Receta casera de lubina al horno con patatas

| |

La lubina al horno con patatas es una forma deliciosa y fácil de preparar este pescado. De hecho, es perfecta para recibir seres queridos en casa, ya que permite hacer otras cosas mientras se está cocinando.

Lo único que hay que tener en cuenta es el punto de cocción del pescado. A pesar de lo que se piensa, dejar una lubina en su punto óptimo no es tan fácil, por este motivo, es mejor ir de menos a más, es decir, no poner la temperatura del horno muy elevada.

La lubina al horno 

La lubina al horno es una alternativa deliciosa, sencilla y saludable de comer pescado. Se trata de una receta típica en las celebraciones familiares, ya que gracias a su tamaño suele ser ideal como plato principal.

La lubina, también conocida como róbalo, es un pescado blanco semigraso que se alimenta de invertebrados, peces, crustáceos y algas, algo que tiene mucho que ver en el sabor y en la textura.

Receta de lubina al horno con patatas

Esta receta al horno se ha realizado con una la lubina Aquanaria, también llamada “la lubina de los chefs”, ya que es la elegida por much@s cociner@s. Los principales motivos son su regularidad, intenso sabor y textura firme.

Son lubinas de acuicultura que se crían en Gran Canaria. Viven entre las fuertes corrientes y temperatura ideal del Océano Atlántico. Además, gracias a este ecosistema están certificadas como libres de anisakis 100%, haciéndolas perfectas para la cocina en crudo.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 lubina de 2 kg de Aquanaria
  • 2 patatas grandes peladas y cortadas finas en forma de panaderas de La Colmena que Dice Sí!
  • 1 limón en rodajas finas
  • 4 cucharadas de aceite oliva virgen extra de Melgarejo D.O. Sierra Mágina
  • 1 pizca de sal de Blackpepper & CO
  • 1 pizca de pimienta
  • 3 ajos pelados y cortados en láminas algo gruesas de Las Pedroñeras
  • 1 pizca hierbas frescas
  • 2 hebras de azafrán de Colmado Singular
  • 1 cebolla pelada y cortada
  • 1 litro de caldo de pescado casero

Elaboración de la lubina al horno

  1. Para elaborar la lubina hay que precalentar el horno a 200° arriba y abajo y sin ventilador.
  2. Echar el aceite de oliva virgen extra en el fondo de la bandeja de horno.
  3. Colocar la mitad del limón en rodajas como cama para la lubina.
  4. Poner la lubina encima. Cubrir con la otra mitad del limón para proteger al pescado del calor.
  5. Rellenar la lubina con la sal, los ajos, las especias y las hierbas aromáticas.
  6. Colocar las patatas y la cebolla alrededor de la lubina en la fuente del horno, luego salpimentar, añadir el azafrán y el aceite.
  7. Cocinar al horno durante 15 minutos a 180 grados.
  8. Sacar la lubina del horno y regar tanto las patatas como la cebolla con el caldo casero de pescado y hornear de nuevo durante 10 minutos.
  9. Servir con la guarnición de patatas y cebolla pochadas.

Trucos y consejos

Con las espinas y cabeza de la lubina al horno se puede hacer un caldo casero de pescado. Para ello, habría que servir los lomos limpios directamente a l@s comensales y reservar el resto para realizar el caldo.

Comparte esto:
Previous

Receta casera de truchas escabechadas

Receta de lomo de cerdo adobado al horno

Next

34 comentarios en “Receta casera de lubina al horno con patatas”

  1. ¡Qué recetón, Celeste! Me ha encantado el truco de rellenar la lubina, seguro que ayuda a que quede más sabrosa, me ha recordado mucho a la receta que hago yo de truchas rellenas de jamón, ¡mmmm!
    ¿Te la puedo copiar?
    Un abrazo

    Responder
  2. Me encanta la lubina en todas sus versiones y esta es una de ellas, la preparas igual que el besugo y el resultado es una delicia, menuda pieza de lubina grande, desde luego que es un buen producto, materia prima de calidad

    Responder
  3. Tomo nota de estas lubinas. Es uno de los pescados que más hago al horno en casa, pero no le pongo nada en el intarior. Voy a hacer el relleno que dices con la sal, los ajos, las especias y las hierbas aromáticas. Una buena idea

    Responder
  4. Me encanta la lubina!! Y antes sólo la comíamos por Navidad y fechas especiales, pero al menos dos veces al mes, la compramos fresca.

    Prueba a cambiar alguna vez las patatas por manzana en rodajas gruesas, le da un saborcito delicioso.

    Responder
    • A mí también, nosotros la comemos frequentemente, de hecho, tengo más recetas preparadas que ya iré publicando, a ver qué os parece.

      Me parece muy bien lo de las manzanas, lo probaré.

      Muchas gracias, un abrazo

      Responder
  5. No sólo me ha gustado esta receta, es que además tuve la gran suerte de poder comerla!! Y no he probado una lubina como esa. Una calidad increíble.

    Responder

Deja un comentario