de zanahoria.

Comparte esto:
Previous

RESTAURANTE A´BARRA – VIAJES DE BARRA ELECTRÓNICOS

GASTRONOMÍA Y FLAMENCO EN MADRID

Next

32 comentarios en “LUBINA AL HORNO CON PATATAS”

  1. ¡Qué recetón, Celeste! Me ha encantado el truco de rellenar la lubina, seguro que ayuda a que quede más sabrosa, me ha recordado mucho a la receta que hago yo de truchas rellenas de jamón, ¡mmmm!
    ¿Te la puedo copiar?
    Un abrazo

    Responder
  2. Me encanta la lubina en todas sus versiones y esta es una de ellas, la preparas igual que el besugo y el resultado es una delicia, menuda pieza de lubina grande, desde luego que es un buen producto, materia prima de calidad

    Responder
  3. Tomo nota de estas lubinas. Es uno de los pescados que más hago al horno en casa, pero no le pongo nada en el intarior. Voy a hacer el relleno que dices con la sal, los ajos, las especias y las hierbas aromáticas. Una buena idea

    Responder
  4. Me encanta la lubina!! Y antes sólo la comíamos por Navidad y fechas especiales, pero al menos dos veces al mes, la compramos fresca.

    Prueba a cambiar alguna vez las patatas por manzana en rodajas gruesas, le da un saborcito delicioso.

    Responder
    • A mí también, nosotros la comemos frequentemente, de hecho, tengo más recetas preparadas que ya iré publicando, a ver qué os parece.

      Me parece muy bien lo de las manzanas, lo probaré.

      Muchas gracias, un abrazo

      Responder
  5. No sólo me ha gustado esta receta, es que además tuve la gran suerte de poder comerla!! Y no he probado una lubina como esa. Una calidad increíble.

    Responder

Deja un comentario

En cumplimiento de de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar