RECETA TRADICIONAL DE LUBINA A LA SAL

| |

La lubina a la sal puede parecer una receta difícil, ya que al estar cubierta con sal gruesa no se ve el punto de cocción. En cambio, es muy sencilla y queda muy jugosa, sobre todo si el pescado es de calidad.

El resultado final lo da la experiencia, el tamaño del pez y la calidad del mismo. Hay que considerar la frescura y la grasa que tenga la pieza para que una vez que esté hecha, sólo haría falta una buena guarnición.

LA LUBINA A LA SAL

La lubina a la sal es una elaboración de las más comunes, sobre todo se encuentra en las cartas de los restaurantes especializados en pescado y marisco. En las casas se suele elaborar al horno con una cama de patatas y cebolla.

RECETA DE LUBINA A LA SAL

He optado por la lubina Aquanaria que es una garantía de calidad y no contiene anisakis, algo completamente certificado. Es de piscifactoría, pero su hábitat son las aguas batidas del Océano Atlántico.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

ELABORACIÓN DE LA LUBINA A LA SAL

  1. Para hacer la lubina a la sal, pre-calentar el horno, sin ventilador, arriba y abajo a 200°.
  2. Batir la clara a punto de nieve.
  3. Rellenar la lubina con las hierbas y las especias.
  4. En un bowl grande añadir toda la sal, la clara de huevo, el vaso de agua y mezclar cuidadosamente.
  5. Poner parte de la mezcla como base, colocar la lubina encima y cubrir completamente con el resto de la mezcla.
  6. Marcar la silueta de la lubina y hacer una hendidura para que luego sirva para quitar la sal fácilmente.
  7. Hornear durante 30 minutos aprox.
  8. Sacar del horno, cuidadosamente romper la capa de sal y abrir.
  9. Para servir, colocar la lubina, según se vaya a servir, con la guarnición deseada.

TRUCOS Y CONSEJOS 

  • Marcar con un cuchillo la silueta de la lubina para que sea más sencillo abrir una vez hecha.
  • Se puede consumir con cualquier guarnición, como unos espárragos.
  • La lubina debe estar limpia pero entera, para que no entre la sal en el interior.
  • Para saber si está hecha, se debe dejar la cola fuera de la sal. Si se puede desprender fácilmente, está lista, si no, se debe dejar un poco más.
  • Rellenar con hierbas aromáticas, ajos machacados, etc. para darle un toque de sabor diferente.
  • Para quitar la sal cubrir con un trapo de cocina y dar golpes con una cuchara.
  • Se puede armonizar con una copa de vino blanco D.O. Rueda.

La cocción a la sal mantiene la humedad y proporciona una textura jugosa y con mucho sabor. Se suele hacer con pescados como la lubina o la dorada, ya que cuentan con una cantidad de grasa que favorece esta receta.

Comparte esto:
Previous

RECETA DE ESPAGUETIS DE CALABACÍN, CALABAZA Y LANGOSTINOS

RECETA FÁCIL DE PUMPKIN PIE SALUDABLE

Next

33 comentarios en “RECETA TRADICIONAL DE LUBINA A LA SAL”

    • así es, una de las cosas más complicadas del pescado al horno es que quede con una buena cocción, me encanta que lo haga tu hijo, a ver si me preparas un tupper que lo quiero probar. Un abrazo. Celeste

      Responder
  1. Para mi este tipo de platos son un manjar, casi prefiero comer lubina o dorada a un plato de carne, me gusta mucho como lo has preparado, aunque yo nunca le he puesto hierbas aromáticas, probare la siguiente vez que lo haga

    Responder
  2. ¡Qué casualidad! me acabo de comer un plato de lubina al horno. Es que es uno de mis pescados favoritos. Desde luego que si se trata de una buena lubina, no hay nada que la supere 🙂

    Responder
  3. Me encanta la lubina y ponerla a la sal me gusta aún más, porque sale exquisita.
    hace tiempo que no la hago porque las las lubinas que encuentro son pèqueñas, así que suelo ponerlas abiertas a la plancha,

    Responder
  4. Me encanta el pescado a la sal, de hecho suelo pedirlo en restaurantes porque no me atrevo a hacerlo en casa. Creo que ya es hora de ponerme a ello. Muchas gracias por la receta y por los trucos.

    Responder
    • Estoy completamente de acuerdo, pues te recomiendo que lo hagas en casa, me ocurría lo mismo hasta que me he puesto manos a la obra y me he quedado sorprendida de mi misma. Ya me contarás. Un abrazo. Celeste

      Responder
  5. La lubina es uno de los pocos pescados que hacemos en casa a la sal. Queda realmente buena. He visto que le pones hierbas aromáticas en el relleno. Me parece una idea genial que voy a poner en práctica

    Responder
  6. Deliciosa, la pinta es espectacular la verdad. Yo también prefiero la lubina y si es una pieza grande y de calidad como esta, salen jugosísimas. Gracias por la receta. No sé si me atreveré a hacerla en casa….jajaja

    Responder
  7. Se nota sólo con verla que la calidad de la lubina es espectacular. Me encanta la lubina a la sal aunque en casa suelo hacerla con un majado de ajo, vinagre y perejil al horno.

    Responder
  8. Cocinar a la sal es uno de las técnicas más antiguas que hay y además es muy sano porque conserva todos los nutrientes del producto que cocinas.

    Además, contrariamente a lo que uno pueda pensar si nunca lo ha hecho, es que el pescado no queda para nada salado, ya que absorbe la cantidad justa y necesaria.

    A nosotros nos encanta.

    Responder
    • así es, es una de las técnicas que vamos a ver en el congreso de la semana que viene. Te confieso que cuando me puse hacerla, temía que no me saliera bien y al revés, probablemente es la mejor que me ha quedado hasta ahora mi vida. Un abrazo

      Responder
  9. Me chifla esta receta, la hago mucho en casa, me resulta sencilla y deliciosa. Además de las guarniciones que dices me encanta acompañarla con mahonesa casera, es una mezcla riquísima.
    Un abrazo

    Responder

Deja un comentario