RECETA DE CREMA DE ESPÁRRAGOS BLANCOS CON HUEVO ESCALFADO

| |

Los espárragos son uno de los ingredientes más versátiles en la cocina, pudiendo prepararse en cremas, quiche, tortillas, etc. Lo más habitual es consumirlos cocidos o a la plancha, y sirven como plato único o como guarnición de carnes y también, de pescados. Es un producto que se conserva muy bien en tarro de cristal o enlatado.

Los espárragos se cultivan actualmente en todo el mundo, siendo China el mayor productor mundial. Sin embargo, en España se cuenta con un maravilloso espárrago con Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.). Son fácilmente identificables por la contraetiqueta numerada, que está expedida por el Consejo Regulador, lo que garantiza el origen y la calidad del producto.

LOS ESPÁRRAGOS BLANCOS

En el mercado se suelen encontrar dos tipos de espárragos, los verdes y los blancos. Como curiosidad, la pigmentación viene determinada por el método de cultivo, los blancos se entierran, mientras que los verdes salen de la tierra, recibiendo la luz. De este modo sintetizan la clorofila, que es la causante de ese color tan intenso.

Los de abril para mí, los de mayo para mi amo y los de junio para ninguno.

Aunque es habitual encontrar este producto en los mercados durante la temporada, en la actualidad es posible comprarlos directamente a los productores gracias a la compra online. Es un producto de lo más agradecido y es súper fácil de trabajar, tan solo hay que saber cocer los espárragos de la manera adecuada.

LA RECETA DE CREMA DE ESPÁRRAGOS BLANCOS

Para esta receta de crema de espárragos se ha utilizado un producto de excepción, traído directamente de Navarra. En Vegetales Alto Ebro cuidan hasta el más mínimo detalle, y envían el pedido directamente al domicilio. Además de espárragos cuentan también con alcachofas de Tudela, alubias de Tolosa y miel de brezo, entre otros productos.

INGREDIENTES

ELABORACIÓN DE LA CREMA DE ESPÁRRAGOS BLANCOS

  1. Para elaborar esta crema, primero pelar los espárragos y luego cortar las puntas.
  2. Cortar el puerro y la patata. En una cazuela poner el AOVE y rehogar.
  3. Incorporar el agua hasta cubrir las verduras, y echar la sal.
  4. Añadir el tronco de los espárragos y cocer durante al menos 20 minutos, dependiendo del grosor del espárrago.
  5. Triturar el contenido con una batidora de mano o robot de cocina tipo Thermomix.
  6. En una cazuela aparte cocer las puntas hasta que estén tiernas.
  7. Luego, saltear en una sartén hasta que adquieran un tono dorado. Reservar.
  8. Sofreír el jamón y reservar.
  9. Para hacer el huevo poché poner una cazuela honda con agua y un chorro de vinagre.
  10. Cuando empiece a hervir hacer un remolino con una cuchara y echar el huevo despacio.
  11. Cocer durante 2-3 minutos y sacar con una espumadera.
  12. Emplatar y ¡disfrutar!

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Para hacer la crema se puede utilizar mantequilla en vez de aceite, derritiéndola en la cazuela antes de rehogar las verduras.
  • Si se ha echado demasiada agua, no se tira. Simplemente con una espumadera sacar las verduras y echarlas en el robot de cocina o en un vaso de batidora. Triturar bien, y comprobar si necesita más caldo de cocción. Si no se hace esto se corre el riesgo de que la crema quede demasiado líquida.
  • Ese caldo que sobra se puede usar para cocer más verduras o hacer una sopa.
  • Es posible poner el jamón en crudo, sin embargo al saltearlo queda con un puntito “crunchy” delicioso.
  • Se puede sustituir el jamón por otro embutido de calidad: bacon, chorizo, lacón o pavo.

Esta receta de crema de espárragos es una receta deliciosa, y una manera estupenda de aprovechar los productos de temporada. Hay muchas recetas de espárragos blancos que se pueden preparar y disfrutar de este manjar.

Comparte esto:
Previous

RECETA DE ALBÓNDIGAS CON TOMATE CASERO

RECETA DE CABALLAS EN ESCABECHE CASERO

Next

27 comentarios en “RECETA DE CREMA DE ESPÁRRAGOS BLANCOS CON HUEVO ESCALFADO”

    • Si, está terminando ya, he aprovechado el final de la cosecha. El año que viene más, así luego los cogemos con más ganas 🙂
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Y los clásicos nunca fallan 🙂
      Es genial tener un buen repertorio para así poder variar en casa.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Coincido contigo, amo el espárrago, es delicioso y además súper sano.
      Ya me contarás si te animas a hacerla.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  1. Jopeeee qué buena pinta tiene con el huevo escalfado!!! Nunca he hecho crema de espárragos, siempre la he comprado hecha porque pensaba que era más complicado de lo que parece…Me la apunto!!

    Responder
    • Al contrario, es súper sencilla! Es más engorroso el tener que pelar los espárragos que el hacer la crema.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  2. Pocas cremas de esparragos he comido, pero con esa presentación entra por lo ojos. creo que no tardaremos en prepararla en casa.

    Responder
    • Yo no la había comido nunca y ha pasado a ser una de mis cremas favoritas, sin duda alguna.
      Animáos a probadla, que sale buenísima.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
    • Totalmente de acuerdo contigo, hervidos con una mayonesa casera están deliciosos! Por suerte había pedido muchos así que el resto los estamos disfrutando así.
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder
  3. Mira que me gustan las cremas y los espárragos, pero tengo que confesar que nunca he comido crema de espárragos, algo que voy a hacer tras leer tu receta porque tiene una pinta deliciosa. Muchas gracias, un abrazo. Celeste

    Responder
  4. Muchas gracias por la receta Irene. Tengo como asignatura pendiente comprar y preparar espárragos blancos. Siempre he comprado los Verdes! Me encantan las cremas de verdura así que ésta me la apunto. Bss

    Responder
    • Me pasaba como a tí, Paula, siempre había comprado los verdes y no me atrevía con los blancos, pero los he descubierto en este confinamiento y desde luego que es un producto que me ha enamorado, sin duda alguna.
      ¡Anímate a probarlos que aún es temporada!
      Un abrazo,
      Iris Fogones

      Responder

Deja un comentario