RESTAURANTE LA FONDA LIRONDA EN MADRID

| | , ,

El restaurante La Fonda Lironda es una de las más recientes aperturas del Grupo Carbón Negro en Madrid, en el barrio de Chamberí. El grupo cuenta con locales tan conocidos como el propio Carbón Negro, [A]Brasa, o Umo con una filosofía común: el amor a la cocina, el uso del mejor producto y el cuidado al detalle en cada elaboración.

EL RESTAURANTE LA FONDA LIRONDA

Son protagonistas en La Fonda Lironda las brasas y el horno de carbón, técnica que recuerda a las antiguas cocinas de leña. La carta está hecha a fuego lento por el chef ejecutivo del grupo, Hugo Muñoz. Cocina honesta y de fondo, con recetas de toda la vida y elaboraciones sencillas que buscan destacar el buen producto y el sabor.

Para acompañar los platos, La Fonda Lironda cuenta con una cuidada selección de vinos, con numerosas referencias, tanto nacionales como internacionales, y muchas opciones de vino por copas. La carta de coctelería, muy trabajada por Carlos Moreno, se inspira en los clásicos, pero usando nuevas técnicas.

LOCAL Y AMBIENTE

En la Fonda Lironda, que se encuentra en la calle de Génova 27, muy cerca de la Plaza de Colón, confluyen la buena cocina, un local precioso y un ambiente muy animado. El interiorismo y la decoración es fruto del trabajo de Cousi, y está inspirada en los antiguos hoteles, pero añadiendo el toque de calidez de las modestas fondas.

Un espacio teatral y con personalidad, que se inunda de la luz que entra por los enormes ventanales, decorado con elementos antiguos recuperados de hoteles, como la gran estantería botellero, con amplios ventanales. La gran barra central atrae las miradas, y la cabina del DJ, a diario ocupada por un maniquí, los fines de semana cobra vida con la música en directo.

ESTILO DE COCINA DE LA FONDA LIRONDA

En los platos de La Fonda Lironda no se pierde de vista la tradición, pero actualizándose y aportando toques contemporáneos. Es interesante que de algunas opciones se pueda pedir media ración, ya que permite probar más cosas. Y hablando de tradición, nada mejor que comenzar la comida con un rico vermut.

Las croquetas de jamón, buenísimas, son toda una declaración de intenciones. El interior es muy cremoso, el jamón se ve y se saborea, y el rebozado es fino y crujiente. Le sigue la ensaladilla rusa, con un sabor delicioso y una textura fina y cremosa. Se ofrece la posibilidad de añadirle un tartar de atún perfectamente aliñado, en homenaje a Juanjo López de La Tasquita.

Algo tan humilde como un puerro se pone en valor asándolo a la parrilla y acompañándolo con salsa cremosa de queso viejo. Para rematar, se finaliza en mesa con láminas de trufa. La fideuá a la sartén con gamba blanca, calamar de potera y verduras crujientes es sencillamente espectacular, muy sabrosa. El chef cuece los fideos con caldo dashi y sirve la fideuá en la clásica sartén japonesa para cocinar tamago, dejando bien patentes las influencias de la cocina nipona.

Los huevos fritos con carabinero y boletus a la brasa se finalizan en mesa delante del comensal, gracias a la maestría del equipo de sala, limpiando el carabinero y mezclándolo con el resto de los ingredientes. Un plato lleno de sabor.

La aparente sencillez del solomillo de vaca salteado a la sartén, se torna en complejidad de sabores. Una carne muy tierna, con el punto de cocción perfecto, acompañada de una salsa que parece una bilbaína jerezana. Como guarnición, se puede optar por unos pimientos asados al carbón, que están de locura, o unas patatas fritas, que recuerdan a las que se freían en casa.

Entre los postres, merece una mención especial el flan, el cual se elabora con cocción mixta de vapor y convección. De textura muy cremosa y untuosa, tanto que casi parece unas natillas, y con un marcado sabor a caramelo.

La Fonda Lironda tiene horario ininterrumpido, por lo que se puede disfrutar buenos platos y del atractivo local desde la mañana a la noche, y es que hay una carta para cada ocasión. Además, el ambiente distendido y los atractivos cócteles animarán al comensal a prolongar la sobremesa y seguir disfrutando.

Datos de interés del restaurante La Fonda Lironda:

  • Precio medio: 45 €
  • Dirección: C/Génova 27, Madrid.
  • Teléfono: 911 08 88 81
  • Tipo de cocina: Cocina tradicional.
  • Lo mejor: Los platos de siempre con toques actuales, donde el producto y el sabor es lo más importante.
  • Área de mejora: Música algo más baja durante la comida.
  • Redes sociales: Instagram
  • Nota: 9/10
Comparte esto:
Previous

RECETA CASERA DE CREMA DE CALABACÍN

RECETA CASERA DE PALITOS DE MERLUZA CON “COLIRROZ”

Next

2 comentarios en “RESTAURANTE LA FONDA LIRONDA EN MADRID”

    • Así es Ángel, siguen la misma filosofía que en el resto del grupo: buena cocina, buen producto y cuidar las elaboraciones.
      Merece mucho la pena visitar La Fobda Lironda, no te decepcionará.
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario