CATA DE VINO CELESTE – PAGO DEL CIELO

| |

Hace unos años, cuando salió al mercado el vino Celeste, mi padre me regaló una botella. La verdad, es que me hizo mucha ilusión saber que había un vino tinto con mi nombre y que además, estaba delicioso.

Me pusieron el nombre de Celeste porque mis padres eran hippies (lo normal en esa época) y decían que cuando su hija naciera, vendría del cielo. Así que, cuando mi padre me regaló ese vino por mi cumpleaños, me entró la curiosidad acerca de por qué habrían decidido darle el nombre de Celeste.

Nos reunimos en el restaurante Arzábal, en frente del Parque del Retiro, un lugar ideal para maridar el vino Celeste con algunos de los platos de su carta, donde el producto y la calidad destacan.

El grupo Arzábal, es un referente de la gastronomía de Madrid, gracias a sus restaurantes enfocados en la cocina española de producto o en la cocina japonesa de gran calidad, como es Kirikata.

Antes de avanzar con la cata, Elena, sumiller de Familia Torres, me explicó que la bodega a la que pertenece el vino Celeste, es Pago del Cielo, así que se podría decir que “ambos venimos del cielo”.

VINO CELESTE

Los viñedos están situados en Fompedraza, localidad próxima al río Duratón y a Peñafiel. Es una zona que se encuentra a una altura sobre el nivel del mar de unos 900 metros, donde predominan las piedra calizas y a nivel meteorológico, se disfruta del clima típico de la zona.

Celeste crianza 2016 está elaborado con uva Tinta Fina (Tempranillo). Se podría decir que es un vino “fondo de armario”, ya que va con todo. Al catarlo se aprecia la fruta, el cuerpo y su color. Es fácil de beber, hecho para todos los paladares y del que destacaría un cierto toque tostado y el sabor potente a frutas negras, como cerezas y moras.

CATA – MARIDAJE VINO CELESTE & RESTAURANTE ARZÁBAL

A nivel gastronómico y pensando en realizar el maridaje, elegimos varios platos de la carta. Algunos fueron recomendaciones fuera de carta como los boletus y otros, los típicos de la cocina española, como las croquetas mixtas, el mar y montaña, el chicharro en escabeche suave y la presa paleta de cerdo ibérico.

Iniciamos la cata con el vino tinto Celeste Roble, continuamos con Celeste Crianza, que ha recibido 93 puntos por parte del crítico estadounidense James Suckling y acabamos con Celeste Reserva.

Las catas y los maridajes son una de las formas más sencillas y divertidas para conocer un producto a fondo, en este caso, el vino y los platos elegidos, hicieron que tenga muy presente a Celeste Crianza de ahora en adelante, para mis recetas, eventos en casa y hasta posibles regalos.

A 895 metros sobre el nivel del mar, donde las viñas y el cielo establecen una mágica conexión, nace el vino Celeste.

Si te estás planteando dar una sorpresa a alguien especial, ¿qué tal si acompañas el vino Celeste con unas recetas caseras? Por ejemplo, un ragú de ternera, un saam de Torrezno de Soria, un buen plato de jamón de bellota 100% ibérico 0 una tabla de quesos.

elblogdeceleste

Directora, editora y redactora de elblogdeceleste.

Me apasiona la gastronomía desde el producto, productores, experiencias, recetas, restaurantes hasta los viajes relacionados con la gastronomía.

Mi canal es el digital, tengo amplia experiencia en el sector, redacción SEO y gestión profesional de social media.

Colaboro en distintos medios nacionales digitales como periódicos, revistas y radio.

Además de mi formación en MKT digital y ventas, he estudiado cocina francesa en Le Cordon Bleu.

Participo en eventos del sector como ponente, presentadora, chef y jurado.

Comparte esto:
Previous

AZÚCAR EN EL DEPORTE ¿SÍ O NO?

MOSTRA CUINES DE CALVIÀ EN LA ISLA DE MALLORCA

Next

30 comentarios en «CATA DE VINO CELESTE – PAGO DEL CIELO»

  1. Tengo que reconocer que tomo a menudo ese vino, todavía recuerdo la primera vez que lo compramos con la ilusión de que llevaba tu nombre, pero es que además está buenísimo…
    Sigamos disfrutando de muchas copas de CELESTE!!

    Responder
  2. Tener la suerte de que un vino se llame como tú y que encima esté bueno, es de lo mejor. Lo probé hace unos meses, Mi hermana que vive en Pucela nos trajo un par de botellas. Tienes razón, le va todo e incluso con postre donde el chocolate cobra protagonismo.

    Responder

Deja un comentario